Instalación de tuberías para abastecimiento; secciones y normativa

Instalación de tuberías para abastecimiento; secciones y normativa

02/12/2016

Instalación de tuberías para abastecimiento; secciones y normativa



Autor: BLOGPLASTICS

Blog: www.blogplastics.com


Antecedentes

 
Cuando pensamos en una instalación de tuberías de abastecimiento, debemos tener en cuenta diferentes fases tanto en la tipología de la tubería como en la normativa que es preciso aplicar para el proyecto u obra.
 
Si se trata de agua para el consumo humano o de su uso para la industria alimentaria, además debemos confirmar que se cumpla lo establecido en el Real Decreto 140/2003 (incluido en el BOE No 45, del 21 de febrero de 2003), así como las directrices de la norma UNE 12 201 y los Canales de Control Dedicados tipo 5 (DccHS 5).
 
También es preciso consultar a los Ayuntamientos y a las empresas distribuidoras sobre los requisitos del proceso de homologación que acondiciona el uso de determinados materiales y los diseños de registros y tomas, bien sean los de agua potable como los de riego e hidrantes de incendios.
 


¿En qué consiste un sistema de abastecimiento de agua?

 
Los sistemas completos de este tipo incluyen una fuente u origen que puede ser un embalse, un río o agua subterránea. Para captar dicha fuente, son necesarias estructuras especiales para embalses y ríos. Si la fuente está situada a mucha distancia de la ciudad, será necesaria una tubería o un canal abierto para conducir el agua.
 
No obstante, si ésta procede de corrientes superficiales, se requerirá una instalación de tratamiento, algo que también se precisa para el agua que está en el subsuelo. En muchos casos será necesaria una estación elevadora para obtener la presión suficiente de modo que el agua discurra a través de la red de distribución.
 
Algunas ciudades pueden efectuar la distribución por simple gravedad, mientras otras usan bombas para la captación y, además, elevan el agua después de tratada.
 
 
 
 
Las bombas pueden descargar toda o parte del agua en depósitos elevados o al mismo nivel de la superficie, los cuales suministran el agua en situaciones de emergencia y permiten equilibrar la demanda por medio del bombeo.
 
Finalmente, es bueno señalar que existe un sistema de distribución de agua compuesto por tuberías, válvulas y bocas de riego para baldeos e hidrantes para incendios que se encuentran en las calles de las ciudades.
 


Funciones de un sistema de abastecimiento de agua

 
En todo sistema de abastecimiento y riego de agua existen dos procesos esenciales que se deben llevar a cabo: la captación y la distribución.
 
1) Captación: este proceso se realiza a través de una rejilla por la que se filtra el agua, que luego es conducida a un pozo por efecto de la gravedad. Allí vuelve a elevarse hasta la planta depuradora. Para una buena captación, debe tenerse en cuenta:
 
  • El origen del suministro, bien sea un embalse o un río.
  • Los alrededores del lugar de la captación, la altura del agua, la índole del fondo, los efectos de las corrientes, las avenidas y los aguaceros sobre la estructura y el socavado del fondo.
  • La ubicación de la fuente con respecto a los focos de contaminación.
  • La presencia de materiales flotantes, por ejemplo la vegetación o el hielo.
 
 
 
Los canales abiertos se utilizan para conducir el agua desde la captación hasta la propia instalación de elevación o de tratamiento. Este sistema tiene la ventaja de que permite el ahorro de costes en la instalación, pero a la vez supone desventajas como la pérdida de agua por filtraciones y evaporación y el riesgo de contaminación.
 
En climas fríos, las principales amenazas de un sistema de abastecimiento son el hielo, el ganado, las raíces de los árboles y los agujeros de ratones y roedores que pueden causar serios daños a las tuberías. En estos casos, se recomienda el uso de tuberías enterradas de polietileno PE negro con banda azul adecuadas al caudal de la captación.
 
2) Distribución: la distribución del agua a los consumidores se realiza por distintos métodos, los cuales dependen de las condiciones del lugar. Los más empleados son:
 
  • Por gravedad:
     
Este sistema es posible cuando la fuente de suministro está situada en algún punto elevado respecto a la ciudad o población de destino. Se mantiene una presión suficiente en las tuberías principales y el agua fluye para los servicios domésticos y la extinción de incendios. Es el método más recomendado si la conducción que une la fuente con la ciudad es de tamaño adecuado y está bien protegida contra roturas accidentales. También en este caso lo ideal es instalar una tubería enterrada de polietileno PE negro de banda azul.
 
  • Por medio de bombas:
     
Esto es posible cuando se ha almacenado cierta cantidad de agua. En general, cuando se emplea este método el exceso de agua elevada en los períodos de bajo consumo se almacena en depósitos o pozos de abastecimiento.
 
Durante los períodos de alto consumo, el agua almacenada se utiliza para aumentar los niveles de la suministrada por bombas, una maniobra mucho más económica si tenemos en cuenta que éstas trabajan en condiciones óptimas.
 
Por otra parte, el agua almacenada proporciona una reserva que puede utilizarse en los casos de averías en las bombas o tuberías, por lo que este método de operación supone un alto nivel de seguridad para todo el sistema de abastecimiento.
 
 
 
 
  • Bombas sin almacenamiento:
     
En este caso, las bombas introducen el agua directamente en las tuberías sin más salida que la del agua realmente consumida. Es el sistema menos recomendable de todos, pues una avería en la fuente de energía ocasionará la interrupción completa en el suministro de agua a los consumidores.
 
 
 
 
En cualquiera de los tres casos, la red de distribución debe comenzar en la salida de la planta de tratamiento de agua y terminar en el punto de conexión (llave de registro) con la instalación interior de suministro. De una manera orientativa y dependiendo de su rango, podemos clasificar las distintas conducciones que forman parte de una red de distribución de la siguiente manera:
 
  • Red de transporte: generalmente está construida por las conducciones de mayor diámetro (600 mm, polietileno PE negro de banda azul) y su función es transportar el agua desde la planta de tratamiento, los depósitos de regulación o las estaciones de bombeo para alimentar la red arterial. No está permitido que desde esta misma se realice la toma directa de agua de los usuarios.
  • Red arterial: está constituida por un conjunto de tuberías y elementos de la red de distribución que enlazan con diferentes sectores de la zona abastecida (las secciones son de 200 mm, polietileno negro de banda azul). Al igual que la red de transporte, tampoco se permite realizar acometidas desde la red arterial.
  • Red secundaria: es la que está formada por las tuberías y los elementos que se conectan con la red arterial y de las que se derivan, en su caso, las acometidas para los suministros, las bocas de riego (polietileno PE negro en banda morada) y las tomas contra incendios.
  • Acometidas: son aquellas tuberías y otros elementos del sistema que unen la red secundaria con la instalación interior del inmueble abastecido con el agua (también son de polietileno PE negro de banda azul).
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...