Artículos técnicos

Para seguir aprendiendo en el día a día

Artículos técnicos
Anegamientos de zonas urbanas. Consideraciones

20/01/2022

Anegamientos de zonas urbanas. Consideraciones



AUTOR
 
Javier M. Elizondo Osés - Ingeniero Técnico Industrial - Asesor en el ámbito del agua.
 


RESUMEN

He puesto ese título, ya que no quiero se confunda, literalmente, con comentarios exclusivos respecto al proceso de inundaciones por lluvias y desbordamientos de cauces que se acaban de dar en distintas zonas de España. Y que se seguirán dando. Si bien, tengo que referirme a ellas, sus datos, para entrar en el contexto de mi opinión respecto a las zonas urbanizadas. Lo sucedido, como es de conocimiento general, es fruto de lluvias extremadamente intensas por la llamada, comúnmente, “gota fría” (DANA, en argot técnico).
 
Datos de lluvias, que se dan al público en l/m2 (litros por metro cuadrado) y que debieran ir siempre acompañadas por la componente de tiempo de ocurrencia (horas, normalmente). Hablar de valores de aproximadamente 65l/m2 (por poner el ejemplo de lo sucedido el pasado 01 de septiembre de 2021 en la ciudad de Tudela, aquí en Navarra, para no ir a las situaciones extremas en otros puntos), no objetiva su alcance real si no se le indica el tiempo. Que se haya generado esa cantidad en 1, 3 , 24 o 48 horas, por ejemplo, sí que nos traslada a sus efectos.
 
Creo que al público en general, hay que decirle que esos 65l/m2 (volumen partido por unidad de superficie= altura) corresponden a una “altura de agua de 65mm, que se hubiera almacenado en un recipiente en forma de cuadrilátero regular, de superficie 1m2, en el episodio de lluvia padecida”; 6,5cm de altura que, pareciendo pequeña, debe trasladarse a toda la superficie de la cuenca vertiente correspondiente, para obtener el extremado valor del volumen generado/aportado que, dividido por el tiempo de ocurrencia (en este caso, de una hora) nos reportará el extremado caudal que ha tenido que vehicularse, en ese tiempo, a través de cauces y zonas urbanizadas.
 
Uno puede hacerse un cálculo “casero”, considerando superficies, y ver lo que le sale, para comprender lo que se ha visto, profusamente en las imágenes de televisión, dadas las lluvias en los puntos más seriamente afectados, de hasta más de 230l/m2 “con episodios de casi 80l/m2 en media hora” (60mm/h es considerada lluvia torrencial). Frente a las cuales -máxime teniendo en cuenta las urbanizaciones en zonas de “pertenencia” a cauces, que luego comentaré-, y otros fenómenos asociados a los arrastres – principalmente por falta de limpiezas forestales y, sobre todo, tras incendios- y teniendo en cuenta las cotas de descarga, con su velocidad implícita -fuerza derivada-, lo mejor es ponerse a salvo; si uno puede.

 

 

 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies