Implementación de tecnología MBR con membranas cerámicas recicladas, con Elena Zuriaga de FACSA y coordinadora técnica del proyecto REMEB

Implementación de tecnología MBR con membranas cerámicas recicladas, con Elena Zuriaga de FACSA y coordinadora técnica del proyecto REMEB

15/12/2017

Implementación de tecnología MBR con membranas cerámicas recicladas, con Elena Zuriaga de FACSA y coordinadora técnica del proyecto REMEB



Los objetivos del proyecto REMEB (Recycled Membrane Bioreactor) son la implementación y validación de un biorreactor de membranas cerámicas (MBR) de bajo coste, para la reutilización del agua, en plantas de tratamiento de aguas residuales urbanas. Para ello, las membranas están siendo fabricadas a partir de residuos procedentes de procesos agroindustriales, además de las materias primas típicas utilizadas en la industria de la cerámica.
 
El proyecto persigue obtener agua tratada de alta calidad, desarrollar una nueva línea de negocio para las empresas de fabricación de azulejos cerámicos y valorizar diferentes residuos agrícolas e industriales impulsando así la ecoinnovación mediante el desarrollo de sistemas de bajo coste para el tratamiento de las aguas residuales.
 
Elena Zuriaga, responsable de proyectos de I+D+i de FACSA y coordinadora del proyecto REMEB nos comenta en esta entrevista todos los detalles y la última hora del proyecto.
 
 
Elena, ¿en qué punto se encuentra actualmente el proyecto europeo REMEB, liderado por FACSA, a menos de un año de su finalización?
 
El proyecto REMEB se encuentra trabajando plenamente en la optimización de las membranas cerámicas a escala industrial.
 
Tras haber fijado a escala piloto los parámetros necesarios para obtener las características necesarias en las membranas, se ha escalado el proceso a una industria cerámica, NATUCER, donde ya han fabricado varias series de soportes cerámicos por extrusión.
 
Al mismo tiempo estamos trabajando en la selección de la óptima capa selectiva para que nuestras membranas cumplan con los criterios necesarios para reutilizar agua.
 
 
 
 
¿Cómo surge un proyecto como el REMEB y qué objetivos persigue en cuanto al tratamiento de las aguas residuales urbanas?
 
El proyecto surge  tras muchos años de colaboración entre FACSA y el Instituto de Tecnología Cerámica de la Universitat Jaume I de Castellón, en los que se ha ido viendo que la sinergia entre la industria cerámica, tan importante en la provincia de Castellón, y el tratamiento de aguas residuales podía ser posible.
 
El objetivo principal es poder conseguir un tratamiento que permita reutilizar el agua depurada en nuestras EDAR con un menor coste que el de las tecnologías convencionales de tratamiento.
 
Además, hoy en día dada la escasez de agua es importante que nos preocupemos por desarrollar tecnologías que permitan potenciar su reutilización bien en agricultura o bien en la industria.
 
 
El proyecto con más de 2,3 M€ de presupuesto y 2 años de duración incluye más de 11 socios de toda Europa, ¿qué empresas forman este consorcio y qué papel juega cada una?
 
El consorcio REMEB (GA 641998) está formado por un equipo multidisciplinar de 11 socios, procedentes de España, Francia, Chipre, Noruega, Italia, Turquía y Colombia.
 
Entre ellos se encuentra FACSA como coordinador y responsable de la validación en una de las EDAR que gestiona, la Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (ESAMUR) que ha colaborado en el diseño de la planta y en la validación de la misma, junto con la ingeniería IMECA Process.
 
También participan 3 centros tecnológicos cerámicos, como son el Instituto Universitario de Tecnología Cerámica – Universitat Jaume I (ITC-UJI), el Centro Cerámico di Bologna y Seramik Arastirma Merkezi A.S. (SAM).
 
El laboratorio IPROMA es el responsable de los análisis necesarios durante la validación del MBR, analizando además de los parámetros convencionales para reutilización, microcontaminantes y patógenos. El plan de negocio y la replicabilidad está siendo coordinado por la ingeniería Biowater Technology (BIOWATER), Atlantis Consulting Cyprus (ATLANTIS) y la Universidad Antonio Nariño.
 
Por último, el Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana se encarga de la difusión.
 
 
 
 
Elena, ¿realmente será posible la fabricación e implantación de sistemas MBR de bajo coste con material reciclado de industrias cerámicas gracias a este proyecto a corto o medio plazo?
 
Por el momento ya estamos fabricando en una industria cerámica las membranas con materiales de bajo coste (chamota, polvo de mármol), en lugar de con los materiales típicos de las membranas comerciales (titania, alúmina o zirconia), que suponen un elevado coste de fabricación, debido a las materias primas y al complejo proceso de fabricación.
 
En cuanto a la implementación, estas membranas se pueden adaptar a cualquier proceso MBR, están pensadas para ir ensambladas en diferentes módulos en función de la necesidad de tratamiento.
 
Se espera que en pocos meses ya tengamos definida la capa selectiva y validada en la EDAR de Aledo.
 
 
 
 
Para finalizar Elena, el proyecto se está llevando a cabo en la EDAR de Aledo de Murcia, sabemos que acabáis de poner en marcha el primer piloto, ¿puedes darnos más detalles al respecto?
 
La planta piloto ya está funcionando en la EDAR de Aledo, se escogió este emplazamiento para poder validar nuestras membranas en una EDAR que ya contaba con un MBR en sus instalaciones, de este modo podemos trabajar en paralelo con ambos MBR y comparar mejor ambos procesos.
 
Por el momento se está iniciando la validación y los resultados obtenidos hasta el momento son bastante prometedores.
 
 
Muchas gracias
 
 
Más información sobre el proyecto REMEB en www.remeb-h2020.com
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.