Cómo optimizar el funcionamiento de una EDAR en el Sector Lácteo

Cómo optimizar el funcionamiento de una EDAR en el Sector Lácteo

21/08/2015

Cómo optimizar el funcionamiento de una EDAR en el Sector Lácteo



Autor: Agua, Energía y Medioambiente Servicios Integrales S.L.U. (AEMA)

Blog: aguasindustriales.es

Incluimos en este Post, procesos de fabricación de envasado de leche, derivados lácteos, como son: quesos, sueros, yogures y helados, entre otros
 
 
Dentro de este amplio abanico de procesados, es necesario distinguir entre pequeñas y grandes instalaciones, distinción obligada por la variabilidad de los caudales de vertido en función de lo que se produce y por la modalidad de tratamiento que requieren los vertidos.
 

 

Las aguas residuales de la industria láctea

 
La generación de aguas residuales es el aspecto ambiental más significativo de la actividad del sector, tanto por los elevados volúmenes generados, como por la carga contaminante asociada a las mismas.
 
La mayor parte del agua que utiliza acaba finalmente como corriente de agua residual, ya que no existe aporte de agua al producto final. Por tanto el agua residual generada en un proceso fabril será la resultante de descontar al consumo total la que se ha perdido por evaporación. En general, entre el 80-95% del agua total consumida forma parte del efluente final, salvo excepciones de fabricación de leche en polvo, etc.
 
Las principales corrientes parciales que más contribuyen en volumen y/o carga contaminante al efluente final proceden de:
 
  • Limpieza de equipos, instalaciones, CIP de limpieza de líneas
  • Rechazos de los sistemas de ultrafiltración o sistemas de osmosis en el procesado de algún derivado
  • Limpieza de camiones de transporte de materia prima
 
Las concentraciones pueden variar de una instalación a otra, y en ciertos casos, presentar valores bastante diferentes a los anteriores. Las causas de la variabilidad en la concentración de los parámetros de los efluentes  son múltiples, destacando:
 
  • El grado de optimización del consumo de agua
  • Los procedimientos de limpieza y productos químicos utilizados, CIP de limpieza
  • La tecnología utilizada en las operaciones consumidoras de agua
  • Cambio de producciones como consecuencia de la variación en los productos a fabricar
 
Esta agua suelen tener la particularidad de alto contenido graso, nitrógenos algo elevados, de ahí la necesidad de procesos de nitrificación/desnitrificación y alto contenido en fósforo. Además de los ya conocidos problemas de DBO5.
 
La instalación típica en el sector se compone de:
 
  • Pretramiento, en el que incluimos desbaste y homogeneización
  • Tratamiento Físico – Químico
  • Tratamiento biológico
  • Secado de fangos
 
La instalación puede componerse de todas las etapas mencionadas o algunas de ellas, dependiendo de las características particulares de la empresa y los límites de vertido que le apliquen.

 

 

Optimización del funcionamiento de la EDAR: Posibles problemas y causas

 
– Optimización del proceso productivo
 
Exceso de consumo de agua en el propio proceso de producción
 
Esto puede ser debido a varios factores:
 
  • Mala gestión del agua por cultura y comodidad
  • No contar con los elementos adecuados de inyección y recogida
  • Inadecuados dispositivos de limpieza o bajo índice de recirculaciones. Implicación directa sobre el coste de consumo y vertido del agua
 
Es sencillo comprobar el grado de implicación en este sentido, dado que contamos con un amplio portfolio de referencias las cuales nos permiten establecer caudales y cargas en función los procesos de fabricación.
 
 
– Optimización del pretratamiento
 
¿Sufre de malos olores, corrosión y acidificación en la etapa homogeneización de su vertido lácteo?
 
Esto puede ser debido a varios factores:
 
  • Exceso de tiempo de homogeneización
  • Elevadas temperaturas
  • Deficiencia de aireación en el homogeneizador
 
Para solucionarlo le aconsejamos:
 
  • Verificar eficiencia de sistema de aireación
  • Ajuste de pH para evitar corrosión
  • Reducir el tiempo de homogeneización
 
OBJETIVOS: Reducir la acidificación, corrosión y producción de malos olores en la etapa de homogeneización.
 
 
Gráficas Control Redox
 
 
– Optimización del tratamiento físico/químico
 
¿Es necesario un tratamiento físico/químico para el vertido lácteo de su empresa?
 
Depende directamente del proceso de fabricación. Empresas que valorizan las grasas y otros contenidos sólidos, como aquellas que fabrican quesos, producen efluentes con bajo contenido en estas sustancias, por lo que no es necesario instalarlo.
 
En otros casos, en los que el contenido en grasas y sólidos es mayor, debe valorarse cada caso en particular. Si el contenido es muy elevado, será muy conveniente la instalación de un físico/químico para no sobrecargar al biológico posterior. Si no lo es tanto, puede valorarse no instalarlo a cambio de construir un tratamiento biológico de mayor tamaño.
 
 
 

¿El tratamiento físico/químico de su EDAR en el sector lácteo presenta una falta de rendimiento y excesivo consumo de productos químicos con elevada producción de fangos?

