Ayudando a INNOVAR a una rara avis - Armando Serra Carles

Ayudando a INNOVAR a una rara avis

05/03/2017

Ayudando a INNOVAR a una rara avis


Armando Serra Carles

Armando Serra Carles

  • Responsable de Comunicación y Marketing de Evalue Consultores


 
Que la inversión en I+D+i en nuestro país no atraviesa su mejor momento es algo comúnmente aceptado. Lo cierto es que España no sólo no lidera, sino que parece que no acaba de remontar su posición con respecto a sus coetáneos europeos, así como respecto a sus otros compañeros internacionales, pero aun así, cuenta con varias empresas innovadoras que son referentes en todo el mundo. Qué paradoja. Qué raro.
 
España es una rara avis, como el sector de cabecera de este portal: la gestión de aguas residuales. Y es que la gestión de aguas residuales, que aparece en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas en la sección E (“SUMINISTRO DE AGUA, ACTIVIDADES DE SANEAMIENTO, GESTIÓN DE RESIDUOS Y DESCONTAMINACIÓN” - apartado 37,”RECOGIDA Y TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES”), es rara avis no por su actividad, sino por su inclusión como beneficiaria en programas de financiación pública, y por ende, en ser potencialmente receptora de impulsos directos para su competitividad e innovación. Términos que son sinónimos y que no olvidemos, son el eje vertebrador y dinamizador, tanto de nuestro país, como de todas las pymes y grandes empresas del CNAE E.
 
Un sector, el de la gestión de aguas residuales, en el que es igual de importante su función actual, como el fomento de la innovación en el mismo. Que nadie se olvide: todo lo que sea una gestión inteligente de cualquier tipo de aguas residuales, no sólo impacta en el ser humano, sino en su medio natural. ¿Más argumentos? Realicen un ejercicio de aritmética simple entre el aumento de población y el consumo de recursos. A este paso, las cuentas no salen, por tanto, es conveniente reforzar las alternativas que ya existen para tratar de revertir la situación, o por lo menos, contar con elementos que nos ofrezcan en el futuro las soluciones necesarias.
 
Una importancia, la de la innovación en el sector CNAE E, que pese a que conocida, sólo cuenta con el apoyo financiero del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial en proyectos de I+D –que por cierto, recientemente ha mejorado–, y que parece no entender a este sector como una rara avis, abriéndole las puertas a sus programas y posibilidades de financiación. Sin entrar a valorar este hecho, aparece ahora una pregunta presente y recurrente en pymes y grandes empresas del sector: ¿Puedo obtener algún otro tipo de financiación pública para proyectos de innovación?
 
En materia de financiación pública, como vemos, por el momento, el acceso es limitado, pero en lo que respecta a incentivos fiscales, existe un mecanismo de acceso es libre, que no está sujeto a concurrencia competitiva y que no tributa: las deducciones fiscales por I+D+i. 
 


Traduciendo el concepto de I+d+i

 
Lo mejor es que vayamos por partes. Para empezar, ¿qué se entiende por I+D+i?
 
El término I+D+i –innovación grosso modo–, pese a que en ocasiones pueda parecer exclusivamente reservado al management americano o la NASA, está presente en muchas empresas productivas de nuestro país, incluidas aquellas del CNAE- E. No hay más que acudir al artículo 35 del TRLIS, concretamente en los apartados 1 (a-b) y 2, para encontrar los términos que nuestro país recoge como I+D+i:
 
  • Investigación: Indagación original y planificada que persiga descubrir nuevos conocimientos y una superior comprensión en el ámbito científico y tecnológico. (Art. 35 .1.a) TRLIS)
 
  • Desarrollo: Aplicación de los resultados de la investigación (…) para la fabricación de nuevos materiales o productos o para el diseño de nuevos procesos o sistemas de producción, así como para la mejora tecnológica sustancial de materiales, productos, procesos y sistemas preexistentes. (Art. 35 .1.a) TRLIS)
 
  • Innovación Tecnológica: Actividad cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o procesos de producción o mejoras sustanciales de los ya existentes. Se considerarán nuevos aquellos productos o procesos cuyas características o aplicaciones, desde el punto de vista tecnológico, difieran sustancialmente de las existentes con anterioridad. (Art. 35 .2.a) TRLIS)
 
En este sentido, si desglosamos todo proyecto de mejora significativa de productos o procesos, es decir, de innovación o I+D+i, aparecerán, como mínimo, una serie de gastos inamovibles, como el personal técnico exclusivo para el desarrollo del proyecto, los materiales necesarios para las pruebas, las colaboraciones externas con otras empresas o universidades y activos para llevar a cabo el proceso.
Una inversión monetaria importante y en la que es imposible tener el 100% del éxito del proyecto asegurado. Imagino que ahora es cuando habremos acabado de romper el cliché de la NASA y todas aquellas pymes y grandes empresas, que ven esto en su día a día habrán acabado de conectar con el planteamiento de que la innovación y los esfuerzos que esta conlleva está en su día a día. Qué se le va a hacer: al fin y al cabo, es la única forma de seguir compitiendo en el mercado.


 

La deducción fiscal por I+D+i

 
Con las partidas de gasto identificadas, y teniendo sobre el papel esa cita a la Ley del Impuesto sobre Sociedades, propongo ahora dar un salto hacia a su artículo 39, en el que aparece el apoyo de financiación indirecto que el estado facilita para todo proyecto que case con las características de I+D+i, o lo que es lo mismo: el premio al riesgo y el esfuerzo innovador incurrido en la empresa.
Hablar de incentivos fiscales para pymes, al igual que para grandes, en su idioma significa hablar de ahorro de impuestos. Las deducciones fiscales por I+D+i permiten minorar considerablemente la cuota a abonar en el Impuesto sobre Sociedades cada 25/07 o cierre fiscal correspondiente, a través de una desgravación de hasta el 60% de los gastos incluidos en un único proyecto, comprendido en los siguientes conceptos:
 
  • Tipo general para los gastos de ejercicio: 25%
  • Exceso sobre la media de gasto de los dos últimos años: 42%
  • Deducción adicional por personal investigador en exclusiva I+D: 17%
  • Deducción adicional por inmovilizado en exclusiva I+D: 8%
  • Innovación Tecnológica: 12%

Ahora bien, en lo que respecta a la aplicación de la cantidad generada, del mismo modo que el Estado la permite sin responder a ningún tipo de concurrencia competitiva, también requiere que haya tras ella una justificación detallada de todo el respaldo económico y técnico que justifique su aplicación. En este punto, por ley sería válido contar en la empresa con las correspondientes memorias justificativas (carpeta soporte) para responder posibles requerimientos de Hacienda, pero el proceso podría continuar con un proceso de certificación, pasando por entidades acreditadas por ENAC y ROAC, hasta llegar a obtener un Informe Motivado Vinculante emitido por el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad.
 


Compatibilidad con CDTI

 
Que encontrar financiación pública para el CNAE E sea un fenómeno rara avis  no quiere decir que sea imposible.  Al comienzo de este escrito mencionábamos al CDTI y su apoyo a proyectos de investigación y Desarrollo como principal vía de obtención de financiación pública. Y ocurre que al tratarse de un organismo independiente, todo proyecto beneficiario de financiación de CDTI, es compatible con una deducción fiscal de I+D+i. Vuelvo al idioma pyme y gran empresa: es posible obtener un doble retorno a un proyecto concreto, tanto por financiación, como por impuestos. Un sector tan concreto como el comprendido en el CNAE E dispone así de la solución en materia de financiación de su innovación.
 
Esperando haber ayudado a este sector tan particular, sólo puedo concluir este escrito reflejando cierta simpatía a este sector, dado que salvando las distancias, como consultora de financiación pública de I+D+i, también se nos identifica en ocasiones como rara avis debido a nuestra ambivalencia técnica y económica. ¿Y saben? Nos encanta serlo. Al fin y al cabo, como decía Coco Chanel: “Para ser irremplazable, uno debe ser siempre diferente”.
 
 
Armando Serra Carles
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Política de cookies