Hablamos con Martín López Blasco, Responsable de ingeniería de J. Huesa Water Technology

Hablamos con Martín López Blasco, Responsable de ingeniería de J. Huesa Water Technology

05/12/2018

Hablamos con Martín López Blasco, Responsable de ingeniería de J. Huesa Water Technology



J. HUESA, es una empresa andaluza con sede en Sevilla fundada en 1.971, que nació como fabricante de equipos para el tratamiento de aguas y ha ido evolucionando hasta poder ofrecer a sus clientes la tecnología, los sistemas y servicios industriales más avanzados para la gestión del Ciclo Integral del Agua, posicionándose como todo un referente tanto en el mercado, nacional como internacional.
 
J. HUESA cuenta con todos los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de industria en lo relativo al estudio, diseño, fabricación, montaje, puesta en marcha, explotación y mantenimiento de instalaciones de tratamiento de aguas. Actualmente dispone de fábrica propia en la que se construyen instalaciones de agua a medida, para dar solución a cualquier necesidad en lo que a potabilización, depuración y reutilización de aguas se refiere.
 
Martín López Blasco es el responsable de ingeniería de J. Huesa, entre sus funciones está la coordinación de los distintos departamentos de fabricación, delineación, instrumentación y automatización, así como del personal de la propia fábrica y de la oficina técnica siendo por lo tanto el responsable de cada uno de los proyectos que ejecuta la compañía.
 

Martín, ¿Cuáles son tus principales funciones en J. Huesa como Responsable de Ingeniería?
 

Comencé en J. Huesa hace cerca de cinco años, durante mi trayectoria profesional dentro de la empresa he ocupado diversos puestos, tales como: delineante – proyectista, responsable de proyectos, hasta llegar a donde me encuentro actualmente. 
 
Como responsable de ingeniería, mis principales funciones son el establecer la estrategia de desarrollo y mejora de productos y servicios para la empresa, así como acordar las alianzas necesarias con los agentes del mercado.
 
Debo de asegurar el desarrollo operacional para cumplir los contratos; desde el aprovisionamiento de las materias primas, disposición de mano de obra e infraestructura hasta la entrega de la obra, pasando por el montaje, instalación y puesta en marcha, siempre siguiendo los estándares de calidad establecidos según nuestro sistema de calidad ISO9001 e ISO14001 asegurando y demostrando de esta manera nuestro compromiso con la calidad y el medio ambiente.
 
Todo esto gracias al equipo de trabajo que compone el departamento, desde los responsables de proyectos, delineantes-proyectistas, programadores e instrumentistas, mecánicos y eléctricos. 
 

En cuanto a las principales líneas de trabajo que desarrolláis en vuestra fábrica ubicada en Andalucía, ¿qué destacarías?
 
J. Huesa cuenta con un equipo multidisciplinar y pone al servicio del cliente todo el conocimiento y las técnicas disponibles en el sector del agua. 
 
Nuestra principal baza es la adaptación total a las necesidades que dispone el cliente, diseñando la solución que mejor se adapte a cada situación. Gracias a nuestro equipo de trabajo, diseñamos, construimos, instalamos ponemos en marcha y vigilamos la correcta operación del sistema pudiendo además ofrecer el mantenimiento y la correcta operación de las instalaciones gracias a nuestro departamento de Postventa. 
 
Por ello, cubrimos toda la línea de vida de un sistema desde su concepción y puesta en marcha, con la posibilidad de realizar el seguimiento y control operacional del sistema ejecutado durante todo su ciclo productivo. Nuestro nivel de adaptabilidad y servicio al cliente está cubierto por las distintas líneas de negocio dentro de la empresa que nos hace destacar sobre el resto.
 

¿Cómo afrontáis y coordináis cada uno de los proyectos relacionados con el tratamiento del agua que os encargan en J. Huesa, tanto desde vuestra fábrica como en el momento de la instalación a nivel nacional y sobre todo a nivel internacional?
    
De manera general en cada uno de los proyectos en los que nos embarcamos contamos con una serie de pasos cumplidos con esmero y dedicación por cada una de las personas que integramos el departamento.
 
La línea de vida de nuestros proyectos es larga y podemos resumirla de la siguiente manera:
 
1.    Toma de Datos, Estudios de Caracterización y Ensayos de Tratabilidad.

2.    Diseño de proceso conceptual: Selección del Proceso y Tecnologías más adecuados.

3.    Ingeniería detalle:
 
       - P&ID.
       - Planos de equipos y necesidades de planta.
       - Automatización, Instrumentación y Control.

4.    Planificación, Seguimiento y Control.

5.    Pruebas Operacionales de la Instalación, Puesta en Marcha y Formación.

6.    Commissioning Tests.

7.    Elaboración y recopilación del expediente técnico: Manual de Funcionamiento, Marcado CE, etc.

8.    Monitorización y Seguimiento Operacional.
 
 
Martín, ¿puedes darnos más detalles de las últimas instalaciones que habéis llevado a cabo en los últimos meses y en qué proyectos os encontráis trabajando a día de hoy?
    
Tenemos un amplio catálogo de clientes que día a día depositan su confianza en nosotros solicitándonos ayuda en la consecución de una solución. 
 
Muchos son los proyectos desarrollados para nuestros clientes que en su mayoría pertenecen al sector industrial (agroalimentario, metalurgia, tratamiento de superficies, industria química, empresas energéticas, etc.), sin olvidar nuestra colaboración y servicio prestado a ingenierías especializadas en distintos sectores.
 
A estos últimos, ofrecemos no sólo la fabricación de los equipos, sino también abordamos proyectos llave en mano con nuestro propio equipo de ingenieros.
    
A lo largo de nuestra trayectoria, hemos ido expandiéndonos en el territorio nacional y ya llevamos varios años presentes en territorio extranjero. 
 
Nacionalmente, por ejemplo, nos encontramos inmersos en la ejecución de un sistema de suministro y gestión de agua para una de las mayores instalaciones de tratamientos superficiales de piezas para la industria aeronáutica.
 
Dicho sistema de acondicionamiento de aguas para la industria se puede seccionar en dos líneas principales de tratamiento; PTA (planta de tratamiento de aguas), PTE (planta de tratamiento de efluentes).
 
La PTA contará con depósitos de acumulación y bombeo adecuados para cada uno de los sistemas, un sistema de filtración, dosificación de químicos, prefiltración de seguridad, osmosis inversa, filtración mediante carbón activo, desmineralización y bombeo a instalación del cliente.
 
 
 
 
Con respecto a la PTE dispondremos de un sistema físico- químico que tratará cada uno de los vertidos generados por las líneas de baño de las piezas, así como de un sistema de evaporación con compresión mecánica de vapor.
 
En cuanto a los proyectos de carácter internacional que estamos ejecutando, cabe destacar un sistema de tratamiento de efluentes para el sector agroalimentario, así como varias plantas de tratamiento de agua para el sector agroalimentario y hortofrutícola, aunque recientemente también hemos entregado un sistema de tratamiento mediante filtración al sector minero.
 
Por supuesto día a día seguimos colaborando activamente con todos los clientes que requieren de nuestro servicio en cuanto a equipos descalcificadores, filtros, etc. Pues nuestra principal vocación es el servicio al cliente y por ello nos adaptamos a todas y cada una de las situaciones que se nos presenta.

 
Sabemos que la I+D para J. Huesa es uno de los pilares fundamentales, debido a que tenéis que estar al día con las nuevas tecnologías en tratamiento de agua que os van reclamando vuestros clientes, ¿cómo afrontáis este apartado?
    
Para nosotros I+D+I es inversión que se amortiza, es conocimiento que se aprende y te diferencia, es trabajo constante, es parte de nuestro día a día en J. Huesa.
 
Actualmente nos encontramos colaborando con empresas punteras en el sector químico, en particular les hemos brindado un sistema de pilotaje para la investigación de nuevos sistemas de tratamiento, así como la mejora de la técnica presente.
 
Todo ello, contenerizado en dos bloques de manera que permita a nuestro cliente trasladar el sistema de pruebas a diferentes instalaciones. Este sistema portable, cuenta en su interior con gran parte de la tecnología de agua existente actualmente: filtración, ultrafiltración, osmosis inversa, dosificación química, intercambio iónico. 
    
Dado nuestro conocimiento aplicado, y ofrecido a nuestros clientes, tenemos prevista realizar una inversión a corto plazo en nuestras nuevas instalaciones de la ampliación de nuestro laboratorio de manera que nos permita investigar y avanzar en el estado del arte del sector del tratamiento de agua. 
 

Muchas gracias
 
 
Más información sobre J. HUESA en http://jhuesa.com
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.