 
Esto puede ser debido a varios factores:
 
  • pH no ajustado a las condiciones de trabajo de los reactivos
  • Falta de homogeneización
  • Utilización de productos químicos no adecuados
  • Operación mecánica del tratamiento físico/químico no adecuada
 
Para solucionarlo le aconsejamos:
 
  • Verificar la idoneidad de los productos utilizados y el punto de pH en el que se trabaja
  • Revisión de los sistemas mecánicos del DAF (tiempos de rasquetas, sistema de presurización, etc.)
 
OBJETIVOS: Aumento del rendimiento del sistema y, en definitiva, ahorro de costes, que podrían llegar a suponer el 50 % de los costes de operación de la EDAR en el sector lácteo.
 
 
– Optimización del tratamiento biológico
 
Incumplimiento en los parámetros de vertido.
 
Esto puede ser debido a varios factores:
 
  • Exceso de carga de entrada por problemas en el pretratamiento, deficiencias en diseño o aumento de la producción en fábrica (N, DQO, DBO, SST y/o grasas)
  • Tiempos de retención hidráulica del tratamiento biológico inadecuados
  • Falta de aporte de oxígeno
  • Edad del fango insuficiente
  • Otros
 
Para solucionarlo le aconsejamos:
 
  • Verificar rendimientos de las etapas previas
  • Verificar si la concentración de oxígeno en el reactor biológico es suficiente
  • Chequear concentración de sólidos en el biológico
  • Chequear recirculaciones
 
OBJETIVOS: Estabilización de las condiciones de trabajo del reactor biológico, de tal manera que nos permitan, aumentar la capacidad de tratamiento, reducir los costes energéticos pudiendo llegar hasta un 20 % aproximadamente, etc.
 
 
– Bajo rendimiento en la deshidratación de los lodos
 
Esto puede ser debido a varios factores:
 
  • Incorrecta gestión de los fangos, por ejemplo, edad del fango muy baja ocasionada por excesiva purga de fango
  • Deficiencias en las cantidades o calidades o sistema de adición del polielectrolito
  • Falta de homogeneización en los lodos a tratar
  • En el caso de centrífugas, posibles desajustes en los parámetros electromecánicos de la instalación
 
Para solucionarlo le aconsejamos:
 
  • Ajuste de la edad del fango en el tratamiento biológico
  • Programación de las purgas de la forma más uniforme posible
  • Mejora de la homogeneización del fango antes de la deshidratación
  • Cambio de polielectrolito
 
OBJETIVOS: Reducir el volumen de fangos a gestionar y, en consecuencia, los costes asociados a la instalación de secado, tanto de energía, como personal, productos, etc.
 
 
– Consumo de energía elevado
 
Incrementando considerablemente los costes de operación de una EDAR en el sector lácteo, como consecuencia de no realizar una buena gestión de la planta, incluso de la propia energía. Es la consecuencia de no haber optimizado cada una de los procesos integrantes de la EDAR anteriormente mencionados.
 
 
Para solucionarlo le aconsejamos:
 
  • Ajuste y optimización de cada una de las etapas integrantes de la EDAR
  • Implantación de programas de gestión de la energía que hagan que la planta trabaje en función de las tarifas eléctricas aplicadas. Este punto puede suponer ahorros hasta del 40 % en la factura de la luz

 

 

En resumen, ¿qué podemos hacer para optimizar una EDAR en el sector lácteo?

 
Implantar un modelo de diagnóstico técnico-económico de la instalación que permita conocer los puntos críticos de la instalación, los cuellos de botella que tenemos y si la planta está trabajando para aquello que fue diseñada y de manera óptima y estable.
 
A partir de este modelo, se ofrece un plan de evaluación que explica las acciones necesarias para conseguir que la planta llegue a los niveles operativos que ofrezcan beneficios como:
 
  • Estabilidad de procesos. Procesos más fiables y seguros. Mejorar rendimientos
  • Reducción de los consumos de reactivos o conseguir mejores rendimientos de la instalación
  • Reducción en el coste de la energía por €/m3
  • Optimización de los procesos de tratamientos de fangos y en consecuencia, reducción de costes asociados
  • Establecer controles coherentes a la instalación existente. Muchas veces se hacen controles que no aportan nada y otros que se requieren no se hacen. En consecuencia reducción de gasto innecesario y mejor control
  • Evitar usos de agua irracionales y establecer un catecismo de buenas prácticas

 

¿Por qué?

 
En el Grupo AEMA tenemos una cuantiosa lista de referencias, en todo el sector agroalimentario, que nos permite obtener información muy valiosa y que ponemos al servicio de nuestros clientes con el fin de mejorar sus procesos y costes ligados al tratamiento de aguas, contribuyendo así, a que los productos que se saquen al mercado tengan un coste menor de producción y sean más competitivos debido a la reducción de los costes.
 
No debemos olvidar que el coste de tratamiento de aguas es un coste directo de los procesos de producción y por tanto del precio del producto que saldrá al mercado.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies