Aprovechamiento del agua de lluvia para convertirla en agua pura

Aprovechamiento del agua de lluvia para convertirla en agua pura


18/08/2016

Reutilización
Aprovechamiento del agua de lluvia para convertirla en agua pura
  • Reutilizar el agua de lluvia, de forma cuidadosa y segura, podría sernos útil para todos aquellos usos en los que no es necesario usar agua pura
 
Día a día, utilizamos para usos domésticos alrededor de 150 litros de agua potable. Al lavar la ropa o los platos, limpieza en general, limpieza de inodoros, riego de plantas y jardines, muchas veces derrochamos un bien tan indispensable para la propia vida, pero también podemos aprovecharrecursos alternativos como el 'agua de lluvia'.
 
Reutilizar el agua de lluvia, de forma cuidadosa y segura, podría sernos útil para todos aquellos usos en los que no es necesario usar agua pura, teniendo en cuenta que esta agua no debe ingerirse ni utilizarse para el consumo alimentario.
 


Lugar de recolección

 
Encontrar un buen espacio de captación.
 
Esto dependerá del lugar que tengamos. Para atrapar el agua de lluvia, los mejores lugares son lisos, materiales no porosos en la azotea, techos de metal o chapa es el ejemplo perfecto. El tamaño, la superficie y la pendiente determinarán cuánta agua vamos a recoger.
 
Lo ideal es que sea el techo de la casa o el edificio en el que vivamos, pero también podemos pensar en patios, balcones o incluso ventanas, siempre y cuando no haya riesgo de caídas y sea peligroso para un tercero.
 


Recipiente contenedor

 
Colocar allí un recipiente adecuado para contener el agua de lluvia.
 
Una vez definido el lugar en el cual haremos la recolección, debemos cuidar que esté perfectamente limpio y sobre todo que dentro del recipiente no haya contenido ningún compuesto de material tóxico que pueda contaminar el agua y que sea resistente para el uso que le estemos dando.
 
Además, su tamaño dependerá del espacio de captación que hayamos elegido.
 
Existen depósitos plásticos especialmente acondicionados para contener esta agua y tanques metálicos, que también pueden ir enterrados.
 
Tendremos que tener en cuenta si vamos a almacenar agua de lluvia, que el espacio siempre debe estar tapado para evitar los mosquitos y el crecimiento de algas.
 


Distribución

 
Instalar algún tipo de desviación o aparatos de distribución.
 
Se utiliza la gravedad para la recolección y distribución. Esto puede ser tan simple como canaletas, tubos de plástico o desviadores, que capten el agua de lluvia y la deriven a nuestro contenedor.
 


Filtraje

 
Es fundamental que utilicemos filtros, los cuales pueden reducirse a una rejilla sobre el recipiente que capte el agua o poniendo una rejilla en alguna de las partes de la distribución, para evitar que hojas y demás elementos ensucien o pudran el agua.
 
Además, es de suma importancia que no dejemos olvidado el contenedor con líquido en su interior, para evitar la proliferación de mosquitos y microorganismos.
 
Lo que recomendamos es que esta agua se utilice para actividades que no pongan en riesgo la salud.
 
Es muy importante que en casos de "recolección doméstica" esta agua se use con bastante frecuencia, para evitar que se formen microorganismos u otros gérmenes.
 
Podemos usarla para regar las plantas, lavar autos o limpiar pisos y veredas.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.comunicae.com.mx


Política de cookies