Alcaldes de varios municipios de Valencia se reúnen con el Director General del Agua para tratar el grave problema de las inundaciones

Alcaldes de varios municipios de Valencia se reúnen con el Director General del Agua para tratar el grave problema de las inundaciones


05/10/2015

Control de inundaciones
Alcaldes de varios municipios de Valencia se reúnen con el Director General del Agua para tratar el grave problema de las inundaciones
  • El Director General se compromete a impulsar el proyecto e iniciar los trámites administrativos
 
Las Alcaldesas de Rocafort, Amparo Sampedro, y de Godella, Eva Sanchis, junto con el Alcalde de Burjassot, Rafa García, han mantenido esta mañana una reunión con el Director General de Aguas, perteneciente a la Conselleria de Agricultura, Manuel Aldeguer. La reunión, mantenida en el Ayuntamiento de Godella, a propuesta de Sanchis, se planteaba como el primer paso para buscar una solución conjunta al problema de inundaciones que sufren los tres municipios al tener paralizada la Generalitat, desde el año 2006, el proyecto de construcción del colector de aguas pluviales que recoge las precipitaciones de los tres municipios y los encauza hasta el Barranco del Palmaret, –una infraestructura que evitaría los problemas de inundaciones que padecen Burjassot, Godella y Rocafort.
 
El Director General, después de estudiar los informes presentados por los respectivos alcaldes, y ver la gravedad de las inundaciones sufridas estas pasadas semanas, ha confirmado la voluntad de la Generalitat de priorizar esta obra e impulsarla para poner fin a esta problemática. El Director General también ha expresado que en la actualidad «la situación económica no es boyante, pero tenemos el objetivo de priorizar esta obra, y buscar entre todos una solución, incluida la búsqueda de financiación complementaria, bien a través de los fondos Feder, o bien a través de la propia Confederación Hidrográfica del Júcar. Estamos en disposición de enviar a los ayuntamientos afectados el proyecto modificado en el plazo de un mes, para que sea aprobado por los plenos municipales, ya que hay que actualizar la valoración económica del mismo y la modificación planteada en el año 2012 que separa la construcción del colector del soterramiento de las vías del tren a su paso por Burjassot y Godella».
 

Proyecto de 17 millones de euros

 
Una vez realizado el trámite administrativo del proyecto, que se calcula que tiene un coste que ronda los 17 millones de euros, y vista la voluntad de ejecutarlo, el siguiente paso será la consignación presupuestaria e iniciar los trámites de las expropiaciones que fueran necesarias durante el año 2016. «Podemos tener un horizonte de posible inicio de trabajo en torno al año 2017 –ha señalado Aldeguer–, hay que realizar primero los trabajos de expropiación, dotar el proyecto final y, finalmente, realizarlo cómo se considere técnicamente, ya que abarca tres municipios, y es un proyecto grande y en algunas partes, como en Burjassot y Godella, complicado».
 

Conclusiones de los alcaldes

 
Para la alcaldesa de Godella, Eva Sanchis, la reunión ha sido el primer paso que debíamos dar y «ha sido muy satisfactorio, la receptividad ha sido máxima y la predisposición a priorizar la obra que llevamos tantos años reclamando, ha sido muy evidente».
 
Rafa García, alcalde de Burjassot, en la misma línea, se ha mostrado también optimista: «Esta es una reunión positiva y fructífera. Después de años de paralización, vemos la disposición a llevar a buen puerto la obra. Será un proceso largo y dificultoso pero lo que vemos son las ganas de priorizar y de solventar problemas, de poner en marcha la solución definitiva, y eso es lo más importante».
 
Los alcaldes, junto con el Director General, van a solicitar ahora una reunión conjunta con la Confederación Hidrográfica del Júcar para exponer el proyecto que les afecta en la parte rural, y así poder contar también con posibles fuentes de financiación complementarias.
 

Visita a las zonas afectadas

 
A continuación, la alcaldesa de Rocafort y la de Godella han visitado junto a los técnicos de ambos municipios, de la Generalitat y el propio director general, algunas de las zonas más conflictivas, fundamentalmente las limítrofes entre ambas poblaciones como el Barranco dels Frares y la instalación de rejillas trámex de la entrada de Rocafort. «En el momento en el que empieza a llover, por poco que sea, esta zona pierde por completo la adherencia y se convierte en un punto de constantes accidentes, fundamentalmente, para motociclistas», ha comentado Sampedro. La instalación, que sí cumple con su cometido de absorber gran parte de las aguas que, de otro modo, se embalsarían en esa zona, será revisada por los técnicos de la Conselleria y de los ayuntamientos de Rocafort y de Godella con el fin de evitar más accidentes; una solución que, según el director general «no sería demasiado costosa ni técnicamente ni económicamente».
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.godella.es


Política de cookies