Entrevistas

Donde conocemos los detalles del sector

Entrevistas a personajes del sector
banner-medium
Entrevistamos a Jesús Jiménez Rodríguez, Director Técnico de J. HUESA

14/06/2021

Entrevistamos a Jesús Jiménez Rodríguez, Director Técnico de J. HUESA



J. Huesa, es una empresa andaluza con sede en Sevilla fundada en 1.971, que nació como fabricante de equipos para el tratamiento de aguas y ha ido evolucionando hasta poder ofrecer a sus clientes la tecnología, los sistemas y servicios industriales más avanzados para la gestión del Ciclo Integral del Agua, posicionándose como todo un referente tanto en el mercado, nacional como internacional.
 
J. Huesa cuenta con todos los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de industria en lo relativo al estudio, diseño, ingeniería, fabricación, instalación, puesta en marcha, explotación y mantenimiento de instalaciones de tratamiento de aguas. Dispone de fábrica propia en la que se construyen instalaciones de agua a medida, para dar solución a cualquier necesidad en lo que a potabilización, aporte, depuración y reutilización de aguas se refiere.
 
Jesús Jiménez Rodríguez, es el Director Técnico de J. HUESA, incorporado recientemente, pero con un largo bagaje profesional en el sector del tratamiento del agua. Entre sus funciones está la coordinación de los diseños para adaptar la solución a los factores locales del proyecto, aportando la mejor alternativa técnico-económica a las necesidades del cliente. Adicionalmente, es el responsable de la tecnificación de la empresa, en su doble faceta de estandarización del conocimiento propio y la búsqueda de nuevo conocimiento a través del I+D+i.
 

 

Jesús, ¿cuál es tu bagaje profesional dentro del sector del tratamiento del agua?

 
Mi bagaje en el sector de tratamiento del agua coincide plenamente con mi bagaje profesional, es decir, desde que entré en el mundo profesional en el año 1.999, solo me he dedicado al agua en cualquiera de sus facetas.
 
Mi primera incorporación fue en el departamento de I+D+i de MP Medioambiente, empresa dedicada al tratamiento de aguas residuales industriales y urbanas, en el que mis funciones se centraron en la búsqueda, selección y desarrollo de tecnologías, especialmente tecnologías de tratamiento biológico y tecnologías de tratamiento de vertidos de altas cargas contaminantes y especiales. Tras varios años en el departamento de I+D+i, en 2002, mantuve mis funciones de I+D+i, compaginándolas con la Dirección Técnica de la empresa, donde el objetivo se centraba en la definición y unificación del conocimiento técnico.
 
En 2004, la empresa se organizó en departamentos por productos, y en aquella fase, fui el responsable del departamento de Vertidos de Altas Cargas, donde además de la propia gestión económica del departamento para la consecución de los objetivos anuales, dirigía la gestión técnica en todas sus facetas: oferta, diseño, ingeniería, suministro, instalación, puesta en marcha y explotación de todos los proyectos relacionados con vertidos de alta carga como lixiviados de vertedero, salmueras, alpechines, plantas de tratamiento de gestión de residuos líquidos, digestatos, ZLD´s,...
 
En 2006, tras una nueva reorganización empresarial, pasé a ser el responsable del departamento Técnico y de Diseño, desde donde se realizaban todas las ofertas y se suministraba todo el apoyo técnico necesario al departamento comercial. Este departamento también tenía la responsabilidad de la ejecución de la ingeniería básica en los proyectos contratados en conexión con el departamento de Producción, así como establecer y estandarizar los criterios técnicos de diseño de la empresa.
 
Durante el periodo 2009 - 2013, fui el Project Manager del proyecto de tratamiento de aguas mineras de Cobre Las Cruces, dada la singularidad del mismo tanto en su capacidad (720 m3/h), su tecnología (ZLD de diferentes tipologías de aguas mineras), su presupuesto (22 M€) y su concepción empresarial (UTE con Harrison Western, empresa estadounidense de tratamientos de aguas en minería).
 
