Tribuna de Opinión

Nos importa tu punto de vista

Tribuna de opinión
Tratamientos recomendados para cumplir con el nuevo "REGLAMENTO Europeo de Agua Regenerada para Riego"

21/04/2021

Tratamientos recomendados para cumplir con el nuevo "REGLAMENTO Europeo de Agua Regenerada para Riego"


Pablo Ruiz Molina

Pablo Ruiz Molina

  • Apasionado de las tecnologías del agua
  • Consultor de proyectos de agua en AZUD
  • Miembro de YWP (Young Water Professionals)
  • Ingeniero Industrial, por la Universidad Politécnica de Cartagena (2013)
  • Postgrado "Plantas de tratamiento de agua", por la Escuela del Agua y Suez Environnement (2016)
  • Postgrado "Experto en desalación y reutilización de aguas", por la Universidad de Alicante (2017)

Más artículos del autor

 
"En mayo de 2020 se aprobó un nuevo Reglamento europeo que regula la calidad necesaria de agua para riego a partir de aguas regeneradas"
 
Para el caso de España, los nuevos límites físico-químicos se han endurecido en esta nueva normativa, en relación con el RD 1620/2007, que se viene aplicando en nuestro país. En este artículo queremos hablar sobre líneas de tratamiento que nos permitirían cumplir esos nuevos estándares de calidad, ya que para 2023 será normativa de obligado cumplimiento. Es hora de dar un paso adelante y anticiparnos.
 


Calidades de agua según el nuevo Reglamento

 
Dependiendo del tipo de cultivo y del método de riego empleado, el nuevo reglamento considera cuatro calidades de agua regenerada:
 
  • Calidad A: Respecto a los parámetros físico-químicos requeridos en el agua de riego, esta es la calidad más restrictiva, y por tanto la que necesitará una línea de tratamiento de agua más exigente. Hace referencia a cultivos que se consumen crudos en los que la parte comestible está en contacto con el agua regenerada. Ejemplo: lechugas, zanahorias, jengibre, etc.
 
  • Calidad B y C: Esta calidad, menos exigente que la A, se refiere a cultivos que se consumen en crudo y la parte comestible se produce por encima del nivel del suelo. La diferencia entre calidad B y C la marca el tipo de riego; por goteo (sin contacto agua-órgano comestible), o por aspersión (posibilidad de contacto agua-órgano comestible). Ejemplo: manzanas, peras, aguacates, etc.
 
  • Calidad D: Alude a cultivos destinados a la industria y a la producción de energía y de semillas. Ejemplo: chopo, eucalipto, etc.
 

Tratamientos más adecuados

 
CALIDAD A
 
Para conseguir una calidad A, el agua depurada debe someterse a una etapa de filtración y otra posterior de desinfección que garantice la reducción de E. coli, sólidos en suspensión, turbidez y demanda biológica de oxígeno (DBO5) fijada por el nuevo Reglamento.
 
Una buena línea de tratamiento para cumplir con esta calidad debe empezar con una prefiltración para proteger la siguiente etapa, que es la de afino, y por último, una desinfección que nos asegure la eliminación de bacterias, virus y protozoos.
 
Como ejemplo de prefiltración tenemos los filtros de discos, tecnología especialmente recomendada para aguas con alta carga de sólidos en suspensión de naturaleza orgánica, como es el caso de las aguas procedentes de una EDAR, que puede eliminar partículas superiores a las 5 micras.
 
Como etapa de afino o segunda etapa de filtración podríamos seleccionar la tecnología de microfiltración, que retiene los sólidos en suspensión en el agua de diámetro superior a 1 micra. Esta tecnología se ha testeado en varias instalaciones, pero no en todos los ensayos realizados se ha obtenido la reducción exigida de turbidez en la planta de regeneración.
 
Además, los cartuchos de microfiltración deben reemplazarse cada cierto tiempo, convirtiéndolos en un consumible. Otra opción de filtración en profundidad es la ultrafiltración, que es uno de los tratamientos que mejores resultados ha obtenido en las diversas pruebas piloto realizadas.
 
La última etapa sería un proceso de desinfección que garantice un agua libre de patógenos, y para ello contamos con diversas alternativas:
 
  • Adición de hipoclorito de sodio, aunque éste es uno de los tratamientos de desinfección más utilizados, y ha dado buenos resultados en la eliminación de E. coli, no resulta del todo eficaz en la eliminación de virus y protozoos de acuerdo con los objetivos de rendimiento recomendados en el anexo I del Reglamento.
 
  • La desinfección con lámparas ultravioleta ha obtenido muy buenos resultados en la eliminación de los patógenos definidos en la normativa, aunque su eficiencia se encuentra estrechamente ligada a la transmitancia del agua, condicionada ésta por la concentración y tamaño de los sólidos en suspensión.
 
 
  • Otro desinfectante que aumenta enormemente la transmitancia del agua es el ozono, pero en este reglamento europeo se recomienda su uso como tratamiento complementario a la desinfección UV, es decir, una oxidación avanzada compuesta por ozono + ultravioleta.
 
Calidad B, C y D
 
Según este nuevo Reglamento, para las calidades B, C y D, el tratamiento indicado consiste únicamente en una desinfección tras el tratamiento secundario de la depuradora.
 
Sin embargo, como hemos comentado en el apartado anterior, la eficiencia de la desinfección será mayor si se reduce su contenido de sólidos en suspensión y turbidez en una etapa previa.
 
Se recomienda una filtración con un grado de filtrado dentro del intervalo 10 - 50 micras, que garantice: en el caso de las lámparas UV, una significativa reducción de sólidos en suspensión para evitar el efecto sombra, en el caso del hipoclorito sódico, una reducción el consumo de químico y la no generación de subproductos no deseados, y por último, en el ozono, reducir la concentración requerida y el consumo eléctrico asociado a la producción de ozono.
 
 

AZUD y la reutilización de aguas residuales en agricultura

 
Si estás interesado en conocer más sobre la normativa europea, infórmate en este artículo sobre "Las cinco claves de la normativa europea".
 
En AZUD trabajamos en nuevos desarrollos que permiten mejorar la eficiencia en el uso y la gestión del agua, además de fomentar la utilización de recursos hídricos alternativos de forma segura.
 
Esperamos que después de leer este artículo tengas una idea más clara de las tecnologías disponibles para regeneración según la nueva normativa europea (que puedes descargarla aquí). Si estás interesado en este tema, suscríbete al newsletter de AZUD para no perderte nuestras próximas publicaciones.
 
Si te ha gustado este artículo, síguenos en LinkedIn y YouTube para recibir consejos e información sobre riego, filtración y tratamiento de agua de la mano de nuestros expertos, clientes y colaboradores.
 
¿Quieres realizar un proyecto? Contacta con nuestros expertos aquí...
 
 
Pablo Ruiz Molina
 

 

 

 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies