Hablamos sobre tecnología hiperespectral en el sector del tratamiento del agua con Francisco José Rodríguez de AMBLING

Hablamos sobre tecnología hiperespectral en el sector del tratamiento del agua con Francisco José Rodríguez de AMBLING

15/03/2019

Hablamos sobre tecnología hiperespectral en el sector del tratamiento del agua con Francisco José Rodríguez de AMBLING




AMBLING es una empresa que centra su actividad principal en el sector del agua, con capacidad para diseñar y operar plantas de tratamiento de agua potable y depuradoras de aguas residuales.
 
AMBLING apuesta por la innovación y la aplicación de las tecnologías más avanzadas en sus procesos, así como por la calidad en la ejecución en sus diferentes áreas de actividad. La compañía lleva a cabo la gestión de servicios integrales, que abarcan todas las etapas implicadas en el tratamiento del agua. Además, recientemente ha recibido el Sello de Pyme Innovadora que la convierte en la primera empresa de Extremadura del sector del agua en recibir este sello.
 
Francisco José Rodríguez Pulido se ha incorporado recientemente al equipo de la empresa en el área de I+D, es doctor por la Universidad de Sevilla y experto en Análisis de Imágenes Hiperespectrales, con una gran trayectoría en proyectos de investigación tanto en el sector público como en el privado.

 
Francisco, ¿en qué consiste la tecnología hiperespectral?
 
La tecnología hiperespectral surge de la unión de la espectroscopía y las técnicas de imagen.
 
Si con la espectroscopía convencional se puede obtener el perfil espectral de cualquier muestra y, a partir de ahí, conocer sus características fisicoquímicas, con esta tecnología podemos conocer estas características espectrales en cada píxel de una imagen.
 
Si una imagen convencional tiene tres bandas RGB con las que se forma el color, una imagen hiperespectral puede tener hasta cientos de bandas, perteneciendo cada una a una longitud de onda. Gracias a esto, surge en Química Analítica el concepto denominado Chemical Imaging.
 
Con esta técnica se construyen imágenes donde, con escalas de color, se puede conocer simultáneamente la composición química y su distribución espacial en muestras heterogéneas.
 
Aunque esta tecnología tiene su origen en los noventa, no ha sido hasta la última década cuando ha revolucionado el análisis y la inspección en todos los campos donde se ha aplicado. De hecho, y para hacerse una idea de la amplitud de la escala de aplicación, existen imágenes hiperespectrales realizadas con satélites y también microscópicas.
 
 
 
 
¿Qué puede aportarnos esta tecnología en un sector como el del tratamiento del agua?
 
Como en todas las técnicas de imagen, el potencial máximo se alcanza cuando tenemos muestras claramente heterogéneas.
 
En el agua, que es un medio típicamente homogéneo, puede pensarse que esta tecnología no tiene cabida, pero ya ha sido aplicada con éxito en un proyecto para la determinación de contaminantes emergentes en aguas residuales.
 
Por otra parte, puede utilizarse también en otras matrices relacionadas con el tratamiento de aguas, como lodos, filtros, sedimentos...
 
 
Desde AMBLING hace algunos años que arrancasteis el laboratorio Hyperlab, ¿en qué consiste esta iniciativa y cómo funciona? 
 

Esta apuesta por la tecnología hiperespectral surge al ser una alternativa rápida, limpia y versátil al análisis químico convencional.
 
Los análisis químicos que se llevan a cabo en la industria son destructivos, requieren reactivos químicos que generan residuos, necesitan especialización del personal encargado, etc., lo que conlleva un gran coste. Es por este motivo que, aunque suponga una inversión inicial, el uso de esta tecnología implica un ahorro a largo plazo. 
 
Muchos de los proyectos que hemos desarrollado se han ejecutado en el marco de convocatorias públicas de ayudas para I+D+i a escala regional, nacional e internacional. No obstante, el éxito de estos proyectos ha hecho que entidades se pongan en contacto con nosotros para desarrollar proyectos con capital cien por cien privado.
 
Por otro lado, siempre vamos acompañados en estos proyectos por otras entidades y centros tecnológicos con gran experiencia profesional. Aunque en ocasiones realizamos investigación fundamental, no concebimos el desarrollo de un proyecto si no es viable una comercialización del resultado final.
 
 
¿Cuáles son las principales líneas de I+D+i que estáis llevando a cabo desde AMBLING en este momento aprovechando Hyperlab?
 
La actividad de AMBLING se centra en el tratamiento de aguas y en la ingeniería, pero nuestra I+D+i ha dado un gran salto hacia la aplicación de imágenes hiperespectrales en el sector agroalimentario.
 
En este ámbito hemos desarrollado metodologías, algoritmos y aplicaciones de cámaras hiperespectrales, a veces ayudadas de vehículos no tripulados, para la inspección automática de diversos productos.
 
Se puede así conocer en tiempo real información sobre el estado de maduración, concentración de compuestos de interés y la presencia de plagas o enfermedades. La inmediatez de los resultados ayuda a la toma rápida de decisiones por parte de los productores. Entre los sectores donde hemos trabajado, destacamos el cárnico, el cultivo del tomate, la vid y el olivar.
 
Además, cabe destacar que durante el último año se han establecido colaboraciones con empresas, centros tecnológicos y universidades para la aplicación de la tecnología hiperespectral en diversos sectores.
 
AMBLING, desde Hyperlab, presta servicios de asesoramiento, consultoría, desarrollo e implementación de aplicaciones de la tecnología hiperespectral en el sector medioambiental, agrícola e industrial. 
 
 
Para finalizar Francisco, ¿en qué tipo de aplicaciones reales en plantas de tratamiento de agua podremos ver en los próximos años esta tecnología?
 
Estamos muy ilusionados con el proyecto de detección de contaminantes emergentes en aguas residuales, lo que nos está animando a seguir con esta línea de investigación.
 
 
 
 
Nuestros propósitos a medio y largo plazo pasan por conseguir una inspección continua del agua, así como la caracterización de lodos y conseguir optimizar y revalorizar su uso como subproducto.
 
Compartiremos con vosotros nuestros logros para continuar contribuyendo a la mejora de la gestión del agua.
 
 
Muchas gracias


Más información sobre AMBLING en http://ambling.es
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.