Mantenimiento de Biodiscos CBR (Contactores Biológicos Rotativos)

Mantenimiento de Biodiscos CBR (Contactores Biológicos Rotativos)

02/09/2016

Mantenimiento de Biodiscos CBR (Contactores Biológicos Rotativos)



Autor: Bioplast Depuración

Blog: bioplastdepuracion.com


Bioplast Depuración, como fabricante de plantas depuradoras de aguas residuales con tecnología de biodiscos CBR, dispone de un manual de mantenimiento de todos sus equipos, en este post nos deja una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de trabajar con este tipo de plantas.
 

Es esencial que cuando estos contactores biológicos rotativos se ponen en marcha en una EDAR, se haga en primer lugar una Inspección Rutinaria.
 


Tareas de mantenimiento preventivo


Coincidiendo con la opinión de diferentes especialistas, desde Bioplast Depuración recomiendan que la visita a la estación de tratamiento sea de 3 veces por semana para aquellas instalaciones dirigidas a tratar el agua residual de poblaciones por encima de 1.000 h-e. Mientras que en poblaciones inferiores de 1.000 h-e es aconsejable revisar el funcionamiento de los biodiscos dos veces por semana.
 
Durante la marcha y la parada del CBR, Bioplast Depuración aconseja prestar atención cuando se opere el selector de marcha del equipo, sobre todo cuando el mismo está instalado en un lugar desde donde no es posible verificar el funcionamiento del Contactor Biológico Rotativo.
 
Es muy importante no realizar maniobras bruscas sobre el selector de marchas. Se recomienda dejar pasar algunos minutos entre las operaciones de conexión y desconexión del mismo. Esto permite la detención total del equipo evitando contragolpes perjudiciales sobre el brazo de reacción lo que repercutiría sobre el sistema de arrastre y toda la estructura radial.                 
 
 
En cuanto a la Verificación durante la operación, debemos de seguir dos pasos fundamentales:
 
1. Verificar visualmente cada semana que no se hayan producido movimientos del relleno plástico, que componen los contactores biológicos rotativos, lo cual podría deberse a un montaje incorrecto de los diferentes sectores que lo integran, o a una cantidad insuficiente de gajos o placas de relleno, etc.
 
2. Verificar semanalmente las características del fango adherido al relleno plástico. Una cantidad excesiva de fango puede ocasionar una sobrecarga sobre el relleno que puede ser detectada midiendo la intensidad de la corriente absorbida por el motor eléctrico, la cual se elevaría por encima de lo normal.
 
Si existen casos de parada larga, y no se toman las precauciones adecuadas que a continuación se detallan, se produciría un desbalance del equipo debido a la sobrecarga de fangos que se regeneraría en la zona sumergida. Esto produciría un desplazamiento del centro de gravedad lo que ocasionaría el giro acelerado y en sentido inverso del equipo al ser detenido hasta pararse siempre en la misma posición.
 
Es importante, en caso de parada, proceder como sigue:
 
1. Paradas de menos de 48 horas. | No vaciar el tanque | Girar manualmente el Biodisco, media vuelta (180º) cada 6-8 horas.
 
2. Paradas de más de 48 horas: | Vaciar el tanque | Consultar a nuestro técnico.
 
Si existen ciertas dudas, o no se conoce como operar consultar a un servicio técnico.
 


Recomendaciones de interés


Para un mantenimiento correcto han de tenerse en consideración los siguientes componentes del Biodisco:
 
 
1. Cojinetes del Eje
 
En operación normal, los cojinetes deben trabajar silenciosamente y sin recalentamiento. En caso de excesivo ruido o sobrecalentamiento, detener el equipo y notificarlo inmediatamente al servicio técnico. Los cojientes se verificarán y engrasarán con una cantidad de 2 kg de grasa adecuada y se irán reponiendo según se requiera.
 
Frecuencia: Engrasar al comienzo de cada ciclo operativo y cada 3 meses durante el funcionamiento normal. Engrasar los soportes cuando el eje está en funcionamiento, inyectando la grasa hasta que fugue por el doble sello.
 
 
2. Motor eléctrico
 
Limpiar la rejilla de protección del motor, así como la paleta de refrigeración por lo menos una vez al año, y en especial durante la primavera. En caso de ruidos extraños o sobrecalentamientos, detener el motor y sustituirlo.
 
 
3. Reductor
 
Durante su funcionamiento normal, el reductor debe trabajar silenciosamente y sin fugas de aceites. Si se detectan ruidos excesivos, detener el equipo y contactar con el servicio técnico. Verificar periodicamente el nivel de aceite y tener en cuenta su reemplazo cuando sea necesario.
 

Como último consejo le recomendamos que conozca la configuración del equipo y consulte con el fabricante antes de cualquier operación.
 

Puedes conocer más detalles en la web de Bioplast Depuración en http://bioplastdepuracion.com
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies