Casos de éxito

Cuando se prueban las soluciones técnicas

Caso de éxito
banner-medium
Una red inteligente reduce la pérdida anual de agua en 45 M de litros en Dallas (USA)

16/10/2020

Una red inteligente reduce la pérdida anual de agua en 45 M de litros en Dallas (USA)



 
 
 
 
 
 
 

 

Cuando la ciudad de Dallas, Georgia, en los Estados Unidos, presentó una iniciativa para controlar la pérdida de agua, no podían saber hasta qué punto les llevaría el viaje.

Los sólidos resultados de una actualización de la medición inteligente inicial de la marca Sensus de Xylem, les llevó a darse cuenta de que acababan de arañar la superficie de lo que era posible.

 
«Estaba claro desde el principio que nuestra iniciativa de control de pérdidas de agua daría sus frutos en el futuro, así que aprovechamos la oportunidad para entender qué más podíamos hacer», dijo la encargada de facturación de la ciudad de Dallas, Amber Whisner.
 


Desafío: Actualizar la infraestructura de medición para reducir el agua sin contabilizar

 
El agua sin contabilizar es un problema generalizado de la industria y la normativa del gobierno estatal también comenzó a ejercer más presión sobre la ciudad para conservar los recursos.
 
«Georgia está en primera línea de los movimientos que se están produciendo en todo el país para mejorar la sostenibilidad», dijo Whisner. «Cada empresa de servicios públicos en nuestro estado está obligada a tener un programa de control de pérdidas de agua y presentar inspecciones anuales para mostrar los resultados.»
 
La ciudad decidió ampliar su programa de mejora de la medición para hacer frente a la pérdida de agua. Eligieron instalar una red de servicios inteligente de Sensus, una marca de Xylem, como siguiente paso en su viaje.
 


Solución: Instalar una red de servicios inteligente para la vigilancia remota de los medidores en tiempo real

 
Con una agitada línea de tiempo de cinco años, la ciudad de Dallas amplió el despliegue de los medidores de agua residenciales iPERL® de Sensus y añadió los medidores comerciales OMNI™ a su arsenal. Respaldada por la segura red de comunicación bidireccional FlexNet® para la vigilancia remota en tiempo real, la ciudad fue capaz de afrontar rápidamente las fugas.
 
«Pudimos resolver los problemas en horas. Nosotros hubiésemos tardado 30 días en simplemente identificarlos con nuestro antiguo sistema», dijo Whisner. «La red nos ayudó a reducir la pérdida de agua y a mejorar la precisión de la facturación para los clientes.»
 
El valor del sistema se hizo más evidente a medida que la ciudad continuaba con el despliegue.
 
«No pasó mucho tiempo para que todo el sistema se amortizase en términos del dinero que ahorramos al reducir la pérdida de agua», dijo Whisner. «En un año, eliminamos 45 millones de litros de agua perdidos.»
 


Llegando más lejos: Añadir la vigilancia de la presión para avanzar en el programa de control de pérdida de agua

 
Hambrientos por ver de qué más era posible, el equipo de agua de la ciudad comenzó a buscar otras formas de avanzar en su programa de pérdida de agua.
 
La ciudad implementó un programa piloto con medidores de agua Sensus ally® combinados con Sensus Analytics para mejorar la vigilancia de la presión en las cuentas residenciales en tres zonas determinadas o distritos hidrométricos (DMA por sus siglas en inglés).
 
«Era el siguiente gran paso que debíamos dar para combatir la pérdida de agua», dijo Whisner. «Fuimos capaces de obtener más datos sobre nuestro sistema y obtener una mejor visibilidad del ciclo del agua.»
 
La solución permitió al personal identificar problemas más allá de las fugas, como una tubería principal rota o un hidrante abierto. La ciudad también analizó los datos para detectar las fugas de fondo.
 
«El análisis de datos nos ayuda a identificar áreas con fugas que no podemos ver claramente bajo tierra debido a pequeñas fisuras o al deterioro de las tuberías», dijo Whisner. «Ajustar la presión del agua en esas áreas puede ayudar a resolver cualquier problema y también protege nuestra infraestructura a largo plazo.»
 


Un desafío universal durante la crisis de la COVID-19

 
Los últimos desafíos de la ciudad de Dallas son los que muchos municipios están afrontando en medio de la crisis de la COVID-19: mantener los servicios esenciales funcionando y mantener la seguridad de la mano de obra. La red de servicios inteligente de la ciudad permite operaciones remotas y formas de conectarse con los clientes mientras se siguen las pautas de distanciamiento social.
 
«Nos hemos unido a los residentes para tomar medidas que ayuden a allanar la curva», dijo Whisner. «Tener nuestro sistema remoto en su puesto nos ayuda a proporcionar servicio a los clientes incluso si no estamos en la oficina.»
 
La ciudad sigue comprometida en avanzar en su programa de control de pérdida de agua con objetivos ambiciosos para la próxima parte de su viaje.
 
«Nuestro objetivo es reducir la pérdida anual de agua de 177 millones de litros perdidos por año a menos de 37 millones de litros en el transcurso de la década», dijo Whisner. «Es un objetivo ambicioso para una empresa de servicios
públicos, pero tenemos la infraestructura necesaria para lograrlo».

 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies