Blog

Los post más interesantes del sector

Blog
La Huella de Agua y la Norma ISO 14046

06/05/2022

La Huella de Agua y la Norma ISO 14046



Autor: EsAgua

Blog: www.esagua.es

 
La Huella de Agua, basada en la Norma ISO 14046, es una herramienta esencial para las organizaciones que quieren integrar el uso responsable del agua en su actividad.
 
Siendo el agua un recurso escaso, pero esencial en los distintos sectores productivos, empresas de diferente naturaleza encuentran en la evaluación de la Huella de Agua una herramienta de referencia para la mejora continua en el uso sostenible de los recursos hídricos.
 
En este post ofrecemos una guía sencilla para entender qué es la Huella de Agua, cuál es su importancia en las empresas, cómo se calcula, su proceso de verificación, así como las diferencias entre la Huella de Agua y la Huella Hídrica.
 


¿Qué es la Huella de Agua?

 
La Huella de Agua es un indicador de sostenibilidad basado en la Norma ISO 14046:2014 que establece una metodología para la evaluación del uso del agua de productos, procesos y organizaciones, a partir del análisis de su ciclo de vida.
 
La metodología de la Huella de Agua se basa a su vez en la metodología del Análisis de Ciclo de Vida (ACV), que sirve para conocer los distintos impactos ambientales que surgen a lo largo de todo el ciclo de vida de un producto (también estandarizada por la ISO 14040 y 14044).
 
La Huella de Agua no es lo mismo que la Huella Hídrica, pues se calculan a través de dos metodologías distintas que ofrecen, como veremos más adelante, perspectivas distintas en la evaluación del uso del agua.
 
La Norma ISO 14046 es la metodología o “standard” en la que se basa la Huella de Agua. Esta norma está en continuo desarrollo por la Internacional Standard Organisation (ISO), la red global de los principales estandarizadores que reúne a expertos de todo el mundo para desarrollar Normas Internacionales.
 
La Norma ISO:14046 proporciona una metodología robusta y de referencia internacional para analizar el impacto potencial del uso del agua, así como su contaminación durante un proceso.
 


La Huella de Agua como indicador de sostenibilidad en las empresas

 
La Huella de Agua es hoy una herramienta de gran utilidad para las organizaciones que buscan conocer y reportar los impactos ambientales potenciales relacionados con el agua. Existen muchos beneficios de la Huella de Agua y su aplicación en las empresas, entre los que encontramos beneficios ambientales, económicos o reputacionales.
 
Algunos beneficios de evaluar la Huella de Agua en las empresas:
 
  • Permite evaluar la magnitud de los posibles impactos ambientales relacionados con el agua.
  • Ayuda a identificar formas de reducir los posibles impactos relacionados con el agua de los productos en las distintas fases del ciclo de vida, así como de los procesos y organizaciones.
  • Facilita la eficiencia hídrica y la optimización de la gestión del agua a nivel de producto, proceso y organización.
  • Ofrece valor de marca y posicionamiento en el mercado, aportando información fiable sobre la sostenibilidad de los productos a todos los grupos de interés.
  • Proporciona información científicamente coherente y fiable para informar acerca de los impactos derivados deluso del agua en una organización.
  • Permite anticiparse a posibles cambios legislativos relacionados con el uso del agua y facilita el acceso a fuentes de financiación verde.

Cálculo de la Huella de Agua (evaluación) según la Norma ISO 14046

 
Si quieres saber cómo calcular la Huella de Agua primero es importante destacar que este “cálculo” se le denomina “evaluación”, de forma que si usamos la nomenclatura correctamente diremos evaluación de la Huella de Agua o análisis de la Huella de Agua, en lugar de “cálculo de la Huella de Agua”.
 
La evaluación de la Huella de Agua es un proceso que se establece en la ya citada Norma ISO:14046, donde, a partir de una perspectiva de Análisis de Ciclo de Vida (ACV), se establecen los principios, requisitos y directrices para una correcta evaluación de la huella.
 
Este análisis permite identificar el impacto o los impactos ambientales potenciales relacionados con el agua; incluye dimensiones geográficas y temporales pertinentes; identifica la cantidad de consumo de agua y los cambios en la calidad del agua, y utiliza conocimientos de hidrología.
 
El marco metodológico de la ISO 14046 se segmenta en distintas etapas relacionadas con los requisitos de la propia norma:
 
  • Estudio del inventario de huella de agua (5.2, 5.3, 5.5).
  • Evaluación de impacto de la huella de agua (5.4) según las categorías de impacto establecidas en la norma ISO 14046, y acompañada de su correspondiente interpretación de resultados (5.5).
 
 
 
La perspectiva de una evaluación de la Huella de Agua debe coincidir con el principio del Análisis del Ciclo de vida. Este principio establece que, en la medida que se pueda, el estudio debe realizarse “desde la cuna hasta la tumba”, lo que significa que debe hacerse desde el origen de todas las materias primas del proceso productivo hasta el final del proceso, que podría ser cómo se recicla un posible envase. Este enfoque de ciclo de vida puede aplicarse de tres formas en las organizaciones:
 
  1. Evaluación de la Huella de Agua a partir del Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de un producto.
     
  2. Evaluación de la Huella de Agua a partir del Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de un proceso de producto.
     
  3. Evaluación de la Huella de Agua a partir del Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de una organización (sumando todos sus procesos productivos y productos con todos los ACV que conlleve).
 
Realizar el análisis de Huella de Agua requiere ciertos conocimientos técnicos en el ámbito ambiental, por lo que es necesario contar con un equipo especializado para su realización. Desde EsAgua, red de empresas comprometidas con el uso sostenible del agua, ofrecemos soporte técnico a las empresas de la red para que cumplan sus objetivos en el uso de indicadores como la Huella de Agua y la Huella Hídrica.
 


Verificación y certificación de la Huella de Agua

 
La verificación de la Huella de Agua es un proceso que se realiza por un tercero independiente para asegurar que la información de la evaluación de la Huella de Agua realizada es exhaustiva, coherente y transparente. El objetivo de la verificación es facilitar a las partes interesadas un juicio profesional e independiente sobre la información y datos aportados.
 
El proceso de verificación ofrece una garantía sobre la credibilidad de los resultados de la evaluación de la Huella de Agua, ya que es una organización especializada y ajena a la empresa, la que verifica el procedimiento realizado. En definitiva, la obtención de un certificado de Huella de Agua aporta confianza a clientes, proveedores y consumidores finales y pone de manifiesto los esfuerzos de la empresa para reducir su impacto sobre el medio ambiente.
 
“Ya no basta con medir o calcular la Huella de Agua de una empresa o sus productos y servicios; los mercados demandan cada vez más una comunicación transparente y veraz sobre el impacto generado en los recursos hídricos” - Juan Andrés Salido, Country Manager Iberia en DNV. 
 
En la gestión del agua no basta con medir el consumo, hay que evaluar la Huella de Agua y también saber comunicarla. En este sentido, Juan Andrés Salido, Country Manager Iberia en DNV, empresa promotora de la red EsAgua y entidad verificadora, apunta que “ya no basta con medir o calcular la Huella de Agua de una empresa o sus productos y servicios; los mercados demandan cada vez más una comunicación transparente y veraz sobre el impacto generado en los recursos hídricos”.
 
Si estás interesado en conocer más sobre el cálculo o evaluación de la Huella de Agua, te recomendamos ver el webinar de EsAgua "Factores de éxito hacia la certificación ISO 14046", donde contamos con dos expertos en sostenibilidad: Juan Andrés Salido, Country Manager Iberia de DNV y José Magro, Mánager de sostenibilidad de AENOR, ambas empresas con gran experiencia en la verificación y certificación de Huella Hídrica y Huella de Agua.
 


Diferencias entre Huella de Agua y Huella hídrica

 
La Huella de Agua y la Huella Hídrica son indicadores diferentes sobre el uso del agua pero con objetivos comunes. Mientras que la Huella de Agua se basa en la Norma ISO 14046, la Huella Hídrica es un indicador que se basa en la metodología de la Water Footprint Network, establecida en “The Water Footprint Assesment Manual”.
 
 
Aunque ambas persiguen la conservación de los recursos hídricos y la cuantificación del uso del agua, lo hacen a través de diferentes caminos. Como principal diferencia entre la Huella Hídrica de WFN y la Huella de Agua de ISO 14046 es el enfoque, pues la metodología de la WFN ofrece una visión con un enfoque volumétrico mientras que la ISO 14046 ofrece un enfoque de impacto ambiental.
 
Si quieres saber más sobre las diferencias entre Huella Hídrica y Huella de Agua o cómo hacerlas compatibles, te recomendamos el artículo Huella hídrica y huella de agua: entendiendo las dos metodologías.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies