Cataluña dispone de 30 sistemas de humedales construidos, una tecnología de depuración con buen rendimiento y bajo coste

Cataluña dispone de 30 sistemas de humedales construidos, una tecnología de depuración con buen rendimiento y bajo coste


21/10/2014

Humedales
Cataluña dispone de 30 sistemas de humedales construidos, una tecnología de depuración con buen rendimiento y bajo coste
  • Los humedales construidos presentan la ventaja de necesitar poco mantenimiento, poco gasto energético en su explotación y una buena integración paisajística
  • Son recomendables para vertidos estrictamente domésticos
  • Arnes (Terra Alta) es un ejemplo de un lagunaje con macrófitos con excelentes rendimientos
 
Actualmente hay en Cataluña 485 depuradoras en servicio, que sanean las aguas residuales de cerca del 96% de la población catalana. De estos sistemas de saneamiento activos, 30 de ellos utilizan un Sistema de Humedales Construidos (SAC), que tratan y depuran de forma natural las aguas residuales.
 
Por demarcaciones, estas sistemas se distribuyen de la siguiente manera:
 
 
Demarcación de Barcelona: Bigues i Riells y Gualba (Barcelona) y Sant Martí Sesgueioles (Barcelona).
 
Demarcación de Girona: Cervià de Ter y Sant Gregori (Girona), Sant Hilari de Sacalm (La Selva) y Vilajuïga (Girona).
 
Demarcación de Lleida: Alfés (Segrià), Almatret (2, sector norte y sector sur, comarca del Segrià), Baronia de Rialb (Noguera), Cervera (Segarra), Borges Blanques (Garrigues), Corbins (Segrià), Guissona (Segarra ), Llardecans (Segrià), Sant Guim de Freixenet (Segarra), Verdú (Urgell), Montferrer (Lleida).
 
Demarcación de Tarragona: Riudecanyes y Vilaplana (Tarragona), Sant Jaume dels Domenys (2, el de la Torregasa y el Papiolet, comarca del Baix Penedès).
 
Demarcación de Tierras del Ebro: Alcanar (Montsià), Arnes (Terra Alta), La Fatarella (Terra Alta), Mas-rojo (barranco del Pozo, en el Priorat), El Perelló (Tarragona), Santa Bárbara (Tarragona) , Ulldecona (Montsià).
 
 

Funcionamiento del sistema

 
El sistema de humedales construidos es un sistema de depuración en el que una serie de camas de gravas se conectan, en serie o en paralelo, llevando a cabo un tratamiento biológico a las aguas residuales que le llegan. Estas camas se encuentran rellenos de gravas que son el soporte de crecimiento de los macrófitos. El efecto combinado de la actividad biológica en los poros de lecho de gravas y los rizomas con la capacidad depuradora de las bacterias que se desarrollan, es el responsable de la capacidad de tratamiento de estos sistemas.
 
Hay que tener en cuenta que, antes de los humedales hay tratamiento previo que tiene como objetivo eliminar o reducir la presencia de materiales que obturan y desgastan tuberías y canales, y que pueden colmatar los humedales. Habitualmente los tratamientos previos de humedales constan de una etapa inicial de retirada de grandes sólidos seguida de otra de retención de materia en suspensión.
 
Existen dos tipologías de humedales, el de flujo vertical y los de flujo horizontal. En los primeros el agua a tratar se distribuye y atraviesa el lecho de gravas de arriba abajo, verticalmente, siendo recogida en la base del mismo, mientras que en los segundos la lámina de agua atraviesa horizontalmente el lecho de gravas y sale tratada por el extremo opuesto.
 
Los sistemas de humedales construidos presentan la ventaja de necesitar poco mantenimiento, poco gasto energético en su explotación y una buena integración paisajística.
 
Por el contrario, precisan de más espacio que un tratamiento convencional y son muy sensibles a vertidos de alta carga, no estando ausentes de la necesidad de disponer de un pretratamiento para proteger el lecho de gravas de la posible colmatación.
 
Por este motivo son recomendables para vertidos estrictamente domésticos.
 
 

El caso de Arnes

 
El sistema de depuración de Arnes, comarca de la Terra Alta, es un lagunaje con macrófitos, que da tratamiento a las aguas residuales de este municipio, devolviendo al río Algars (cuenca del Ebro).
 
Este entró en servicio en 1996 con un diseño para 1.300 habitantes equivalentes.Consta de un kilómetro de colectores, un tamiz en cabecera, un tanque Imhoff, un tratamiento biológico con dos humedales de flujo subsuperficial horizontal con una longitud unitaria de 23 my una anchura de 74 m, en total un área de 3450 m2 y finalmente un humedal de flujo libre con 5900 m2.
 
El sistema de Arnes trató el año pasado una media de 152 m3 / día de aguas residuales domesticas o asimilables.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente aca-web.gencat.cat


Política de cookies