Blog

Los post más interesantes del sector

Blog
banner-medium
La depuradora enterrada más grande del mundo

19/02/2021

La depuradora enterrada más grande del mundo



Autor: LOCKEN

Blog: www.locken.es

 
Trabajar con diferentes gestores de infraestructuras en diferentes ciudades y países, es muy enriquecedor. Nos permite conocer las peculiaridades y los secretos de muchas ciudades y países.
 
En la ciudad de Marsella (Francia) en su núcleo urbano pasa inadvertida la que es la planta subterránea de tratamiento de agua más grande del mundo.
 
Bajo los aledaños del estadio Vélodrome, histórico hogar del Olympique de Marsella, se encuentra esta increíble infraestructura que, como suele suceder con muchas infraestructuras del agua, son tan imprescindibles como invisibles al ciudadano medio. Y estamos posiblemente a uno de los mayores ejemplos de esto.
 
 
 
 
Si nos encontráramos paseando por la zona, lo único que nos daría una pista de la presencia de la planta sería su entrada en forma de geoda, aunque muy posiblemente la confundiríamos con una escultura urbana.
 
 

Entrada a Geolide
 
 
Desde 2007, esta geoda de vidrio y acero, de 13 metros de diámetro y 723 facetas de vidrio esmerilado, marca la entrada a Geolide, la planta de tratamiento de aguas residuales subterráneas más grande del mundo.
 
Pero si pudiéramos ver a través del terreno, nos encontraríamos con esta colosal infraestructura.
 
 
 
Terrenos donde se sitúa Geolide
 
 
 
Situación de Geolide bajo el terreno
 
 
Aquí se tratan más de 85 millones de metros cúbicos de efluentes cada año, o casi 225.000 metros cúbicos por día. Estos efluentes proceden de Marsella y de 16 municipios vecinos conectados a su red con una capacidad de depuración total de 1.626.000 habitantes equivalentes.
 
 
Interior de la planta Geolide bajo el suelo de Marsella
 
 
Además de permitir el uso de los terrenos situados por encima, esta forma de construcción reduce totalmente el impacto visual, y algo muy importante en las depuradoras urbanas, permite controlar muy bien la emisión de malos olores, un problema especialmente grave en Marsella.
 


Todo empezó en 1987

 
Lo primero que se construyó fue una planta de tratamiento físico-químico por iniciativa de la ciudad de Marsella. Fue puesta en servicio en 1987 junto al estadio Vélodrome.
 


2008

 

 
En 2008, la metrópoli de Marsella Provenza decidió agregarle una etapa biológica para completar el tratamiento y cumplir con las normas europeas.
 


2014 - 2017

 
En estos años se produjeron tres grandes obras, dos deportivas y una hidráulica. En 2014 se comenzaron las obras del Estadio Vélodrome para su modernización con motivo de la Eurocopa de fútbol de 2016. Entre las mejoras se añadió la cubierta blanca característica que presenta ahora.
 
Aprovechando estas obras, sobre la etapa físico-química de GEOLIDE se reconfiguró el estadio polivalente Pierre-Delort en el que se practica atletismo, rugby y fútbol americano.
 
 
 
 
En 2017 se inauguró muy cerca el depósito de retención de Ganay, otra mejor más para el sistema de depuración de Marsella.
 


Depósito de retención de Ganay

 
En 2017 se inauguró la llamada cuenca de retención de Ganay (Bassin Ganay) que en castellano podemos traducir como tanque de tormentas o depósito de retención. Se encuentra bajo el campo de fútbol de Ganay.
 
 
 
 
El depósito de Ganay es una enorme estructura enterrada de 56 metros de diámetro y 30 metros de profundidad ubicada justo al lado del estadio Vélodrome y la planta de tratamiento de agua de Marsella.
 
 
 
 
Su función es captar el excedente de agua de lluvia que cae en esta región durante tormentas violentas o episodios mediterráneos. Durante estos eventos, una gran cantidad de agua desborda las capacidades de la planta de tratamiento de aguas residuales. 
 
Para evitar inundaciones, este exceso de agua hasta entonces se había vertido al mar sin tratamiento, a través de la salida de Cortiou, en el corazón del Parque Nacional de Calanques. Para Marsella, esto representa cerca de 2 millones de metros cúbicos descartados al año, en unos cuarenta días de tormenta.
 
Con el depósito de Ganay, que puede recibir unos 50.000 metros cúbicos de lluvia en una hora, la ciudad quiere reducir a la mitad la cantidad de agua desviada al mar sin ser purificada. El agua recogida en el depósito de Ganay se almacena y luego se reinyecta al circuito normal de la depuradora cuando la situación lo permite, es decir, una vez que las tormentas han amainado. Se necesitan unas 24 horas para vaciar el depósito y recuperar su capacidad de almacenamiento.
 
 
 
Interior del depósito de Ganay
 
 
Están previstos otros cuatro depósitos adicionales de menor capacidad, que eventualmente permitirán recuperar casi la totalidad de las lluvias tormentosas y contribuirán así a mejorar la calidad del agua de baño en a lo largo de la costa de Marsella.
 
Sin duda el sistema de depuración de Marsella se ha convertido en uno de los iconos de este tipo de infraestructuras en el mundo. Una joya casi invisible del ciclo del agua urbana.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


Contenidos relacionados...

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies