Hablamos sobre tecnología MABR y su aplicación en el mercado descentralizado con Cristina Cornet, directora comercial de FLUENCE para España

08/05/2019

Hablamos sobre tecnología MABR y su aplicación en el mercado descentralizado con Cristina Cornet, directora comercial de FLUENCE para España



Fluence es líder en los mercados de tratamiento descentralizado de aguas, efluentes y reuso, marcando el ritmo de la industria con sus Soluciones de Productos Inteligentes, que incluyen Aspiral™, NIROBOX™ y SUBRE
 
Fluence ofrece una gama integrada de servicios en todo el ciclo del agua, desde la evaluación de la etapa inicial, pasando por el diseño y la entrega hasta el soporte y la optimización continuos de los activos relacionados con el agua, así como la solución Build Own Operate Transfer (BOOT) y otras soluciones de ingresos periódicos. 
 
Con operaciones establecidas en América del Norte, América del Sur, Oriente Medio, Europa y China, Fluence tiene experiencia en más de 70 países y permite a las empresas y comunidades de todo el mundo maximizar sus recursos hídricos.
 
Cristina Cornet, Directora Comercial de la compañía para España, nos comenta en esta entrevista los detalles de la tecnología MABR y su aplicación en el mercado descentralizado.
 
 
Cristina, ¿puedes darnos más detalles de vuestra novedosa tecnología MABR mediante aireación pasiva?
 
El reactor de biofilm de membrana aireada (MABR) es un tratamiento biológico de aguas residuales que está basado en la aireación pasiva, es decir, la difusión de oxígeno a través de membranas.
 
El proceso de aireación MABR es el sistema de suministro de oxígeno más eficiente para tratar las aguas residuales municipales.
 
El mecanismo de transferencia de oxígeno pasivo, que requiere suministro de aire a una presión muy baja, es la razón por la que MABR tiene un consumo de energía significativamente menor con respecto a otros procesos de tratamiento convencionales que utilizan equipos de alto consumo energético.
 
 
 
 
Los módulos MABR están sumergidos en un tanque de tratamiento de aguas residuales para proporcionar continuamente oxígeno, que apoya la formación de biopelículas aeróbicas en las superficies de la membrana. Bajo condiciones operativas adecuadas, la biopelícula y los sólidos suspendidos circundantes realizan nitrificación y desnitrificación (SND) simultáneas.
 
Este proceso único permite que MABR alcance niveles muy bajos de Nitrógeno Total (TN) de < 3 mg/l y permite la eliminación de hasta 90% de Fósforo Total (TP).
 
El proceso de eficiencia energética y la capacidad de realizar nitrificación-desnitrificación simultánea (SND) con una mínima adición de químicos así como una mínima intervención del operador son razones clave para la creciente popularidad de MABR en múltiples países.
 
 
¿En qué consisten vuestras famosas soluciones Aspiral™ y SUBRE para el sector del tratamiento del agua?
 
Aspiral es una configuración empaquetada inteligente en contenedores que está diseñada específicamente para el mercado de tratamiento de aguas residuales de forma descentralizada. El tratamiento descentralizado tiene una creciente demanda en el mercado de nuevos desarrollos urbanos, complejos turísticos, ciudades pequeñas, escuelas y parques de alta tecnología.
 
El sistema Aspiral es una solución plug and play para el tratamiento de aguas residuales en un contenedor marino de 20 o 40 pies.
 
 
 
 
Cada contenedor contiene 1-5 módulos espirales de MABR, y se pueden instalar múltiples contenedores en paralelo para tratar capacidades más altas. Por lo general, es ideal para el tratamiento de aguas residuales para pequeñas comunidades de hasta 10.000 personas.
 
Dependiendo de la configuración requerida, el sistema tarda entre 2 y 5 días en instalarse y ponerse en marcha. 
 
Gracias a su alta eficiencia de tratamiento, el sistema Aspiral tiene un impacto pequeño en comparación con las plantas convencionales de tratamiento de aguas residuales.
 
Aspiral puede lograr la nitrificación y desnitrificación simultáneas, sin circulación interna. El sistema se puede monitorear y controlar de forma remota para ahorrar aún más en el costo del operador y mejorar la eficiencia operativa.
 
El sistema Aspiral ya está instalado o en construcción en China, África, Israel, Filipinas, América del Sur y los Estados Unidos.
 
SUBRE es un producto MABR diseñado para actualizar las plantas existentes. SUBRE ofrece dos opciones de reacondicionamiento diferentes: aumenta la capacidad de la planta hasta en un 30% mientras mantiene la misma calidad del efluente o mejora la calidad del efluente para cumplir con los requisitos más estrictos de nitrógeno y fósforo.
 
 
 
 
Además, SUBRE reduce el consumo de energía de aireación y el consumo de productos químicos hasta un 30%. El principio de diseño de SUBRE es agregar capacidad de nitrificación dentro de la zona anóxica existente con cero huellas adicionales. Una primera instalación comercial de SUBRE a gran escala se encuentra actualmente en su etapa final en una EDAR en Israel.
 
 
Según vuestra experiencia Cristina, ¿cuáles son los beneficios del tratamiento descentralizado de efluentes?
 
En un mundo con una infraestructura existente obsoleta de tratamiento aguas, con el aumento de la población, nuevos desarrollos periurbanos intensivos, e infraestructura de tratamiento costosa, la solución descentralizada es la más viable económicamente.   
 
Las plantas empaquetadas inteligentes Aspiral, se pueden implementar rápidamente en cualquier parte del mundo para proporcionar un tratamiento de aguas residuales de alta calidad con un tiempo de instalación mínimo. Se pueden instalar múltiples sistemas Aspiral en varias comunidades urbanas de una ciudad para crear una red de sistemas de tratamiento de aguas residuales y reutilización local.
 
Aspiral requiere poco mantenimiento por parte del operador, no produce olores y produce un efluente de calidad que puede reutilizarse para el lavado y la irrigación del inodoro. El enfoque de reutilización en el sitio elimina la necesidad de instalar tuberías largas hasta una planta centralizada.
 
Hay comunidades en los Estados Unidos, Europa y China que ya han adoptado este concepto, que se espera que crezca en los próximos años. En China, por ejemplo, el gobierno ha declarado que el 70% de las aldeas existentes en el país instalarán plantas de tratamiento de aguas residuales basadas en este concepto.
 
Fluence está a la vanguardia del crecimiento descentralizado del tratamiento de aguas residuales en China con las instalaciones del sistema Aspiral en todo el país.
 
 
Para finalizar Cristina, ¿qué perspectivas tenéis respecto a la implantación de vuestras tecnologías y soluciones en el mercado español?
 
Las perspectivas son muy buenas ya que el mercado tiende no solo a una estructura descentralizada sino a una mejora de las instalaciones existentes sobre todo en lo que se refiere a eliminación efectiva de nutrientes así como a un mínimo consumo energético. 
 
Fundamental es también la integración ambiental tanto en cuanto a su impacto visual como en lo que a olores se refiere.
 
Esta solución es precisamente la que Fluence con el MABR ofrece.
 
 
Muchas gracias
 
 

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies