Juan Carlos Rodrigo, Director de Ingeniería en Veolia Water Technologies nos habla sobre el proceso Bioactiflo

Juan Carlos Rodrigo, Director de Ingeniería en Veolia Water Technologies nos habla sobre el proceso Bioactiflo

21/01/2015

Juan Carlos Rodrigo, Director de Ingeniería en Veolia Water Technologies nos habla sobre el proceso Bioactiflo



Bioactiflo™ es un proceso para el tratamiento de agua de tormentas por bioeliminación lastrada con arena, que además de la reducción de sólidos en suspensión y la materia orgánica particulada, permite la eliminación por vía biológica de la materia orgánica soluble.  Este eficiente gesto representa un paso adelante en el tratamiento de agua de tormentas ya que además de hacer frente a la problemática de la contaminación, permite realizar a largo plazo una gestión más respetuosa que preserva la calidad de nuestros cauces receptores y el bienestar social.  
 
Juan Carlos Rodrigo, Director de Ingeniería de Veolia Water Technologies Ibérica, nos comenta todos los detalles sobre este novedoso proceso para el tratamiento de agua de tormentas.
 
 

Juan Carlos, en primer lugar y para situar a nuestros lectores, ¿podrías ampliarnos información sobre Veolia Water Technologies?

 
Somos la filial tecnológica de agua del grupo Veolia, líder mundial en la gestión optimizada de los recursos de agua, energía y residuos, y que en España emplea aproximadamente a 2.500 personas.
 
Veolia Water Technologies ofrece soluciones globales para el diseño, construcción, mantenimiento y ampliación de instalaciones de tratamiento de agua y aguas residuales, tanto para clientes industriales como municipales. Disponemos del mayor porfolio tecnológico del mercado que nos permite dar una respuesta ajustada a las necesidades de nuestros clientes. Esta excelencia tecnológica, combinada con nuestra capacidad de servicio y dilatada experiencia en la operación y mantenimiento de plantas, conforman la oferta más competitiva del mercado convirtiendo a Veolia en la referencia mundial en  tratamientos de agua. En resumen, somos una empresa capaz de hacer frente a toda la problemática del ciclo integral del agua.
 
 

Ahora sí, adentrémonos en la materia ¿en qué consiste el proceso Bioactiflo?

 
El proceso Bioactiflo nació de la necesidad medioambiental promovida por el Title 40 de la US Environmental Protection Agengcy (EPA) para hacer frente al agua de tormenta en cualquier circunstancia, incluso en los primeros momentos de lluvia. Consta de una primera etapa a modo de tanque de contacto compuesta por un pequeño reactor de fangos activos, donde se lleva a cabo la eliminación por vía biológica de la materia orgánica soluble, y una etapa físico-química de decantación lastrada, que se realiza con la ayuda de microarena, donde se separan los sólidos en suspensión y la materia orgánica particulada asociada a los mismos.  El objetivo de este proceso es reducir la DBO5 total y los sólidos en suspensión del agua de tormenta que el biológico de fangos activos existente no es capaz de asumir, antes de ser devuelta a la naturaleza.
 
 
 
 
Esquema de implantación y funcionamiento del proceso Bioactiflo
 
 

¿Qué aspectos del proceso revisten mayor dificultad?


La rapidez de respuesta.  Uno de los aspectos más críticos en el tratamiento de las aguas de tormenta es el aumento repentino de la cantidad y la calidad del agua a tratar.  Es decir, no sólo llega más agua a la depuradora, sino que además está puntualmente más contaminada por el efecto del lavado de carreteras, pavimentos y tejados.  Gracias a las características de operación y rendimiento de Bioactiflo, el proceso está plenamente operativo en tan sólo unos minutos, garantizando la calidad del agua tratada.
 
 

¿Qué diferencia a este sistema del resto de soluciones disponibles hoy en el mercado?


La principal ventaja del proceso Bioactiflo es la garantía en la calidad del agua obtenida, incluso ante variaciones en la cantidad y/o calidad del agua a tratar. Es decir, si se produce un incremento en el caudal del agua de llegada o en la cantidad de sólidos en suspensión o de materia orgánica, Bioactiflo se adapta rápidamente a estas nuevas condiciones de operación, manteniendo la calidad del agua tratada.  Además, es un proceso que trabaja con tiempos de retención hidráulicos muy cortos y a unas velocidades de decantación muy rápidas, entre 90 y 120 metros hora, comparado con otras soluciones en el mercado. Por último destacaría que es un proceso muy compacto, que requiere un espacio de implantación muy reducido, especialmente si lo comparamos con soluciones convencionales como pueden ser los tanques de tormentas.
 
 

Juan Carlos, por lo que hemos podido conocer, el proceso Bioactiflo permite realizar a largo plazo una gestión más respetuosa con el medio ambiente, ¿en qué sentido? y ¿por qué?

 
Porque, en comparación con otras soluciones para el tratamiento de agua de tormentas, Bioactiflo garantiza un agua tratada de excelente calidad. Por dar algunos datos, reduce los sólidos en menos de 15 ppm y la tasa de eliminación de la materia orgánica es de hasta un 85%, algo que no consigue ningún tratamiento físico-químico aplicado hoy día para el tratamiento de agua de tormentas. 
 
 

¿Qué acogida está teniendo en el mercado este proceso y de qué referencias disponéis en funcionamiento actualmente?

 
Está teniendo buena acogida. Nuestra primera referencia en la península en tratamiento de agua de tormentas fue en la EDAR de Alcántara, en Lisboa.  También hemos instalado otra planta en la EDAR de Crispijana en Vitoria.  La nueva depuradora de Vigo, que actualmente está en fase de construcción, contará con un Actiflo™ al igual que las dos referencias previas comentadas. Estas tres referencias son instalaciones de tratamiento de agua de tormentas pero que no llevan incorporado el reactor de fangos activos para la eliminación de vía biológica de la materia orgánica.  Ahora bien, el proceso Bioactiflo como tal ya se está incluyendo en algunos proyectos de mejora y ampliación de EDAR en España, con lo que esperamos contar con las primeras referencias en breve.
 
 
 
Vista aérea de la EDAR Crispijana (200.000 m3/d), en Vitoria. 
Recuadrado en rojo, el área de implantación del proceso Actiflo™ instalado para el tratamiento de las aguas
de tormentas (100.000 m3/día), con una superficie ocupada de  153 m2.
 
 

En términos generales Juan Carlos, ¿crees que sabemos gestionar convenientemente el agua en nuestro país?

 
Sí, España ha avanzado muchísimo en los últimos años. No sólo se sabe gestionar convenientemente el agua, sino que se avanza hacia una gestión mucho más responsable de nuestros recursos hídricos, tal y como así lo evidencia la reciente normativa para inventariar los desbordamientos existentes (orden AAA/2056/2014) en episodios de lluvia y obtener las correspondientes autorizaciones de vertido. Esto permitirá medir su impacto en los cauces así como evaluar las medidas correctoras adecuadas adicionales incluso a la propia EDAR. Esta nueva normativa es el punto de partida para finalmente implementar tratamientos que permitan garantizar en todo momento la calidad de agua de esos cauces receptores que es en definitiva lo que hay que proteger. Es ahí donde quizás tratamientos como el Bioactiflo, así como otro tipo de herramientas de control (STAR Utility Solution), puedan tener su hueco en el mercado.
 
 

¿Cuál piensas que es el punto o el aspecto más conflictivo en la gestión del agua en la actualidad?

 
Precisamente uno de los aspectos más críticos es el tratamiento de agua de tormentas, no sólo para los clientes municipales, sino también para los industriales, que tienen que tratar las aguas de tormenta antes de ser vertidas a los ríos. Otro punto crítico será el tratamiento de los fangos que, además, pueden ser aprovechados para la producción de energía, la producción de plásticos 100% biodegradables o la producción de fertilizantes. En este sentido veremos muchas oportunidades en los próximos años. Creo firmemente que el concepto de biorrefinería aplicado a nuestro sector del agua es algo para lo que se necesita proactividad en un próximo futuro.
 
 

¿Qué puede aportar a una empresa del sector del tratamiento del agua, las soluciones y sistemas que ofrece Veolia en estos momentos?

 
Podemos dar solución a sus necesidades de tratamiento de agua, ya sea un cliente industrial o un cliente del sector municipal. Confío en que los lectores de AGUASRESIDUALES.INFO no duden contactar con nosotros si tienen cualquier problema relacionado con el agua y fango. Si quieren conocer a Veolia un poco mejor, les invito a que visiten nuestra página web (veoliawatertechnologies.es) donde podrán ampliar información sobre el proceso Bioactiflo y otras tecnologías de Veolia.
 
 

Para finalizar Juan Carlos ¿qué otras novedades tecnológicas han lanzado recientemente al mercado desde su empresa?

 
Veolia es una empresa muy dinámica y de forma continua estamos lanzando nuevos servicios e innovaciones tecnológicas para nuestros clientes, ya sean industriales o municipales. El porfolio tecnológico de Veolia es realmente espectacular y el desarrollo de nuevas soluciones es una de nuestras prioridades, lo cual nos permite estar en el mercado como empresa de referencia.
 
Entre los últimos desarrollos tecnológicos, destacaría el proceso Anita™ Mox para el tratamiento de efluentes con alta carga de amonio o el proceso Exelys™ de hidrólisis térmica en continuo para aprovechar al máximo el potencial energético del fango como energía renovable, producir menos fango y a su vez tener higienización del mismo. Además, también destacaría todas las actuaciones orientadas a optimizar los consumos energéticos y otros consumibles de las instalaciones, reduciendo los costes de operación.
 
 

Muchas gracias.

 
 
Más información sobre la Tecnología Bioactiflo™ en www.veoliawatertechnologies.es
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.


AGUASRESIDUALES.INFO te recomienda...

Política de cookies