Casos de éxito

Cuando se prueban las soluciones técnicas

Caso de éxito
banner-medium
Solución al tratamiento de efluentes en la producción de harinas de pescado

04/03/2022

Solución al tratamiento de efluentes en la producción de harinas de pescado




Antecedentes

 
Una multinacional líder en la producción de harinas de pescado, precisaba resolver el tratamiento de las aguas residuales del centro de producción ubicado en la costa occidental del Norte de África, motivo por el que contactó con J. Huesa Water Technology.
 
En esta ocasión, J. Huesa ha ejecutado un proyecto llave en mano consistente en el estudio, diseño, fabricación a medida, instalación y puesta en marcha de una planta de tratamiento de efluentes para asegurar la eliminación global de contaminantes del agua previo a su vertido.
 


Solución adoptada

 
Una vez valorada la situación de partida por parte del equipo técnico, se ha diseñado una solución basada en los objetivos técnicos del cliente y en los objetivos generales del proyecto, mediante la implantación de un físico – químico en continuo tipo DAF y un tratamiento de fangos.
 
 
 
 
Las aguas residuales procedentes del proceso productivo se acumulan en un pozo, provisto de un nivel analógico que controla el arranque y parada de las bombas, que conducen el agua hasta un tamiz rotativo. Este dispositivo permite la eliminación de los sólidos gruesos que pueden interferir en los tratamientos posteriores. Las partículas sólidas quedan retenidas en su superficie y de allí pasan al rascador que las separa y las deposita en una bandeja.
 
Por su parte, el agua que sale del tamiz rotativo se acumula en un tanque de homogenización, en el que se minimizan las posibles fluctuaciones de las características del agua residual, disminuyendo el consumo de productos químicos necesarios para su neutralización. 
 
De aquí el agua es bombeada al DAF mediante una bomba centrífuga equipada con un variador de frecuencia, de forma que suministrará el caudal necesario en cada momento, adaptándose a la demanda existente, regulando la velocidad de la bomba, con el consiguiente ahorro energético.
 


Tratamiento físico – químico

 
En esta etapa, el vertido se somete a las diferentes fases del tratamiento fisicoquímico:
 
  • Coagulación
  • Floculación
  • Flotación

El proceso de coagulación-floculación tendrá lugar en el tubo floculador, separado del proceso de flotación. Durante la coagulación, los coloides presentes en el agua homogeneizada son desestabilizados, mediante la adición de un producto coagulante (electrolito), dando lugar a coloides más visibles a simple vista.
 
Una vez producidos los coloides, se añade al agua un producto químico denominado floculante (polielectrolito), cuya función fundamental es favorecer la agregación de las partículas individuales o coloides formados durante la coagulación. De esta forma se originan sólidos de mayor dimensión, lo que favorece su flotación, que supone la última etapa del tratamiento físico – químico.
 
 

Equipos de poli de la planta
 
 
La fijación artificial de las microburbujas de aire en las partículas sólidas se produce en el flotador. Esto les confiere una tasa de ascenso partícula-gas muy elevada. El resultado es una rápida eliminación de la carga de sólidos. Los aglomerados de aire y partículas suben hacia la superficie del flotador donde se produce una deshidratación continua, antes de ser descargados por el rascador de superficie al tanque de acumulación de lodos.
 
Las partículas pesadas permanecen en el compartimento de sedimentación del fondo del flotador, donde serán purgadas.
 
El agua tratada cae directamente a otro depósito provisto de dos niveles digitales (máximo y mínimo) para controlar dos bombas que conducirán el agua a una etapa posterior del proceso de tratamiento.
 
 
 
Detalle de la evolución del agua
 


Tratamiento de fangos

 
Los lodos acumulados en el depósito de lodos situado en la planta se bombean mediante una bomba provista de un variador de frecuencia a depósito espesador de lodos. El almacenamiento de los lodos elimina las fluctuaciones en la producción de lodos y permitir que éstos se acumulen durante los periodos de tiempo, con la consiguiente reducción del consumo de productos químico y mejora del rendimiento de los equipos de deshidratación.
 
Durante el espesado, se aumenta el contenido en sólidos de los lodos eliminando parte de la fracción líquida de los mismos.
 
En el espesador por gravedad situado en la planta, el lodo espesado se extrae del fondo del depósito mediante una mono bomba provista de un variador de frecuencia, que pasa a la centrífuga para su deshidratación (previamente se acondicionan químicamente) para reducir la humedad, aumentando la centrifugadora.
 
 
 
Detalle de la centrifuga de lodos
 
 
Finalmente, los lodos deshidratados se transportan mediante un transportador de tornillo hasta el depósito de recogida de estos.
 
 
 
Depósito de fangos a la salida del DAF
 
 
La Planta de Tratamiento de Efluentes está equipada con todos los instrumentos de automatización y control necesarios, para que su funcionamiento se controle desde el cuadro eléctrico central que contiene el autómata y la pantalla táctil, que facilita la automatización de la instalación.
 
Con esta referencia, J. Huesa suma un nuevo proyecto para el tratamiento de aguas residuales en el sector agroalimentario a nivel internacional.
 
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies