Brasil tardará 50 años en universalizar el saneamiento de aguas si se mantiene la inversión actual

Brasil tardará 50 años en universalizar el saneamiento de aguas si se mantiene la inversión actual


02/09/2014

Internacional
Brasil tardará 50 años en universalizar el saneamiento de aguas si se mantiene la inversión actual
Brasil necesitará al menos 50 años más para universalizar el saneamiento básico de aguas si mantiene el nivel actual de inversión pública en este área, según un estudio inédito de la patronal Confederación Nacional de la Industria divulgado este lunes
 
Según los cálculos del informe publicados por el diario brasileño O Globo, el país latinoamericano tendrá que invertir un total de 119.500 millones de dólares antes de 2033 para solucionar el actual problema de déficit de saneamiento público y cumplir con las metas establecidas en el Plan Nacional de Saneamiento Público.
 
 
“El ritmo actual de inversiones necesita ser acelerado para que se cumplan las metas de universalización del Plan Nacional de Saneamiento Público”, declaró Iliana Ferreira, analista de políticas e industria de la Confederación Nacional de la Industria. Según Ferreira, Brasil debe invertir más de 5.200 millones de dólares anuales en el tratamiento de aguas para que en 2033 todas las ciudades del gigante latinoamericano cuenten con sistemas de depuración de aguas residuales.
 
Actualmente el 37,5% de las aguas residuales del país reciben tratamiento antes de ser vertidas en la naturaleza, de acuerdo a los datos suministrados por el informe. Entre los problemas asociados al vertido de aguas no depuradas están la aparición de enfermedades como el dengue, los malos olores y el deterioro del medio ambiente.
 
El viernes de la semana pasada un informe ambiental advirtió de los altos riesgos para la salud que implica la práctica de deportes acuáticos en la bahía de Guanabara, en Río de Janeiro, debido a los vertidos de aguas fecales no tratadas. Esta bahía acogerá las competiciones de remo y vela de las Olimpiadas de Río 2016.
 
Los datos oficiales del Ministerio de las Ciudades sostienen que el 39,1% de las aguas residuales de Brasil reciben algún tipo de tratamiento, proporción que aumenta al 56,1% en las grandes ciudades.
 
El documento de la patronal industrial brasileña fue enviado en secreto a los candidatos presidenciales que concurren de cara a las elecciones del próximo cinco de octubre y basa sus argumentos en las proyecciones oficiales de crecimiento demográfico y en la media del gasto público en saneamiento para el tratamiento de aguas residuales de los últimos años.
 
 
Carencias del sistema de saneamiento de Brasil
 
Las carencias de la red brasileña de tratamiento de aguas residuales están siendo debatidas por los principales aspirantes a la presidencia de Brasil de cara a los comicios de octubre.
 
Según la presidenta y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, la colecta de aguas fecales creció de forma considerable desde que el Partido de los Trabajadores entró en el Ejecutivo en 2002.
 
Por su parte, la candidata opositora y segunda favorita de las encuestas Marina Silva defiende la creación de asociaciones del sector público y el privado para universalizar el tratamiento de aguas. Entre sus propuestas están la flexibilización de las normas y el aumento del gasto público en este ámbito.
 
Aécio Neves, candidato socialdemócrata y tercero en intención de voto, coincide con Silva en la creación de acuerdos público-privados y plantea la reducción de impuestos para las empresas de tratamiento de aguas y la reutilización de estos residuos líquidos para fines agrícolas e industriales. 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente sp.ria.ru


Política de cookies