Aumento de los niveles de trihalometanos en las redes de agua potable de algunos ayuntamientos murcianos

Aumento de los niveles de trihalometanos en las redes de agua potable de algunos ayuntamientos murcianos


05/01/2017

Trihalometanos
Aumento de los niveles de trihalometanos en las redes de agua potable de algunos ayuntamientos murcianos
  • En la última semana, y como consecuencia del arrastre de materia orgánica durante el temporal de lluvias, se han detectado en algunos municipios mayores niveles de trihalometanos en las redes de agua para consumo humano
  • Sanidad insta a la población a seguir los consejos de los ayuntamientos sobre el consumo de agua potable
 
La Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Sanidad insta a la población a que siga los consejos de sus ayuntamientos respecto al consumo de agua potable, como está sucediendo estos días en algunos municipios en los que se ha detectado un nivel más elevado del normal de trihalometanos (THM), por lo que se recomienda que no se beba.
 


Recomendaciones

 
El agua de la red no se puede utilizar como agua de bebida a no ser que antes de su consumo sea filtrada a través de dispositivos domésticos que contengan carbón activo, siempre que estos se encuentren en perfectas condiciones de mantenimiento.
 
Los análisis que la Mancomunidad de los Canales del Taibilla realiza permanentemente en la red de abastecimiento de agua potable y cuyos resultados se remiten al Servicio de Sanidad Ambiental de Salud Pública para su valoración técnica, conforme a la legislación vigente, han venido registrando una mayor presencia de los citados subproductos de la desinfección, por lo que se ha aconsejado al organismo de aguas y a los ayuntamientos afectados que los vecinos eviten beber agua del grifo en tanto en cuanto no se restablezcan los niveles de normalidad.
 
Los municipios de Cieza, Las Torres de Cotillas, Abanilla y Molina de Segura lanzaron ayer el aviso a la población aconsejando que se abstengan de beber agua potable hasta que se recuperen los niveles de trihalometanos habituales. También en Fortuna se tomaron medidas similares el pasado 30 de diciembre y el martes normalizó su situación.
 
El director general de Salud Pública, Manuel Molina, explicó que “los trihalometanos son subproductos de la desinfección que se forman cuando se emplea cloro como desinfectante”. En este sentido, recordó que la cloración del agua “ha reportado grandes beneficios para la reducción de enfermedades bacterianas, virales y parasitaria”.
 


Análisis y normativa

 
El Real Decreto 140/2003 y la normativa europea de criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano fijan una concentración máxima permitida de THM totales de 100 microgramos por litro. Estos límites legislativos se fijan estableciendo unos márgenes de seguridad que garantizan un elevado grado de protección a la población.
 
A este respecto, el director general de Salud Pública remarcó que los análisis realizados por la Mancomunidad de Canales del Taibilla “no han sobrepasado en ningún caso los 200 microgramos por litro” y que dichos valores, en los sucesivos análisis, “han ido descendiendo”.
 
Asimismo, indicó que le consta que desde la Mancomunidad y los ayuntamientos afectados, como responsables de la red de abastecimiento de agua para consumo humano, “se están tomando medidas para restablecer los valores de normalidad”.
 
Molina subrayó que el agua del grifo se puede utilizar para cualquier tarea doméstica y de aseo personal “pues la recomendación expresa es no beberla, exclusivamente”, aunque indicó que “previsiblemente para que tuviera efectos nocivos para la salud habría que tomar cantidades ingentes de agua”.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.carm.es


Política de cookies