Turbidez: importancia del parámetro y como es la Técnica Instrumental relacionada

26/04/2019

Turbidez: importancia del parámetro y como es la Técnica Instrumental relacionada



Autor: Hanna Instruments

Blog: www.hannainst.es


Antecedentes

 
La reciente modificación con fecha 01 de agosto, del Real decreto 140/2003, por el que se establecen los criterios higiénico sanitarios para aguas de consumo humano, a  puesto en la palestra, un parámetro, a nuestro juicio fundamental.
 
Dicho parámetro tiene limites máximos permitidos en tres normativas estatales vigentes y relacionadas con el agua:
 
  • Real Decreto 140/2003 (criterios higiénico sanitario aguas de consumo humano)
  • Real Decreto 742/2013 (criterios técnicos-sanitarios en piscinas)
  • Real Decreto 865/2003 (prevención y control de la Legionellosis)
 
Este parámetro no es otro que la turbidez o turbiedad, y su Técnica Instrumental es objeto de desarrollo  en  la norma ISO 7027-2016 partes 1 y 2 ( a la cual se recurre en los Reales Decretos anteriormente mencionados).
 
En el presente post trataremos el porque de la importancia del parámetro y como es la Técnica Instrumental relacionada
 


Importancia de la turbiedad

 
La reciente modificación del Real Decreto de agua potable viene dada por la necesidad de asumir en la legislación Española la Normativa Europea, y los criterios-guía establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)*1.
 
En concreto el control de la turbidez es de especial importancia, debido a que está íntimamente relacionado con la eficacia de los procesos de desinfección, bien sean químicos (cloro u otros biocidas), como físicos (radiaciones UV).
 
El porque de esta relación es claro, a mayor turbiedad, mayor particulado en suspensión en el agua, lo cual influye en dos formas:
 
a) Aumenta la posibilidad de acantonamiento en los microhuecos de estas partículas, de bacterias, virus y protozoos patógenos , disminuyendo la eficacia de los desinfectantes al no poder contactar físicamente  con el objetivo a eliminar.

b) Esta turbidez además aparte de partículas “inertes“ en suspensión, puede contener materia orgánica en suspensión, la cuál por un lado inhibe el efecto biocida (al perderse biocida en reaccionar con la materia orgánica), y por otro, dicha reacción puede dar lugar a compuestos nocivos para la salud humana, como los trihalometanos y tricloroaminas (en caso de utilización de cloro como desinfectante).
 
También existen aspectos económicos, en lo que refiere al coste en filtración del agua para impedir lo anteriormente mencionado o el propio deterioro/obstrucción de instalaciones relacionadas con el agua (ósmosis inversas, filtros piscinas, procesos industriales...).
 
Así mismo no querríamos dejar en el tintero, la modificación de la norma ISO7027 de 1999 en la ISO 7027-2016 partes 1 y 2 “Calidad del agua: Determinación de la Turbiedad”.
 
En esta última modificación de la presente ISO se establece como única fuente de luz para la medición de la turbidez, la fuente de luz de Infra Rojo a 860nm.
 
Se establecen en la parte 1, como métodos cuantitativos de la medida de turbiedad:
 
  • Nefelometro (medición luz dispersa o difusa 90º) para turbiedad entre < 0,05 y 400 *UNF/NTU, (recomendado para turbidez para aguas de consumo humano), con los nefelometros HANNA usted podrá medir en forma de Ratio (con compensación mediante detector a 180º y non Ratio sólo a 90º).
 
 
          
Modo RATIO
Modo NON RATIO
 
 
Turbidímetro (medición luz trasmitida/atenuada a 180 º) para turbiedad de entre 40 a 4000 *2 UAF (válido sólo para residuales con alta turbiedad).
 
Se debe tener en cuenta que la medición de la turbidez es una Técnica Instrumental y como tal requiere una formación previa para poder ser repetitivos y reproducibles (limpieza viales con silicona, mismas inversiones de estándares y muestras evitando formación de burbujas, establecer tiempos de espera para eliminación de las mismas, evitar condensaciones de humedad.......), desde HANNA le acompañamos en el proceso, desde el asesoramiento del equipo que más se adecue a sus necesidades, hasta la formación su personal en la técnica de medición.
 
No menos importante es el destacar el uso de estándares de polímero AMCO, el cual esta explicitado y estudiado dentro de la propia ISO7027-2016, junto con la formacina, presentando ventajas importantes respecto a esta última:
 
  • Polímero en gránulos  de estireno divinilbenceno, estable en suspensión garantizando repetitividad en el resultado a lo largo del tiempo.
     
  • No contiene sulfato de hidracina el cual es cancerígeno y su uso debe ser limitado y/o eliminado si existe alternativa.
 

Conclusiones

 
Para finalizar desde HANNA INSTRUMENTS como fabricante, nos gustaría romper una lanza en favor del uso de la luz blanca o visible, explicitada a fecha de hoy en normativas USEPA 180.1 y  ASTM D7937, sobre todo a la hora de mesurar en rangos muy bajos de turbidez, debido a que demuestra una dispersión mayor de la luz frente a tamaños de partículas mas pequeños, en comparación con una longitud de onda mayor como la Infra Roja.
 
 
 
 
*1. OMS Guías para la calidad del agua potable, tercera edición: Volumen 1 – Recomendaciones
Titulo IV planes de seguridad El de desinfección utilizado con mayor frecuencia es la cloración, aunque existen otros tratamientos como la ozonización, la exposición a radiación UV, la cloraminación y la aplicación de dióxido de cloro. Estos métodos son muy eficaces para destruir las bacterias y pueden tener una eficacia razonable en la inactivación de virus (dependiendo del tipo) y de muchos protozoos, incluidos los de los géneros Giardia y Cryptosporidium. El método más práctico para la eliminación o inactivación eficaz de quistes y ooquistes de protozoos es la filtración, acompañada de coagulación o floculación (para reducir la co tratamiento ncentración de partículas y la turbidez) y seguida de un tratamiento de desinfección (mediante un desinfectante o combinación de desinfectantes). ,
 
*2. La Norma ISO 7027 en el apartado 6.2.4. confirma que ni tan siquiera “Los patrones comerciales con valores indicados de UNF no resultan necesariamente en valores de UAF equivalentes cuando se miden contra formacina en el método atenuado (UAF). Por tanto su utilización debe estar limitada únicamente al método por medida de la radiación difusa (UNF)”
 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies