30 acciones para reducir volumen o carga contaminante de las aguas residuales en bodegas

30 acciones para reducir volumen o carga contaminante de las aguas residuales en bodegas

12/06/2015

30 acciones para reducir volumen o carga contaminante de las aguas residuales en bodegas



Autor: Agua, Energía y Medioambiente Servicios Integrales S.L.U. (AEMA)

Blog: aguasindustriales.es

Antecedentes

 
Los vertidos incontrolados de las bodegas son una fuente importante de contaminación ambiental, ya que presentan una alta concentración de materia orgánica y compuestos ricos en Fósforo y Nitrógeno, que son los causantes de contaminación y del fenómeno de la eutrofización de ríos y embalses.
 
En este post vamos a enumerar 30 acciones clave para reducir volumen y carga contaminante de las aguas residuales en bodegas, acciones que se pueden implantar de inmediato en este tipo de industrias para minimizar los vertidos.
 

 

Tipos de vertidos

 
En las bodegas se generan diferentes tipos de vertidos que provienen de:
 
  • Aguas de proceso: vertido del proceso productivo, con lo que su carga contaminante va a depender de la actividad industrial.
  • Aguas fecales: generadas en los aseos y asimilables a aguas residuales domésticas.
  • Aguas blancas o limpias: al no haber sido contaminadas pueden verterse directamente al cauce público.

 

 

Acciones para reducir el volumen y carga

 
Para conseguir reducir el volumen o carga contaminante de las aguas residuales en Bodegas se proponen entre otras las siguientes acciones:
 
  1. Proporcionar formación profesional adecuada a los operarios encargados de las líneas productiva.
  2. Establecer y dar a conocer procedimientos escritos que describan, en función del producto vertido, las acciones a llevar a cabo, el orden en que se han de realizar y los materiales a utilizar.
  3. Disponer, en las zonas de almacenamiento, de un sistema de recogida de aguas residuales independiente del sistema general. Instalar contadores de consumo de aguas.
  4. Realizar las limpiezas del suelo en seco, mediante barrido u otro sistema.
  5. Realizar limpiezas mecánicas en vez de químicas siempre que sea posible.
  6. Recircular el agua de los circuitos de refrigeración previo enfriamiento en torres de refrigeración o intercambiadores de calor.
  7. Separar las aguas residuales que contengan contaminantes tóxicos y/u orgánicos de aquellas aguas no contaminadas.
  8. Utilizar agua a presión en la limpieza.
  9. Utilizar agua de menor calidad (no la osmotizada o descalcificada), para la limpieza de los equipos.
  10. Utilizar mangueras o aerosoles a presión, en el caso de requerir métodos de limpieza química.
  11. Utilizar productos de limpieza menos contaminantes y menos agresivos con el entorno.
  12. Disponer del material absorbente adecuado para la limpieza del suelo o zona afectada por derrames o fugas, una vez aislado el foco y recogido el producto derramado. Hay que instalar este material cerca de los puntos donde pueda ser necesario para que tenga un fácil acceso.
  13. Realizar inspecciones de la red hidráulica y colectores y establecer planes de mantenimiento y desinfección de las instalaciones y equipos.
  14. Establecer un sistema de recogida de lixiviados que impida el vertido incontrolado de los mismos hasta suelos desprotegidos.
  15. Evitar el arrastre de las tierras de diatomeas o perlita agotada con el agua de limpieza hasta los desagües.
  16. Evitar fugas o pérdidas en los trasiegos de mosto o vino ya que suponen un vertido de alta carga orgánica.
  17. Instalar detectores de presencia o sincronizando el sistema con la marcha de la cadena de transporte para evitar que las duchas de enjuagado estén en marcha cuando no pasen envases.
  18. Instalar sistemas de dosificación de cloro o de desinfectantes y de productos alguicidas para mantener la calidad microbiológica de las aguas.
  19. Introducir dispositivos – bandejas, cubetos, canaletas – para la recogida de derrames y goteos en las bocas de los tanques de trasiego y la línea de envasado.
  20. Realizar las limpiezas de las tolvas en seco como paso previo a su baldeo.
  21. Realizar un correcto mantenimiento, gestión y explotación de la depuradora.
  22. Recircular el agua utilizada para montar el filtro con perlita o diatomeas.
  23. Recircular o reutilizar el agua utilizada para crear el vacío.
  24. Recoger independientemente el agua del primer lavado de los tanques y cubas, que contiene una cantidad de alcohol no despreciable, de forma que pueda destinarse a valorización en la alcoholera.
  25. Recoger los goteos de lubricante de cadenas.
  26. Recoger y almacenar las tierras gastadas separadamente del resto de residuos orgánicos generados durante la vendimia.
  27. Recuperar al máximo las heces, lías y cristales de tartrato depositados en las paredes y fondos de los tanques antes de hincar su limpieza con agua.
  28. Reducir el caudal de las boquillas en las máquinas de lavado y enjuagado de botellas.
  29. Reducir la sección de las mangueras de baldeo.
  30. Reutilizar aguas de enjuagues o de refrigeración para los baldeos previos de superficie.
 
 
 
 

 

 

Lectura recomendada

 
Si desea conocer un poco más sobre éstas acciones le recomendamos leer “Buenas Prácticas Ambientales: Soluciones para la Reducción del Impacto en Bodegas” de ASEVEX, documento de libre descarga.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Política de cookies