Pruebas de estanquidad, con agua o con aire, de las tuberías de saneamiento

Pruebas de estanquidad, con agua o con aire, de las tuberías de saneamiento

26/09/2014

Pruebas de estanquidad, con agua o con aire, de las tuberías de saneamiento



Autor: Rodolfo Vegas Calderón

Blog: blogplastics.com

Introducción

 
EL antiguo “Pliego de prescripciones técnicas generales para TUBERIAS de saneamiento de poblaciones” del MOPU de 1986, nos indica que se deberá probar al menos el 10% de la longitud total de la red, salvo que el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares fije otra distinta. El Director de la Obra determinará los tramos que deberán probarse.
 
Una vez colocada la tubería de cada tramo se realizará la prueba de la tubería instalada. La prueba se realizará obturando la tubería en el pozo de aguas abajo y cualquier otro punto por el que pudiera salirse el agua; se llenará completamente de agua la tubería y el pozo de aguas arriba del tramo a probar.
 
Transcurridos 30 minutos del llenado, se inspeccionarán los tubos, las juntas y los pozos, comprobándose que no ha habido pérdida de agua.
 
 
 
Debido al incremento, tanto en la ejecución de nuevas redes de aguas residuales, como en la renovación de las antiguas, las preocupaciones medioambientales exigen un grado de exigencia cada vez mas elevado en lo que concierne a los materiales utilizados y en la calidad de las instalaciones.
 
Los elevados costos de tratamiento y depuración de las aguas contaminadas, y de su real incremento en el caso de la existencia de infiltraciones en las redes de saneamiento, las entidades gestoras exigen hoy día pruebas claras de la buena ejecución de la red que va a gestionar.
 
Actualmente existen equipos y sistemas para realizar pruebas de estanquidad, según la norma UNE-EN 1610, tanto con agua como con aire, asegurando de esta forma, una instalación correcta.
 
 
 
 

Pruebas según la norma UNE-EN 1610

 
Según esta norma, las pruebas a realizar en redes sin presión, es decir por gravedad, pueden ser realizados con agua – Método “W”, o con aire – Método “L”.
 
El Método “L” – aire, siendo el más riguroso, es el recomendado por la norma. En caso de no conseguir un ensayo con aire aceptable, entonces se debe proceder a realizar un ensayo con agua, siendo su resultado decisivo. La prueba inicial puede ser realizada antes de la colocación del relleno lateral. Para la aceptación final, la canalización deberá ser ensayada después del relleno y de la retirada de la entibación si la hubiera.
 
 
a) Prueba con aire (Método “L”)
 
El tiempo de duración del ensayo con aire es el indicado en la tabla, según el diámetro de la tubería y el método considerado por el responsable de la instalación (LA, LB, LC o LD). Recomendamos utilizar el método LD por ser el que tiene mayor garantía.
 
Este ensayo se realiza colocando tapones en los pozos de registro y en el ramal de acometida, asegurando así una comprobación completa del tramo a ensayar.
 
 
 
Se debe iniciar el proceso con una presión inicial (p0) del 10% superior a la requerida por el ensayo, y debe ser mantenida durante 5 minutos aproximadamente. A continuación, la presión deberá ajustarse a la de la prueba, indicada en la tabla, de acuerdo con el método de prueba elegido. Si la caída de presión, medida después del tiempo de prueba, es menor que el Δp dado en la tabla 1, el ensayo es aceptable.
 
Empresas que disponen de tapones para pruebas:
Eusitrade
Härke
 
 
 
b) Prueba con agua (método “W”)
 
• Presión de prueba
 
La presión de prueba es la presión equivalente o resultante de llenar la tubería hasta el nivel del Pozo de Registro aguas arriba o aguas abajo, según sea apropiado, con una presión máxima de 50 kPa (500 mbar) y una mínima de 10 kPa (100 mbar) medida en la parte superior de la tubería.
 
• Tiempo de acondicionamiento
 
Después de que las tuberías y/o registros estén llenos y la requerida presión de prueba aplicada, es necesario un periodo de acondicionamiento de 1h., generalmente suficiente.
 
• Tiempo de prueba
 
El tiempo de prueba debe ser como mínimo de 30 ? 1 min.
 
• Requisitos de la prueba
 
La presión de prueba debe ser mantenida, introduciendo agua, para que no existan variaciones superiores a 1 kPa (10 mbar). La cantidad total de agua añadida durante la prueba, no deberá ser superior a los siguientes valores:
 
  • 0.15 L/m2 durante 30 minutos para tuberías
  • 0.20 L/m2 durante 30 minutos para tuberías incluyendo registros
  • 0.40 L/m2 durante 30 minutos para registros (arquetas de inspección y pozos de registro)
El área indicada es la correspondiente a la superficie interna mojada.
 
• Procedimiento
 
La prueba con agua es mucho más compleja que la realizada con aire. No obstante, en aquellas situaciones donde el ensayo con aire no cumpla, se debe recurrir a esta prueba y si da positiva, el tramo ensayado será aprobado.
 
Los pasos a seguir para realizar esta prueba son los siguientes:
 
  1. Colocar los tapones neumáticos en los Pozos de Registro y en las Arquetas de Inspección e introducir una presión interior en los mismos entre 5 y 7 bar
  2. Desde el punto más bajo de la tubería, para que salga el aire y a través del Pozo de Registro llenar la tubería de agua
  3. Controlar que las dos columnas de agua, una en cada tapón, tienen una presión máxima de 500 mbar (5 mca) en el pozo inferior de aguas abajo y una presión mínima de 100 mbar en el pozo superior o el de aguas arriba
  4. Introducir agua siempre que el nivel de cada una de estas columnas agua descienda a 10 mbar (0.1 mca)
  5. Verificar si la cantidad de agua introducida durante los 30 min de la prueba, están dentro de los límites definidos
 

Norma

UNE-EN 1610
Instalación y pruebas de acometidas y redes de saneamiento.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies