Casos de éxito

Cuando se prueban las soluciones técnicas

Caso de éxito
banner-medium
Modernización del riego de la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña de Zaidín - Huesca, sector 9

16/06/2021

Modernización del riego de la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña de Zaidín - Huesca, sector 9



 
Los regantes del Canal de Aragón y Cataluña modernizan sus regadíos gracias al sistema continuo y uniforme con las tuberías TOM® y accesorios ecoFITTOM® de Molecor, cuyas propiedades mecánicas y físicas garantizan un consumo energético eficaz.
 


Antecedentes

 
La Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña se encuentra dentro del área regable del Canal de Aragón y Cataluña que administra el riego a una superficie de 7.771,25 ha dentro de los municipios de Zaidín, Osso de Cinca y Fraga (Huesca).
 
Las actuaciones correspondientes a la mejora y modernización de los regadíos de la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña de Zaidín fueron declaradas de Interés General y Utilidad Pública según el Decreto Ley 14/2009 de 4 de diciembre (BOE núm. 293 de 5 de diciembre de 2009).
 
Esta comunidad se abastece de agua de riego del Canal de Aragón y Cataluña, que depende administrativamente de la Confederación Hidrográfica del Ebro. El riego de las fincas se realiza a partir de diversas balsas, que toman el agua del Canal de Aragón y Cataluña, distribuyéndola mediante una red de acequias revestidas en canales y tuberías de hormigón y en cauces de tierra, que llevan el agua a cada una de las fincas de los regantes.
 
La comunidad dispone de doce balsas de riego de tierra, que permiten el almacenamiento de agua durante la noche y el riego en horas de luz solar. El riego es mayoritariamente a manta, con todos los inconvenientes que supone en lo que se refiere a pérdidas de agua, lavado de sales y contaminación de las aguas, encharcado en cultivos, tareas aplicación, etc.
 
La comunidad se encuentra con la necesidad de renovar toda la red de riego, que tiene una antigüedad de más de treinta años y está en un estado muy deficiente, con unas pérdidas de agua superiores al 30%, las cuales, en las últimas campañas de riego, con las restricciones de agua, han tenido unas consecuencias de reducciones importantes en la productividad de las fincas.
 
La asamblea general de la comunidad propuso la redacción de varios proyectos para modernizar el riego mediante el acondicionamiento de las actuales balsas de riego y la distribución de una red de tuberías por sectores para el riego a presión para todas las fincas de la comunidad. La superficie afectada por esta actuación de modernización es de 711,26 ha.
 
El coste de la actuación ascendió a 2.730.298,33 €, y el plazo de ejecución fue de quince meses, comenzando en enero de 2018. Las obras fueron promovidas a instancia de la Comunidad de Regantes.
 
El proyecto fue redactado por Jose María Pascual Voltes, quien a su vez asumió la dirección de la ejecución de las obras que fueron ejecutadas por TRAGSA.
 


Objetivo de la actuación

 
Las obras a realizar se sitúan en distintos parajes ubicados dentro de los términos municipales de Zaidin y Fraga (Huesca). El agua se capta del Canal de Aragón y Cataluña, mediante la conexión a la tubería lateral 18+21. El transporte del agua es por gravedad, aprovechando la diferencia de cotas existente entre el canal y la zona regable, de casi 140 m en el punto de mayor diferencia respecto al punto de toma.
 
El trazado de las redes, en la medida que ha sido posible, discurre paralelo a caminos y acequias existentes, intentando no afectar a cultivos y plantaciones. Salvo alguna ocasión excepcional, se han reconstruido aquellas acequias y canales eliminados a la hora de instalar las tuberías. Con ello se pretendía mantener operativo el sistema de riego por gravedad hasta que se ejecute la nueva instalación en parcela.
 
El sistema de riego propuesto es a la demanda entre hidrantes con reducción del caudal por probabilidades, y a la demanda estricta dentro del hidrante con el fin de permitir una adecuada optimización de la red.
 


Objeto de la obra

 
La finalidad del proyecto es disponer en la zona regable de un sistema de reparto con distribución a la demanda, entregando el agua en tomas de riego colocadas en parcela, con una presión no inferior a 30 m.c.a en el hidrante, y con un gasto relacionado con la superficie de cada hidrante.
 
Cada parcela podrá instalar riego por aspersión. Las consecuencias inmediatas serán el incremento en la eficiencia de distribución del agua de riego, la mejora de la gestión de la zona regable y control del agua de riego, la disminución de la lámina aplicada por cada riego, el incremento en la flexibilidad y garantía de suministro y la disminución de las perdidas de fertilizantes por lixiviación, lo que implicara que la contaminación de acuíferos y ríos se reduzca notablemente debido al control de los lixiviados, tanto de fertilizantes como de fitosanitarios.
 


Diseño de la red y descripción de las obras

 
El caudal ficticio continuo considerado, en función de los parámetros climáticos de la zona, de la alternativa de cultivos estudiada (hectárea representativa), así como de la propuesta establecida por la Comunidad de Regantes, es de 0,55 l/s y ha.
 
La superficie afectada por esta actuación es de 713,07 ha. La velocidad máxima en las tuberías es inferior a 2 m/s en las de HPCC (hormigón postesado con camisa de chapa) y diámetro igual o superior a 700 mm, e inferior a 1,5 m/s en el resto de las tuberías, PVC-O (PVC Orientado) y PEAD (polietileno).
 
El diámetro de paso de los filtros de las tomas de riego, también denominados caza piedras, es de 5 mm, adecuadas para riego por goteo.
 
Se ha realizado la distribución y organización de hidrantes con el objeto de que todas las parcelas dispongan de una toma de agua a partir de un hidrante único, o en caso de ser necesario para una agrupación de tomas, a partir de un hidrante multi-toma. Finalmente, no fue necesario, y la totalidad de los hidrantes son únicos.
 
Cada uno de los hidrantes cubre o dota a una finca o agrupación de fincas, de tal manera que la dotación final del hidrante será la resultante de considerar la suma de la superficie de todas las fincas que le son asignadas.
 
Las tuberías utilizadas son de hormigón postesado con Camisa de Chapa (HPCC) y timbraje de 7,5 atm de presión nominal para un rango de diámetros igual o superior a 700 mm. Las tuberías de diámetros comprendidos entre los 630 y 125 mm, ambos incluidos, se proyectan de PVC Orientado y presión nominal 16 atm, y constituyen casi la totalidad del proyecto, con un total de 21.639 m. El resto de las tuberías se proyectan de PEAD de alta densidad de distintos timbrajes.
 
En los puntos bajos se han instalado desagües para facilitar la conservación de las redes; en todos los casos están conectados a cursos de agua ya existentes. El tamaño de los hidrantes asignado será en función de la superficie cubierta por cada uno de ellos.
 
Los caudales para el cálculo de la red de riego se han establecido de acuerdo con la fórmula de Clement para redes de riego a la demanda. Los parámetros fundamentales del riego utilizados han sido:
 
  • Caudal ficticio continuo: 0,55 l/s y ha
  • Rendimiento de la red: 1,00
  • Garantía de suministro: el cálculo de la red se ha realizado con una cierta discriminación, que tiene en cuenta el numero de hidrantes que se encuentran situados aguas abajo.
 
El criterio establecido es el número de hidrantes por línea/garantía de suministro:
 
* 1-3 / 100%
* 4-10 / 95%
* <10 / 90%
 
Las secciones tipo ejecutadas en el PVC-O han sido validadas de forma previa con el correspondiente calculo mecánico de acuerdo con procedimiento matemático definido en la norma española UNE 53331.
 
Debido a la existencia de muchas zonas de roca caliza en la mayor parte de la longitud del trazado, las tuberías han sido “envueltas” con gravilla. Los taludes de las zanjas mantienen una relación máxima horizontal/vertical tipo 1/5 para garantizar la seguridad en los trabajos en zanja.
 


Conclusiones

 
En el regadío, la modernización de las redes busca la eficiencia en el binomio agua-energía. Conocer los factores que ocasionan un mayor consumo energético es importante para establecer estrategias de ahorro y mejora de la eficiencia en el uso del agua. El objetivo, buscar una infraestructura sostenible y respetuosa con el medio ambiente.
 
En este tipo de actuaciones, es imprescindible el uso de las últimas tecnologías para así alcanzar la máxima eficiencia energética en la distribución del agua de riego, lo que sin duda repercutirá en los márgenes de beneficio de los regantes a la hora de rentabilizar la inversión acometida en la propia transformación.
 
La elección del tipo de material en las tuberías y accesorios debe estar basado, entre otros parámetros, en aquellos que tienen que ver con la durabilidad de la instalación como son la capacidad hidráulica, el comportamiento del material frente a los continuos transitorios que se producen en una red, su robustez a la hora de su manipulación, facilidad de instalación, el deterioro del material con el paso del tiempo, su rugosidad y, como consecuencia de esta, su pérdida de carga asociada, o la propia optimización energética.
 
Molecor ofrece un sistema continuo y uniforme con las tuberías TOM® y accesorios ecoFITTOM® en PVC Orientado (PVC-O). Las excelentes propiedades mecánicas y físicas de los accesorios ecoFITTOM® y las tuberías TOM® de PVC-O garantizan un consumo energético eficaz.
 
Su mayor sección de paso permite transportar mayor cantidad de agua con costes energéticos equivalentes, lográndose así una mayor capacidad hidráulica. La completa estanqueidad de las uniones y la durabilidad de la tubería y accesorio frente a degradaciones, evitan fugas del agua canalizada.
 
Su inalterabilidad química hace que sean inmunes a la corrosión, y muy resistentes a los fertilizantes y productos fitosanitarios utilizados en las redes de riego. Esto, unido a la excepcional estanqueidad de sus uniones, hace que se eviten fugas o contaminaciones del agua canalizada.
 
También contribuyen al desarrollo sostenible, presentando una huella ambiental significativamente inferior a otros productos. Esto se debe tanto a la eficiencia energética que se consigue durante su fabricación y su uso, como a la menor emisión de CO2 a la atmosfera a lo largo de todo su ciclo de vida. De esta manera, presentan una menor contribución al efecto invernadero y al cambio climático del planeta.
 
 
 

 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies