Introducción a los pozos de registro para redes de saneamiento y drenaje urbano

Introducción a los pozos de registro para redes de saneamiento y drenaje urbano

19/06/2015

Introducción a los pozos de registro para redes de saneamiento y drenaje urbano



Autor: Rodolfo Vegas Calderón

Blog: blogplastics.com

Antecedentes

 
Los pozos de registro y las arquetas son unos elementos complementarios muy característicos de las redes de saneamiento y drenaje urbano cuya finalidad básica es facilitar las tareas de explotación y mantenimiento de tales redes. A diferencia de las arquetas de inspección, los pozos de registros son visitables.
 
Los pozos de registro, independientemente de su tipología, deben cumplir en cualquier caso con los requisitos establecidos en la norma UNE-EN 476 así como con la reglamentación vigente en materia de Seguridad y Salud.
 
Respecto a los materiales constitutivos de los mismos, a su vez, pueden ser, bien construidos “in situ”, o bien prefabricados (pudiendo ser en este último caso, de una sola pieza o estar compuestos por varios elementos). Los pozos de registro prefabricados más usuales son los de hormigón (en masa o armado) y los de materiales plásticos, si bien es posible disponer de otras tipologías.
 
 
 
 
Hay una gran variedad tipológica de estos elementos, habiéndose avanzado, además, en los últimos años de forma importante en lo que se refiere al desarrollo de nuevos materiales, así como en la normalización de los mismos.
 
 

Pozos de ladrillo

 
Entiendo que intercalar un pozo de registro de plástico en una red existente pueda ser un poco complicado y si no, dime como pondrías un pozo prefabricado de plástico en la instalación de la izquierda indicada a continuación, en la que se ve construir un pozo de registro con ladrillos. En obra nueva es mejor utilizar pozos de plástico.
 
 
 
 
En otros casos, también se utilizan pozos de ladrillo construidos in situ para conectar tuberías de plástico. En rigor, sería deseable que los pozos de registro o las arquetas de inspección fueran del mismo material que la conducción, en aras a una mejor homogeneidad y estanquidad de la conducción. Como esto no siempre es posible (por motivos tecnológicos, económicos o de mercado) en la mayoría de las ocasiones los pozos y la conducción resultan de materiales diferentes. En esos casos es recomendable que, al menos, la solera de los pozos sea del mismo material que la de los tubos, para lo cual deben cortarse los tubos prefabricados a lo largo de dos generatrices paralelas (media caña).
 
 
 
 
El problema en estos casos es que la estanquidad entre tubo de plástico y ladrillo no es muy buena y cada vez peor con el paso del tiempo por lo que como mínimo, se deberían emplear bridas anti-filtración o pasamuros.
 
Además, hay que tener en cuenta que los elementos más afectados por la corrosión debida a los sulfuros, son los que contienen cemento en su composición, como son los de hormigón, fibrocemento y fundición, cuya protección interior la proporciona una delgada capa de mortero de cemento.
 
 

Dimensiones mínimas

 
Como criterio general, los pozos suelen ser de sección interior circular. El diámetro nominal de los pozos es recomendable que sea, como mínimo, de 1,0 m, de manera que permita las operaciones de limpieza, mantenimiento de la red, control de las características de las aguas residuales, etc.
 
No obstante, y de manera excepcional, (por ejemplo si la altura de tierras sobre la clave de la conducción es menor de 1 m o si el diámetro de la conducción incidente es de hasta 300 mm), el diámetro nominal del pozo puede reducirse hasta 0,80 m.
 
En cualquier caso, la boca del pozo debe tener 0,60 m de diámetro, pudiendo estar sobre un elemento abocinado o sobre la propia estructura del pozo.
 
 
 
 

Criterios para la colocación de los pozos

 
Se deberían disponerse pozos en las siguientes situaciones:
 
  • En los inicios de cada ramal
  • En los cambios de pendiente en alzado y/o alineación en planta de la conducción. Excepcionalmente, no obstante lo anterior, la unión de conducciones visitables en planta puede hacerse de forma tangencial, evitando la colocación del correspondiente pozo de registro, si bien, debería ubicarse un pozo de registro en las cercanías
  • En los tramos rectos, a una distancia máxima variable en función del diámetro de la conducción según la tabla siguiente:

 

 
 
  • En los cambios de diámetro o de material de la conducción
  • En los saltos de los colectores mayores de 1,0 m (pozos de resalto)
  • En las acometidas (pozos para acometidas)
  • En general, en todas las singularidades de la red
 

Referencias

- Tipología de pozos de registro en redes de saneamiento. Cristina Lechuga. CEDEX. Ávila 2005

- UNE-EN 476

Requisitos generales para componentes empleados en sumideros y alcantarillados.

- UNE-EN 13598-2

Sistemas de canalización en materiales plásticos para saneamiento y evacuación enterrados sin presión. Poli(cloruro de vinilo) no plastificado (PVC-U), polipropileno (PP) y polietileno (PE). 

Parte 2: Especificaciones para los pozos de registro y arquetas de inspección en áreas de tráfico y en instalaciones subterráneas profundas.

RASAN. Pozos, arquetas e imbornales

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario
02/01/2017 POZOS - GRAN ARTICULO

POZOS EN MADRID
https://pozos-y-sondeos.jimdo.com/pozos-en-madrid-pozos-madrid-y-pozos-en-madrid/
POZOS

Política de cookies