Consejos para la instalación de medidores de caudal de aguas residuales

Consejos para la instalación de medidores de caudal de aguas residuales

04/02/2016

Consejos para la instalación de medidores de caudal de aguas residuales



Autor: BLOGPLASTICS

Blog: www.blogplastics.com

A continuación se muestra, paso a paso, el proceso que se debe seguir a la hora de instalar un caudalímetro de aguas residuales con dos módulos – sensor y transmisor – diferenciados.
 
Estos consejos son generales y válidos para un amplio abanico de caudalímetros. Se deben tomar como una guía general y no sustituye a la lectura detenida del manual del fabricante del modelo concreto elegido.

 

1. Medidas preliminares

 
Ubicación del caudalímetro:
 
En cuanto a la ubicación, lo ideal sería que la disposición del mismo se escogiera en el momento de diseñar la red de fecales.
 
El espacio alrededor debe ser suficiente, no solo para que quepa la propia pieza, sino para realizar las diferentes operaciones (montar el sensor, apretar los pernos, instalar el cableado…). Para ello es fundamental que haya espacio a ambos lados y se pueda acceder a él de forma cómoda. Si se trata de un modelo de gran tamaño probablemente sea necesario su manejo con un pequeño polipasto o maquinillo y habrá que comprobar que esta operación no se vea impedida por elementos situados sobre la zona de trabajo.
 
Muchos caudalímetros precisan, para su correcto funcionamiento, estar en un tramo recto de longitud mínima determinada. Aunque este valor varía de un modelo a otro y debe consultarse en el manual de instrucciones, se puede tomar como valor orientativo entre 4-8 diámetros aguas arriba y entre 2-5 aguas abajo.
 
Si el caudalímetro no es de tipo mecánico el punto de colocación debe asegurar que la sección se mantenga llena durante su uso. Esto sucede en tramos verticales con sentido ascendente o en puntos bajos.
 
El lugar no debe estar expuesto a fuertes temperaturas ni a vibraciones excesivas.
 
Si el modelo precisa una fuente de alimentación y toma de tierra, deberá comprobarse que se tiene acceso a las mismas.
 

Manipulación:
 
Manipular con cuidado. Es conveniente conservar la pieza en el empaquetado original y obligatorio mantener las protecciones hasta su instalación. En caso de precisar de grúa o polipasto, se debe colgar la pieza de los enganches situados en el propio caudalímetro. Si no dispone de los mismo se deben colocar las cinchas lo más alejadas posibles en un ángulo de 45º.

 

2. Montaje del sensor

 
El sensor acostumbra a tener grabada una flecha indicando el sentido del caudal del fluido.
 
La posición de los sensores debe respetar lo indicado en las instrucciones.
 
En cada brida de conexión se colocarán unas piezas que aseguran el correcto acoplamiento con la conducción. Éstas vendrán suministradas con la pieza y es importante comprobarse que el material de las mismas sea compatible con el fluido para que este no deteriore las mismas. En ningún caso se emplearan materiales cortantes o con cantos duros que puedan dañar el caudalímetro.
 
 
 
 
 
Sujeción de pernos de la brida:
 
Esta operación es especialmente delicada ya que, de hacerse incorrectamente, se generarían tensiones en la pieza que pueden provocar que este funcione mal, tenga fugas e incluso dañarlo.
 
Para ello lo que hay que evitar es rigidizar uno de los extremos completamente antes de acoplar el otro, por lo que deben acoplarse ambos lados progresivamente. El orden de apretado en un mismo lado también es importante ya que si se aprieta demasiado extremo del círculo se generaría una deformación que puede dar problemas.
 
Un ejemplo de apretado podría ser:
 
1. Colocación de los pernos aguas arriba
2. Colocación de los pernos aguas abajo
3. Apriete de los pernos situados en las 12, 6, 3 y 9 en punto (en ese orden) aguas arriba hasta un 25% del par necesario (el par necesario se debe consultar en el manual de instrucciones)
4. La misma operación aguas abajo
5. Apriete del resto de pernos aguas arriba hasta el 25% del par necesario
6. La misma operación aguas abajo
7. Apretar progresivamente los pernos manteniendo la alternancia entre aguas arriba y aguas abajo en pasos sucesivos hasta el 50%, 75% y 100% del par necesario
 
Una vez apretados, se debe comprobar que no hay fugas tanto en la junta como a través de los pernos. En caso de que esto suceda se debe contactar con el fabricante o suministrador.
 
Habitualmente es necesario reapretar los pernos una vez pasadas 24 horas.

 

3. Conexión con el transmisor y cableado

 
Se deben realizar los cableados entre el sensor y el transmisor y la alimentación del transmisor siguiendo el esquema de cableado indicado en el manual de instrucciones.
 
Se deben usar cables con aislamiento. Este se retirará solo lo necesario (2-3 cm) para realizar las conexiones con el fin de evitar cortocircuitos y alteraciones por ruido eléctrico.
 
Las entradas que no se usen deberán sellarse mediante tapones metálicos.
 
Cada conjunto sensor-transmisor tendrá que tener su propio tubo de cableado. Si se emplea un mismo tubo para albergar los cables de varios pares sensor-transmisor se pueden producir problemas de interferencias de datos y ruido eléctrico.
 
La instalación eléctrica debe disponer de protección contra sobrecargas de voltaje.

 

4. Configuración del dispositivo

 
Una vez completado el montaje se deberá configurar el dispositivo. Para ello se operará desde el interfaz presente en el transmisor para indicar los datos necesarios. Unos de los más habituales son los siguientes:
  1. Nombre del transmisor: Hay que elegir un nombre adecuado que permita identificarlo fácilmente
  2. Diámetro de la tubería
  3. Sistema de unidades
  4. Calibración del sensor
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Política de cookies