Entrevistas

Donde conocemos los detalles del sector

Entrevistas a personajes del sector
Entrevistamos a Carlos de Juan Álvarez, Director de Desarrollo de Negocio de BIOBOX®

21/10/2022

Entrevistamos a Carlos de Juan Álvarez, Director de Desarrollo de Negocio de BIOBOX®



BIOBOX® nace fruto de un intenso esfuerzo de I+D+i y sobre la base de la experiencia y lecciones aprendidas por dos empresas referentes en el sector, Ingeobras y Filtralite (Saint-Gobain). Ambas compañías decidieron unir sus conocimientos en ingeniería e investigación para proponer un enfoque disruptivo frente a la clásica solución en contenedor.
 
Utilizando tecnología propia, BIOBOX® crea plantas contenerizadas Plug&Play para el tratamiento de agua, capaces de resolver las limitaciones de las soluciones tradicionales; altos costes de proceso o rechazos de contaminantes concentrados difíciles de gestionar.
 
Las plantas BIOBOX® surgen de la idea de poner al alcance de todo tipo de empresas tecnología muy avanzada y transformar las plantas de tratamiento de agua tradicionales en sistemas inteligentes modulares con capacidad de autogestión y con una necesidad de intervención mínima del personal operativo.
 
Carlos de Juan Álvarez, jefe de producto de BIOBOX® nos comenta todos los detalles de estos equipos.
 

 

Carlos, ¿en qué consisten las soluciones BIOBOX® para el tratamiento del agua?
 
Se tratan de soluciones contenerizadas o soluciones compactas, basadas en el desarrollo de procesos propios –principalmente biofiltración y adsorción- altamente sensorizados y un filtrante también propio, Filtralite® fabricado por Saint-Gobain.
 
El enfoque es tratar una serie de problemas y contaminantes clásicos en aguas potables, residuales urbanas e industriales, aportando una mayor eficiencia tanto en costes cómo en tiempos de ejecución, cómo en sostenibilidad de la solución.
 
 
 
¿Cómo nace esta tecnología y qué empresas están detrás de estas soluciones?
 
La tecnología nace a partir de la colaboración entre Saint-Gobain e Ingeobras. Se detectó la necesidad de proveer a pequeños y medianos usuarios con soluciones de alto valor agregado, que pudieran resolver sus problemas de calidad de agua, y que fueran asequibles a nivel de costes de inversión y operación.
 
Se trata, en cierta medida, de tecnología existente y disponible en grandes plantas pero que no se había “des-escalado” para pequeños clientes con este nivel de tecnificación, digitalización e innovación.
 
 
¿Cuál es el alcance de vuestro servicio actualmente?
 
Hacemos el ciclo completo de proyecto con una visión de ofrecer una solución hecha a medida. Trabajamos partiendo de la identificación del problema y pasando por las fases de pilotaje en nuestro laboratorio o in situ, realizamos la ingeniería y construcción de la planta y concluimos con la puesta en marcha y la formación sobre el O&M para los técnicos de la propiedad.
 
En paralelo se ofrecen algunos servicios complementarios como el alquiler de equipos, seguimiento o asistencia técnica en remoto.
 
 
En cuanto a soluciones disponéis de tecnología para eliminación de Nitratos, Hierro y Manganeso, Arsénico, Amonio, Materia Orgánica y DQO y un largo etcétera....¿puedes darnos más detalles?
 
Es cierto que tenemos un portfolio muy completo de soluciones. Nos hemos centrado en 9 tipos distintos de planta compacta para dar respuesta a las principales casuísticas y problemas, dónde nosotros tenemos un valor diferencial para nuestros clientes con respecto a las tecnologías actualmente existentes.
 
Dicho valor diferencial viene de la mano de la reducción de costes de inversión y proceso como mencionaba, pero también del ahorro de pérdidas de agua y energía, la no generación de rechazos contaminantes o la eliminación de membranas en el proceso con lo que esto supone.
 
El proceso para eliminar cada contaminante, como es lógico, es totalmente específico; confiamos mucho –basados en nuestra larga experiencia- en procesos de biofiltración en agua potable para eliminar ó transformar todo aquello que es biodegradable: nitratos, amonio y DBO. Esto es desde luego novedoso.
 
Asimismo, además de ser un gran carrier, nuestro material filtrante Filtralite® es un aliado perfecto para abordar por adsorción hierro, manganeso y otros contaminantes.
 
 
Por lo que podemos ver Carlos, también las tecnologías son combinables y pueden ser utilizadas tanto para tratamiento de aguas potables como residuales ¿qué ventajas presentan estas combinaciones?
 
La combinación de procesos es clave porque es muy común que nos encontremos aguas con varios tipos de contaminantes y que hay que tratar de forma conjunta. En nuestras soluciones compactas podemos combinar varios pasos de tratamiento en un solo contenedor.
 
Para caudales medianos o concentraciones de contaminantes elevadas, el enfoque es trabajarlo en serie o en paralelo con dos o más contenedores, ofreciendo la mejor solución posible.
 
 
Para finalizar Carlos, ¿quiénes son actualmente vuestros clientes y de qué referencias disponéis en España?
 
Empezamos a tener un mercado bastante consolidado en el tratamiento de agua municipal potable, especialmente en zonas con nitratos, tenemos ya un buen número de plantas que operan con el sistema BIOBOX® Nitratos; cómo las ejecutadas en la Eliana o en Torrent, ambas en Valencia. Asimismo, estamos creciendo mucho en el mercado industrial, en sectores tales como el alimentario, papel o agroindustrial.
 
Tenemos también el foco en países de LATAM cómo Chile, Colombia o México donde ya hemos realizado proyectos y dónde creemos que nuestra tecnología tiene mucho que aportar.
 
 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies