Usos y reparación de los emisarios submarinos

Usos y reparación de los emisarios submarinos

01/07/2016

Usos y reparación de los emisarios submarinos



Autor: BLOGPLASTICS

Blog: www.blogplastics.com


Un emisario «outfall» es una tubería que sirve para descargar aguas residuales o pluviales desde la tierra hasta un cuerpo de agua.
 
En el uso común, la palabra «emisario» se refiere a lo que propiamente se denomina un emisario submarino, que es una tubería larga usada para llevar descargas desde la costa hasta el mar, y que generalmente termina en un difusor de múltiples orificios.
 
El propósito de la tubería es transportar los efluentes hasta el punto de descarga (Burchett et. al, 1967), mientras que el del difusor es mejorar la mezcla y la dilución del efluente con el cuerpo de agua receptor al dispersar las aguas residuales sobre un área amplia (Duer y Salas, 1998). El sistema busca descargar el agua residual para que los efectos adversos a las aguas receptoras (particularmente las costaneras) sean mínimos (Roberts, 1991).


 

Principales usos de los emisarios submarinos

 
Los emisarios se usan para la descarga de efluentes sanitarios e industriales con diversos grados de tratamiento, así como para las descargas pluviales y las termales.
 
En los casos de descargas de aguas residuales, los sistemas de emisarios y difusores se usan frecuentemente como medio para reducir el grado de tratamiento que se aplica a los albañales previos a su descarga.
 
 
 
 
En varias conferencias, el experto Duer Salas ha establecido una similitud conceptual entre el uso de emisarios con difusores y los sistemas de tratamiento de efluentes localizados en tierra que usen lagunas de oxidación o aplicación al terreno.
 


¿Cuándo se justifica el uso de un emisario?

 
Se justifica usar un emisario submarino en los casos en que es necesario proteger las zonas costeras de los posibles efectos adversos de una descarga.
 
En toda descarga a un cuerpo de agua, existe una zona (la llamada zona de mezcla) donde el efluente se mezcla con las aguas receptoras y en la que puede haber 3 efectos adversos localizados aunque el grado de tratamiento sea provisto.
 
El objetivo de un emisario es alejar la descarga de la costa para protegerla de estos posibles efectos. Un ejemplo clásico de esta aplicación se produce cuando una descarga está localizada cerca de una zona de playas de baño.
 
Los emisarios submarinos tienden a ser costosos debido a la complejidad de los aspectos de construcción que requieren. Por esto es importante recalcar que no todas las descargas al mar necesitan emisarios submarinos largos.
 
Aquellas descargas que no tengan el potencial de afectar adversamente los usos de las aguas cercanas al punto de descarga, podrían ser efectuadas directamente o cerca de la orilla, aunque muchas veces es preferible, por razones estéticas, que las descargas ocurran bajo el nivel del agua y que se usen emisarios cortos.
 
En cualquier caso, el propósito del emisario es descargar lejos de zonas sensibles. La descarga del emisario debe ser localizada para evitar zonas sensibles, tales como arrecifes de coral, áreas de pesca y de cultivo o de recolección de mariscos.
 


Reparación en emisarios submarinos

 
Las anomalías o fallos en emisarios submarinos se producen, en su mayoría, por deficiencias del proyecto en sus etapas de construcción o ejecución. También pueden tener origen en factores externos (anclas de barcos, dragas, aparatos de pesca, etc.) o en situaciones anómalas como fenómenos sísmicos.
 
 
 
 
En caso de que sea necesario realizar una reparación, hay que tener en cuenta las particularidades del emisario y que no se puedan realizar soldaduras bajo el agua.
 
Por lo general, los trabajos de reparación consisten en la utilización de abrazaderas metálicas que comprimen una banda de material elastómero-neopreno contra los extremos de los tubos a reparar.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies