Líderes en Información para el Sector del Tratamiento del Agua

Detección de Legionella en aguas residuales

27/06/2014

Detección de Legionella en aguas residuales


Autor: MicroPlanet®

Blog: www.bioindicacion.com

La Legionella ha sido una de las bacterias que más problemas sanitarios ha causado en estos últimos años en nuestro país. A causa de esto se ha generado una necesidad de control y prevención, teniendo como consecuencia una regulación por parte de la legislación. En este último aspecto, existe una legislación de control de Legionella en aguas depuradas con objeto de reutilización, pero todavía no en aguas residuales.

Las bacterias que pertenecen al género Legionella son bacterias patógenas que pueden transmitirse a través de medios acuosos. Actualmente sabemos que el género Legionella incluye aproximadamente 40 especies, y que muchas de ellas han sido implicadas en la enfermedad conocida como legionelosis. Legionella pneumophila es la responsable de aproximadamente el 90% del total de las infecciones, como también es la principal causante de la infección pulmonar que en algunas ocasiones ha ocasionado hasta muerte.


¿Dónde se encuentra?

Legionella se puede encontrar fácilmente en sistemas acuosos naturales y artificiales, con una amplia gama de condiciones de crecimiento, incluyendo temperaturas de 0 a 63 °C, valores de pH de 5,0 a 8,5, y concentraciones de oxígeno disuelto de 0,2 a 15 ppm en el agua. Con frecuencia, se detectan en plantas de agua caliente, piscinas, bañeras de hidromasaje, torres de enfriamiento, sistemas de aire acondicionado, humidificadores y evaporadores. También pueden hallarse como parásitos intracelulares de protozoos (por ejemplo, amebas, ciliados) o protegidos en biofilms, para sobrevivir a las condiciones desfavorables, como por ejemplo, temperaturas extremas y tratamientos de desinfección. Por lo tanto, son capaces de coexistir tanto en nuestro suministro de agua fría, como en el de agua caliente.


¿Cómo se puede controlar?

Según la legislación vigente, el RD 865/2003 regula los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis. A la práctica, esto se consigue mediante un mantenimiento rutinario del sistema de tuberías, un seguimiento del estado microbiano y unas acciones de desinfección apropiadas (tratamientos térmicos, cloración, radiación UV, etc.) El análisis de Legionella es la única vía para la evaluación de riesgos, permitiéndonos determinar si las medidas preventivas y correctivas son suficientes.

Es de obligado cumplimiento también, según el RD 1620/2007, el control de Legionella en la reutilización de aguas depuradas.


¿Cómo se detecta?

La detección estándar actual de Legionella (ISO-11731) se basa en un procedimiento con un largo período de cultivo, que dura entre 7 a 14 días. En muchos casos, este largo tiempo en la detección, nos deja una margen de maniobra insuficiente para reaccionar ante una muestra positiva, y evitar así contaminaciones peligrosas. Por esta razón, en los últimos años ha tenido lugar un aumento en el desarrollo de métodos, con el fin de acortar los largos y poco operativos tiempos del actual método de detección de Legionella.

En algunos casos, estos métodos modernos a menudo se ven obstaculizados por diferentes hechos:

En primer lugar pueden ser demasiado específicos mediante la detección de sólo Legionella pneumophila. También puede ser que la robustez de las pruebas sea escasa (que sea poco exacto, poco específico e interfiera el tipo de matriz de la muestra) y que frecuentemente son métodos que requieren una formación especial de los técnicos de laboratorios.

Por estas razones, Vermicon desarrolló un nuevo método que identifica Legionella en muestras de agua mediante el uso de sondas específicas marcadas con un fluoróforo. Este test, denominado ScanVIT™, se basa en la propia Tecnología VIT.


¿Qué ventajas obtenemos respecto a otros métodos?

Las ventajas de la técnica son: la velocidad, la especificidad y sobretodo la sencilla manipulación de la prueba, permitiendo el desarrollo del mismo a cualquier técnico de laboratorio. Todo ello, junto con la detección de todas las bacterias viables del género Legionella que se encuentren presentes en la muestra, así como específicamente toda la Legionella pneumophila, de manera simultánea, sin peligro de interferencias derivadas de la matriz. Además, el resultado del análisis ScanVIT™ se basa en  recuentos reales, permitiéndonos obtener un resultado cuantitativo expresado en ufc.


¿Cómo funciona ScanVIT® Legionella?

En esta prueba, las micro-colonias de Legionella se cultivan en un filtro de membrana después de la filtración de la muestra. Posteriormente, estos filtros se tratan con sondas de genéticas, que después de una corta incubación, son lavados y observados en un microscopio de fluorescencia. El procedimiento de ensayo de ScanVIT™ dura en total unas 75h (3 días), de las cuales 72 son de pre-incubación, en contraposición con el método ISO de 10-14 días.


¿Por qué ScanVIT™ Legionella? por su facilidad de uso, su rapidez y su alta especificidad y robustez

Más información sobre el Kit en www.vermicon.com

Micro-colonias de Legionella observadas con microscopio de fluorescencia tras la aplicación de ScanVIT® 

 

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Publicidad

Política de cookies