Arranca el nuevo tanque de tormentas de Martutene en San Sebastián

Arranca el nuevo tanque de tormentas de Martutene en San Sebastián


19/01/2017

Tanques de tormenta
Arranca el nuevo tanque de tormentas de Martutene en San Sebastián
  • Durante el último episodio de aguas altas en el Urumea
 
Las fuertes precipitaciones de los últimos días han ocasionado que en diferentes puntos de la vertiente cantábrica, especialmente en Gipuzkoa, se supere el umbral de alerta naranja por riesgo de inundaciones. También en el Urumea.
 
Previo a la ejecución de las obras de defensa del barrio de Martutene ante las crecidas del Urumea, el nivel del río alcanzaba tal altura que impedía que el sistema de alcantarillado pudiese verter al río, lo que ocasionaba un empeoramiento de las condiciones de inundabilidad y el barrio llegaba a inundarse por esta imposibilidad de evacuar las aguas del alcantarillado al río.
 


Tanque de tormentas

 
Entre las obras que ejecuta URA se encuentra un tanque de tormentas dotado de un dispositivo de bombeo capaz de aliviar esas aguas independientemente del nivel del Urumea.
 
Ayer este dispositivo entró automáticamente en funcionamiento por primera vez evitando que el agua quedara retenida en el barrio por no poder continuar hasta un Urumea crecido.
 
Este hecho y el evidente efecto del resto de las obras hasta ahora ejecutadas han contribuido a que este episodio de aguas altas haya pasado con un notable mayor grado de tranquilidad en Martutene, a la vista de la holgura con la que circulaba la avenida bajo el nuevo puente de Martutene y la recién construida pasarela del Pilar en este tramo que ha sido también ensanchado.
 


Detalles de las obras

 
Las obras de defensa ante inundaciones en el Urumea a su paso por Martutene han consistido básicamente en el encauzamiento del río a lo largo de 850 metros para permitir el tránsito sin afecciones de las avenidas de aguas con un período de retorno de 500 años por el barrio donostiarra y la sustitución de la pasarela peatonal del Pilar y del puente de Martutene, incrementando los umbrales de seguridad de forma significativa respecto de la situación anterior. URA tiene el firme compromiso de continuar con la segunda fase tan pronto como sea posible.
 
No obstante, el riesgo 0 ante las crecidas no existe. Y el reto prioritario no es otro que prevenir la exposición de nuevos usos sensibles a las crecidas naturales y recurrentes de los ríos en el territorio, y evitar así posteriores nuevas obras de defensa y afecciones al río.
 
El presupuesto del conjunto de las actuaciones asciende a 19 millones de euros. Este proyecto cuenta con financiaciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER.
 
 

Fuente www.irekia.euskadi.eus


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.