Modelización integral de una biojardinera para el tratamiento de aguas grises

Modelización integral de una biojardinera para el tratamiento de aguas grises

19/12/2018

Modelización integral de una biojardinera para el tratamiento de aguas grises



AUTORES
 
L. Garcia1,2, M. Manso1,2, R. Aguado1,2, F. Mijangos1.
 
1. Dpto. Ingeniería Química, Facultad de Ciencia y Tecnología, Universidad del País Vasco UPV/EHU, Barrio Sarriena s/n, 48940-Leioa. Bizkaia.

2. Ingeniería Sin Fronteras País Vasco/ Mugarik Gabeko Ingeniaritza Euskadi.
 
Artículo publicado en el XIII Congreso de META 2018 en León
 
 
RESUMEN
 
En los países en desarrollo el agua es uno de los factores más determinantes para el crecimiento económico, social y ambiental. En El Salvador en particular el agua es un bien escaso, y no solo por los problemas de abastecimiento sino especialmente por las carencias en el tratamiento de las aguas rurales, urbanas e industriales.
 
La solución pasa por el control y adecuación de los vertidos, que en las áreas rurales, donde en el año 2013 vivía el 34% de la población, implica identificar e implementar tecnologías cuya instalación requiera inversiones muy modestas y cuyo mantenimiento no precise cualificación técnica ni recursos económicos o temporales.
 
En este sentido diversas organizaciones civiles locales (AQUA, ADES) han identificado la biojardinera como una solución eficaz, factible, versátil y escalable para el tratamiento de aguas grises procedentes de aseos y piletas de lavado domésticas y comunitarias.
 
Este sistema de depuración funciona básicamente como un bioflitro, pero combina el uso de plantas y microorganismos diversos para el tratamiento unificado de las aguas y los lodos. De hecho, la biojardinera reproduce de forma localizada los procesos que en la naturaleza realizan la vegetación superior, los suelos y los microorganismos asociados para la mejora de la calidad del agua.
 
La carga orgánica del agua es biodegradada mediante microorganismos, y los nutrientes de los lodos (N, P y materia orgánica) son absorbidos por las plantas, de manera que la biojardinera genera un ecosistema autosostenido. El agua tratada sale en condiciones óptimas para su uso con fines agrícolas o agropecuarios, o incluso puede ser vertida a ríos, lagos y acuíferos. Además, la construcción es técnicamente sencilla y económicamente poco exigente.
 
Las aguas grises de origen doméstico o industrial, y especialmente las que se generan en las cocinas, contienen cantidades considerables de aceites y grasas que no son eliminados en la biojardinera y que además pueden causar serios problemas en su funcionamiento, llegando incluso a colapsar e impedir el flujo y/o depuración del agua. 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...