La relación entre los residuos sólidos urbanos y las estaciones depuradoras

12/04/2019

La relación entre los residuos sólidos urbanos y las estaciones depuradoras



Autor: Agencia Catalana del Agua

Blog: aigua.blog.gencat.cat


Antecedentes

 
Una estación de tratamiento de aguas residuales es una infraestructura esencial para la sociedad que no siempre es bien conocida. 
 
En general desconocemos donde están ubicadas, aunque intuimos que están alejadas de los pueblos y ciudades. También muchos pueden pensar que generan un hedor tremendo y que son feas y sin ninguna gracia.
 
 
Estación depuradora de aguas residuales de Rubí (Barcelona)
 
 
Poco a poco, sin embargo, con información, pedagogía y visitas organizadas vamos rompiendo con estos falsos mitos y los usuarios/as de estas instalaciones conocen cada vez más donde están situados y se dan cuenta que no generan el olor que pensaban, que están limpias y que incluso, con una buena predisposición, tienen su particular encanto.
 


¿Qué llega a una estación depuradora?

 
Aunque las depuradoras están diseñadas para recibir y tratar las aguas residuales generadas por la población, junto con las aguas residuales industriales asimilables a las urbanas, que se someten a tratamiento, en ocasiones con estas llegan también otras cosas que quizás nos sorprenderán.
 

Arenas y piedras

 
La red de colectores que conduce las aguas residuales a la depuradora para su tratamiento, en función de su ubicación y características, puede recoger aguas de escorrentía que incorporan arenas y piedras.
 

Plásticos, toallitas y palillos

 
Aunque parezca increíble, cada día más, llegan grandes cantidades de estos tipos de sólidos a las rejas de desbaste de los pretratamientos, que serían el primer gran filtro que tienen las depuradoras para separar los residuos sólidos del agua residual a tratar.
 
Alguien, por error o simplemente por desconocimiento, ha confundido su destino final y en lugar de depositar estos residuos (toallitas húmedas, los bastoncillos para limpiar los oídos, preservativos y demás artículos de higiene íntima) a la basura, lo hacen en el inodoro.
 
Estas actitudes se deben evitar, ya que suponen unos sobrecostes a los sistemas de saneamiento y contaminan nuestro entorno. 
 
Maderas, ramas y colillas de cigarrillo
 
La red de colectores de nuestras ciudades y pueblos son mayoritariamente unitarias, de forma que todo lo que cae o tiramos al suelo es susceptible de llegar directa o indirectamente, cuando llueve, a esta red que las conducirá hasta la depuradora.
 
En una ocasión, un responsable del alcantarillado de un municipio nos comentó como anécdota, que el residuo más grande que había encontrado en el alcantarillado era una parte bastante grande de una motocicleta. Cuesta entender como un objeto de estas características pudiera llegar al alcantarillado.
 


¿Qué hacemos con estos residuos?

 
La entrada de las aguas a depurar en una depuradora se hace por un único punto, donde encontramos en la mayoría de casos, una cámara de recepción a partir de la cual el agua se bombea para continuar el circuito.
 
En esta cámara se separan la mayor parte de arenas y piedras de restos vegetales que hayan llegado, y con la acción de una cuchara mecánica se retiran y se depositan en contenedores. 
 
A menudo también en esta fase encontramos unas rejas con paso de luz grande que acabarán de separar los sólidos de mayor tamaño.
 
 
Rejas de desbaste y separación de sólidos
 
 
Las aguas residuales que continúan el proceso de depuración pasan por dos cámaras, llamadas desarenador y desengrasador en las que, en el primer caso, decantarán las arenas de tamaño inferior que hayan llegar hasta aquí, y en el segundo caso por flotación retirarán aquellos objetos sólidos y las grasas que floten.
 
 
Desarenadores - desengrasantes a la Edar de Rub?
Desarenadores - desengrasantes de la EDAR de Rubí
 
 
A continuación, y para conseguir que las aguas residuales lleguen al reactor biológico sin residuos inorgánicos, se dispone a menudo de equipos de desbaste o filtrado que permiten retirar del circuito aquellos sólidos de pequeño tamaño.
 
 
Tamiz de finos
 
 
Los residuos que son retirados del proceso en cada uno de los puntos que hemos ido indicando se depositan en contenedores y son retirados y tratados adecuadamente como residuos.
 
 
Residuos retirados del pretratamiento de la depuradora
 

Conclusiones

 
La incorrecta gestión de los residuos sólidos urbanos, hace que cuando los usuarios los vierten a las aguas residuales, se genere la necesidad de; reparar estaciones de bombeo, desatascar colectores, disponer y mantener equipos de desbaste, etc.
 
Este hecho tiene un elevado coste económico, un gasto que podría reducirse si tuviéramos cuidado de todo lo que tiramos el inodoro de casa o en las calles de nuestra ciudad.
 
Las 518 depuradoras que tenemos actualmente en funcionamiento, y que dan cobertura al 97 % de la población de Cataluña, garantizan un buen servicio y cumplen con sus objetivos. No obstante para seguir mejorando necesitamos contar con la ayuda de todos.
 

¡Recuerda, al inodoro ningún residuo!
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.