Mi implicación en este proyecto fue desde el origen del mismo, hasta el pleno funcionamiento y operatividad de la planta, pasando por todas las fases del proyecto: planteamiento y ejecución de los pilotajes iniciales, diseño conceptual de la solución, coordinación y gestión comercial de la contratación, ingeniería básica y de detalle, seguimiento de la fabricación nacional e internacional, obra civil, logística y suministro, instalación de los sistemas de tratamiento y todos sus sistemas auxiliares, puesta en marcha, e incluso gestión de la explotación integral del proyecto en sus años iniciales.
 
En 2013, MP Medioambiente fue comprada por Grupo Soil, donde me reubiqué como Director Técnico y de Ingeniería, desarrollando nuevamente todas las funciones de gestión del departamento de Ofertas e Ingeniería, así como las funciones propias de estandarización tecnológica, faceta posiblemente en la que más me volqué en esta fase de mi vida profesional, sin olvidar el desarrollo de nuevas tecnologías.
 
Estas labores las desarrollé hasta el año 2017, año en el que la empresa volvió a contratar un proyecto singular de generación de 240 m3/h de agua demineralizada para OCP en Jorf Lasfar (Marruecos), y en el que me seguí desarrollando en las facetas de Project Manager desde su oferta inicial, gestión del contrato, ingeniería, suministro, logística internacional, instalación con gestión in situ de subcontratas locales, hasta su puesta en marcha en 2019.
 
En el año 2020, decidí emprender un nuevo reto profesional en J. Huesa, donde encontré los ingredientes adecuados para desarrollar mi sueño profesional de organizar una empresa tecnológica, con un rigor profesional extremo, que le permita establecerse en una dinámica continua de aprendizaje de sí misma.
 

Actualmente ¿cuáles son tus principales funciones en J. Huesa como Director Técnico y qué aporta un profesional con tu larga experiencia a esta compañía?
 
En J. Huesa ejerzo actualmente, como bien indicas, de Director Técnico, gestionando el departamento Técnico en la realización de ensayos, pilotajes, ofertas, diseños e ingenierías conceptuales que den respuestas a las necesidades diarias de nuestros clientes.
 
En paralelo, dentro de nuestro departamento y en coordinación con otros departamentos de la empresa, también gestiono un proceso de tecnificación y estandarización de nuestros procedimientos y conocimientos, de forma que estén accesibles de forma inequívoca e inmediata para la empresa, aumentando la calidad y seguridad de nuestras soluciones, favoreciendo los procesos de formación interna, y permitiendo un feedback eficaz de nuestra propia experiencia sobre nuestro conocimiento orgánico.
 
 
 
 
J. Huesa, en su dilatada experiencia, ha estado presente en todo el ciclo del agua (potabilización, aporte, depuración y reutilización), suministrando al mercado cualquier tipo de producto final que requiriesen sus clientes (pilotajes, ingeniería, fabricación, llave en mano, postventa, etc.). Obviamente, J. Huesa tenía más presencia y expertise en algunas de estas facetas que otras, y mi perfil profesional, muy centrado en la depuración y reutilización de aguas residuales industriales, refuerza y complementa perfectamente el porfolio de productos y servicios que J. Huesa aporta al mercado, aunando dos largas trayectorias basadas en la experiencia, y cerrando completa y consistentemente el ciclo integral del agua.
 

En tu departamento, ¿cómo afrontáis a nivel técnico cada nuevo proyecto que llega, desde el inicio hasta la entrega del mismo?
 
El principal reto en el diseño de una solución es entender perfectamente los factores locales específicos del proyecto que te permiten seleccionar y diseñar convenientemente la mejor solución, que se adapta a las verdaderas necesidades técnicas y económicas del cliente. Esta fase inicial es primordial, y solo se puede abordar haciendo participe al cliente como un actor más en el diseño de su solución, mediante una fluida comunicación.
 
A partir de esta simbiosis, y fundamentándonos en nuestro know-how, es muy fácil cerrar todas las incertidumbres del proyecto permitiendo un diseño seguro y adecuado, que da la respuesta esperada a la necesidad planteada. En aquellos casos, donde puedan quedar variables abiertas, debido a la complejidad del proyecto, J. Huesa apuesta por el diseño y ejecución de ensayos y plantas pilotos que certifiquen, de forma experimental, la solución apropiada a dichas complejidades.
 
Tras la definición y diseño, de forma solvente, de las alternativas tecnológicas válidas, comenzamos un proceso de optimización económica, tanto en inversión como en costes de explotación, que atienda la necesidad, habitualmente más importante, de nuestros clientes.
 
Una vez que el cliente acepta nuestra propuesta técnico-económica, se pone en marcha todo el engranaje interno de J. Huesa para comenzar la ejecución del proyecto. En esta fase, nuestro departamento tiene la responsabilidad de realizar la ingeniería básica y transmitir al departamento de Producción, toda la información relevante del proyecto mediante un procedimiento establecido, para que pueda continuar la ejecución de este en tiempo y forma.
 

¿En qué tipo de proyectos estáis trabajando ahora tanto a nivel nacional como internacional y para qué tipo de aplicaciones dentro del tratamiento del agua?
 
Como bien sabes, J. Huesa celebra este 2021 su 50 aniversario y durante toda su andadura profesional se ha posicionado en el sector como empresa referente en lo que a potabilización, aporte, depuración y reutilización del agua se refiere, fundamentalmente en los sectores industrial y primario.
 
Son más de 2.000 las referencias que tenemos y entre ellas hemos tocado todos los sectores posibles, desde el agroalimentario hasta el industrial, pasando por el energético, la industria química, el metalúrgico y la gestión de residuos líquidos.
 
Ahora mismos estamos inmersos en la ejecución de más de 20 proyectos a nivel nacional e internacional, con muy diversas aplicaciones, pero que en líneas generales te podría resumir así:
 
Adecuación del agua de proceso dentro de la industria agroalimentaria (bollería, mataderos, centros logísticos y conservas, entre otros), industria química, energética y hortofrutícola, con proyectos en este caso, de adecuación de fertirriego y reutilización de aguas.
 
Estamos ejecutando y estudiando distintos proyectos de depuración de aguas residuales industriales, a nivel nacional e internacional, tales como lixiviados de vertedero, biodiesel, conservas de pescado y tratamiento de superficies.
 
Paralelamente a esto, actualmente desde el departamento de I+D+i, entre otros proyectos, se están pilotando aguas residuales de clientes de la industria textil para alcanzar una exigente calidad en el vertido de tensioactivos, conceptos de reutilización de vertidos de aguas ácidas mineras, y depuración de la industria de la producción de los extractos vegetales, que producen aguas residuales refractarias con una alta carga contaminante, con el objetivo de establecer la solución adecuada para cada uno de nuestros clientes con una relación OPEX/CAPEX óptima.
 
 
Para finalizar Jesús, la I+D+i es parte de la genética de J. Huesa, ¿cómo se lleva a cabo desde vuestro departamento y qué os aporta?
 
Efectivamente, para J. Huesa el I+D+i es una pieza clave, y a nivel particular, una debilidad personal, ya no sólo para asegurar el posicionamiento diferencial de la compañía en el sector, apostando por el conocimiento, y por la aplicación de las tecnologías más novedosas, sino que forma parte de una de las líneas estratégicas de la empresa.
 
 

 
De esta forma, dentro del Plan Estratégico de la empresa se establece como prioritario ser capaz de pilotar cualquier tecnología que J. Huesa pueda diseñar e instalar. Esta decisión se corresponde con la apuesta firme de dar una respuesta completa al sector industrial en su tratamiento de aguas, ya que existen particularidades específicas para cada proyecto y sector en concreto.
 
El hecho de que J. Huesa disponga de un laboratorio y plantas pilotos propias, así como personal cualificado al efecto, posibilita el correcto planteamiento, diseño, instalación, operación y control de nuestros estudios y pilotajes de investigación, extrayendo las conclusiones de manera profesional y objetiva, y reincorporando el nuevo conocimiento a la empresa.
 
En definitiva, este departamento nos permite ofrecer a nuestros clientes, con total garantía, soluciones especializadas de forma personalizada, y que suponen una mejora técnica respecto a los tratamientos convencionales, o una reducción de costes de inversión, operación y/o mantenimiento.
 
 
Muchas gracias

 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies