Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Canal de Isabel II destinará casi 3 M€ a garantizar la calidad de su tratamiento de agua con carbón activo


29/01/2020

Calidad del agua
Canal de Isabel II destinará casi 3 M€ a garantizar la calidad de su tratamiento de agua con carbón activo
 
  • Este compuesto garantiza la eliminación de olor, sabor y presencia de materia orgánica en el agua potable
  • Las ETAP de Majadahonda, Santillana, Pinilla, Pelayos de la Presa, y Valmayor utilizan carbón activo en sus procesos
 
El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido informado sobre la propuesta de adjudicación por parte de Canal de Isabel II del lote 1 del contrato para la reactivación del carbón activo en grano de sus estaciones de tratamiento de agua potable.

 

Detalles del contrato

 
El contrato tiene un plazo de duración inicial de 3 años, a los que se podría añadir una prórroga de 3 meses, y ha sido adjudicado por un importe de 2.779.280 euros. Dicha propuesta deberá ser aprobada por el Consejo de Administración de la empresa pública.
 
El objeto del contrato es la reactivación de 5.672 metros cúbicos de carbón activo en grano, un material utilizado en las estaciones de tratamiento de Majadahonda, Pelayos de la Presa, Valmayor, Santillana y Pinilla para garantizar la eliminación de materia orgánica del agua y evitar problemas de olor y sabor. Próximamente, la empresa pública adjudicará el segundo lote de este procedimiento, para reactivar la misma cantidad de material.
 

Sobre el carbón activo

 
El carbón activo granular es un medio filtrante instalado en filtros específicos en varias estaciones de tratamiento de la empresa pública. Este material se caracteriza por tener una elevada porosidad, y permite adsorber sustancias presentes en el agua, mejorando su calidad. 
 
A medida que se filtra el agua a través de este lecho filtrante de carbón instalado, y va adsorbiendo distintos compuestos, su microporosidad, es decir la superficie de absorción del carbón, se reduce y su capacidad filtrante se va agotando, y para ello es necesario reactivarlo mediante procesos térmicos que liberan los poros saturados y recuperan la superficie original de absorción.
 
Para ello, se somete al carbón a altas temperaturas (900ºC), de tal forma que se eliminen todos los compuestos volátiles y no volátiles adsorbidos y se generen nuevos poros en el carbón que permitan recuperar la microporosidad original.
 

Fuente www.canaldeisabelsegunda.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies