José Antonio Gómez, Consejero Delegado del Grupo MUNS nos habla sobre fertilización orgánica con lodos de EDAR

07/03/2019

José Antonio Gómez, Consejero Delegado del Grupo MUNS nos habla sobre fertilización orgánica con lodos de EDAR



 
Más de un siglo de experiencia en constante adaptación al mercado ha posicionado al Grupo MUNS como líder y referente de buena praxis en su sector.
 
MUNS inició sus actividades en el año 1890 y actualmente es la 3ª y 4ª generación quien impulsa la empresa que, desde 1967 ha focalizado sus recursos en tres líneas de valor:  Gestión y Fertilización Agrícola a partir de residuos orgánicos - Alimentación Animal a partir de subproductos agrarios y agroindustriales - Valorización Energética de Subproductos agrarios y agroindustriales.
 
José Antonio Gómez, Consejero Delegado del Grupo nos habla en esta entrevista de los servicios que su empresa presta al sector del tratamiento del agua.
 

José Antonio, ¿cuáles son vuestras principales líneas de negocio actualmente en MUNS?
 
La idea que define nuestro proyecto es la valorización sostenible de los residuos y subproductos orgánicos transformándolos en recursos valiosos para la agricultura, la ganadería y la producción de energía.
 

Definís vuestra propuesta de valor como revolucionaria, ¿qué os hace diferentes?
 
Para el gestor tradicional, de lodos de EDAR por ejemplo, el campo agrícola es el medio para conseguir el fin que es retirar y colocar el lodo. Nosotros ponemos el foco en la agricultura; ella es nuestra meta, nuestro fin y los lodos son un medio más para gestionarla. Lo que no beneficia de forma incuestionable el campo, no nos interesa.
 
Como empresa que somos buscamos el beneficio, pero no a cualquier precio. Somos socios de Pacto Mundial de Naciones Unidas y por ello comprometidos con sus principios de respeto de los derechos humanos, de los derechos laborales (recientemente hemos sido distinguidos por la Comissió de Responsabilitat Social del Consell de Relacions Laborals de Catalunya), del medio ambiente y anticorrupción. Ninguna praxis contraria a dichos principios la contemplamos, no nos interesa.
 
Por último, pretendemos ser innovadores. No podemos, no sabemos hacer grandes innovaciones tecnológicas, pero sí de gestión, de relación, de comunicación, comerciales, laborales. Esto nos ha hecho merecedores de la confianza tanto de los agricultores como de productores y colaboradores que conforman la solvencia de nuestras propuestas.
 

Desde MUNS defendéis la fertilización orgánica razonada como una alternativa al servicio de la agricultura sostenible, ¿por qué es tan importante este tipo de actividad
es en este momento?
 

Hacemos nuestras las máximas de los expertos mundiales en “el suelo”. Es el soporte necesario e imprescindible para la producción de alimentos, sostén de multitud de ecosistemas y reserva de la biodiversidad, y con funciones de impacto directo en el bienestar de la humanidad tan fundamentales como la retención y almacenamiento de agua y de carbono orgánico tiene, además, la capacidad de reciclar residuos integrándolos.
 
Pero estas capacidades, debido a la explotación tradicional del suelo agrícola por los sistemas intensivos de producción basados en la fertilización mineral y química se han visto mermadas hasta el punto de haberse convertido en prioridades estratégicas a nivel mundial para minimizar los efectos del cambio climático. Incluso la FAO ha elaborado unas directrices para la gestión sostenible de los suelos.
 
Es del todo necesaria la restitución de los niveles de materia orgánica en el suelo para garantizar la sostenibilidad de nuestros ecosistemas y la producción de alimentos. Y aquí está MUNS, en un país con amplias zonas semidesérticas, facilitando la integración de los residuos orgánicos en este círculo virtuoso que, para nosotros, va mucho más allá de la economía circular y la mera valorización; es estrategia social y ecológica sostenible.
 
 
Gestionáis residuos ganaderos, municipales, industriales, RSU, etc., ¿puedes darnos más detalles?
 
Sí, cualquier material con aptitud agrícola nos interesa. Todos, históricamente, ya han sido utilizados como un recurso para la agricultura.
 
Nuestro equipo de agrónomos y comerciales los busca y selecciona aplicando criterios de oportunidad y viabilidad técnica y económica. Estiércoles y purines, lodos tratados de EDAR, fracciones orgánicas de diversas procedencias, los transformamos en materiales fertilizantes reciclados.
 
 
MUNS dispone de autorización, un equipo de profesionales cualificados y herramientas que permiten la trazabilidad, para poder gestionar los lodos de nuestras depuradoras mediante aplicación directa en agricultura, ¿cómo lleváis a cabo este tipo de servicios?
 
La aplicación directa es posible cuando el residuo ha sido tratado en origen.
 
Los ingenieros, los comerciales y los responsables de Logística coordinan sus tareas ayudados de un potente software de gestión y geolocalización que nos permite planificar la selección de parcelas idóneas, la retirada, el transporte y aplicación de los residuos observando todos los requisitos técnicos garantistas de la conformidad reglamentaria como son las analíticas de suelos y residuos en laboratorios homologados para TODOS los parámetros, la formulación de la dosis, la elaboración de informes agronómicos y de la documentación oficial y las declaraciones administrativas.
 

También desde MUNS lleváis a cabo el tratamiento de lodos y otros residuos orgánicos, ¿con qué tipo de instalaciones contáis para poder llevar a cabo estas actividades?
 
Aunque tenemos un plan expansivo para los próximos tres años, actualmente contamos con dos plantas de compostaje, una en el Poal (Lleida) y otra en Langa de Duero (Soria).
 
Además, mantenemos convenios/contratos de concesión y colaboración con otras instalaciones en las que disponemos de un cupo de entrada para tratar nuestros residuos en zonas alejadas de las nuestras.
 
Se trata de plantas de compostaje como las nuestras y otras de biogás con capacidad de recibir nuestros residuos. De todas ellas, además obtenemos el material tratado final, compost o digesto que también usamos como fertilizante.
 
Finalmente, de las plantas de secado térmico, igualmente nos proveemos del producto final con idéntica finalidad agrícola.
 

Para finalizar José Antonio, danos un orden de magnitud de vuestra actividad que nos permita conoceros mejor y cuantificar vuestra contribución en el sector.
 
  • En relación con el orden temporal fuimos los segundos gestores en Catalunya (1996), los primeros en Aragón (2000), la Rioja (2001) y Castilla la Mancha (2000), en Madrid y Andalucía empezamos en 2005, y en Castilla y León en 2011.
  • 2018 cierra con un volumen gestionado de casi 500.000 tn de residuos y subproductos y más de 14.000 has gestionadas.
  • 100 % trabajadores fijos. 40% titulados universitarios.
  • 50% mujeres en cargos directivos.
  • 50% mujeres en el Consejo de Administración.
  • 7% del BAI dedicado a formación, causas sociales y medioambientales.
 
 
Muchas gracias
 

Más información sobre los servicios de MUNS en www.muns.es
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...