La tecnología Hard Iron™ de las Flygt 3171 evita el desgaste de las bombas en entornos abrasivos

31/10/2019

La tecnología Hard Iron™ de las Flygt 3171 evita el desgaste de las bombas en entornos abrasivos



 

Antecedentes


La empresa italiana de procesamiento de tomates Rodolfi, ha estado en funcionamiento durante 120 años, recogiendo y conservando tomates de los campos locales.

Actualmente, la empresa procesa 250.000 toneladas de tomates al año, pero la arena en el agua estaba causando demasiado desgaste en sus bombas.

La empresa cambió a las bombas Flygt 3171 de Xylem con Hard Iron™, y después de un año de uso todavía no han encontrado rastros de desgaste.

Rodolfi ha conquistado los mercados italianos e internacionales con marcas como Ardita, Ortolina y Alpino, sin apartarse nunca de sus valores, basados en el respeto a la naturaleza y a los agricultores. La empresa sólo recoge los tomates en su punto óptimo de maduración de consumo y los procesa a las pocas horas de la cosecha.

Cuando los tomates llegan a su punto óptimo en verano, los camiones cargan y descargan continuamente tomates, los cuales son procesados rápidamente. Las plantas de Rodolfi están equipadas con sistemas extremadamente fiables, ya que incluso unas pocas horas de parada y el calor del verano podrían arruinar los tomates, lo que supondría una enorme pérdida económica.

Tan pronto como el control de calidad interno acepta el contenido de un camión, es necesario lavar los tomates, antes de que puedan ser procesados industrialmente.

Dados los costes asociados y el impacto ambiental, no se trata de una tarea trivial. Una vez recogidos en los campos, a veces en condiciones climáticas adversas, los tomates llegan sucios con tierra y lodo, que deben ser retirados adecuadamente.



El efecto devastador de la arena en las bombas


Lavar 250.000 toneladas de tomates requiere mover hasta 400 m3 de agua por hora. Si se extrajera de un acueducto y se enviara a las depuradoras municipales, tanto el impacto ambiental como los costes serían significativos.

Rodolfi ha optado en cambio por utilizar sus propios pozos y una solución interna para tratar el agua utilizada para el lavado. Hay ventajas obvias en tal decisión, pero requiere sistemas adecuados de bombeo, filtración y gestión del agua.

Especialmente en la planta de Ozzano Taro, el agua tiene una alta concentración de arena, lo que provoca que los impulsores de la bomba se desgasten rápidamente. Este problema llevó a Rodolfi a instalar un desarenador y una serie de filtros para interceptar la hierba y las ramas que también vienen con los tomates.

Aunque esto redujo el problema de los desechos, no fue capaz de prevenir el desgaste causado por la arena. Esto fue una verdadera pesadilla para la empresa, que repetidamente tuvo que hacer el mantenimiento de las bombas.
 


El mantenimiento de la bomba pone en peligro la producción


Durante años, Rodolfi confía el mantenimiento de sus sistemas de bombeo a M.C.R., un taller mecánico con sede en Sissa, en la provincia de Parma, especializado en el mantenimiento y la sustitución de bombas, así como en la gestión de depuradoras de agua.

Los técnicos de M.C.R. están siempre disponibles, especialmente durante la ajetreada temporada de verano.

Roberta Silvestri, responsable técnica comercial de M.C.R., pudo convencer a Rodolfi para que sustituyera sus bombas existentes por alternativas más eficaces y resistentes al desgaste de la arena.

Como admitió el equipo gerencial de Rodolfi, las antiguas bombas requerían un mantenimiento significativo cada dos meses. Además de los gastos financieros, el mantenimiento también supuso una carga para las operaciones de la empresa.

Durante los períodos más activos, incluso un pequeño problema podría costar decenas de miles de euros en pérdidas de producción.
 


Flygt 3171 resistente al desgaste con Hard Iron
 

Para solucionar el problema de desgaste, Rodolfi adoptó la Flygt 3171 una bomba para aguas residuales de última generación y bajo consumo energético con tecnología N y un innovador impulsor autolimpiante. 

Por muy beneficiosas que sean estas características, no son más que una ventaja para el requisito fundamental: resistir el desgaste.

La bomba Flygt 3171 tiene un anillo de desgaste reemplazable hecho de Hard Iron, un material específicamente desarrollado para resistir ante sustancias abrasivas y corrosivas.

El impulsor también está hecho de Hard Iron, lo que le permite soportar la acción de desgaste de la arena en el agua.

Bajo la dirección de Silvestri, los técnicos de Rodolfi establecieron el tamaño correcto de la bomba, que entró en funcionamiento hace más de un año en paralelo con las otras máquinas ya instaladas en los siete pozos de Rodolfi.

 

Este fue un cambio muy exitoso, a diferencia de las otras bombas en funcionamiento, la bomba Flygt 3171 no ha necesitado hasta ahora ningún mantenimiento.

Cuando se retiraron otras máquinas para que se sustituyeran sus piezas en el taller, también se revisó la bomba Flygt, pero no mostró signos de desgaste. Esto demostró al equipo gerencial de Rodolfi que disponían de la tecnología y los materiales adecuados para resistir a cualquier daño causado por la arena.

 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies