Centrales azucareros de Cuba emplean las aguas residuales en el riego para evitar contaminación

Centrales azucareros de Cuba emplean las aguas residuales en el riego para evitar contaminación


31/08/2014

Internacional
Centrales azucareros de Cuba emplean las aguas residuales en el riego para evitar contaminación
Cerca de la mitad de los 50 centrales que intervienen en la zafra en Cuba utilizan el fertirriego con sus aguas residuales, para evitar la contaminación del medio ambiente, informó hoy en esta capital un especialista del Grupo Azucarero AZCUBA
 
En total, 21 ingenios utilizan el sistema con resultados positivos por ser un buen receptor y purificador del líquido, además de  mejorar sus propiedades físicas, biológicas y agroquímicas, comentó en exclusiva a la AIN Víctor Manuel Tejeda Marrero, jefe de Calidad, Innovación y Medio Ambiente de la entidad.
 
Con su empleo por gravedad o aspersión se obtiene un efecto acumulativo de los nutrientes o elementos en el suelo, aumenta la materia orgánica, el fósforo y el potasio, y se incrementan los rendimientos del cultivo, añadió, y citó experiencias en ese sentido  del Instituto de Investigaciones de la Caña de Azúcar.
 
Incluso, eliminan la contaminación que provocaban al medio ambiente, las localidadesse libran de los malos olores y son controlados los insectos perjudiciales que afectan a la población, según la misma fuente.
 
Tejeda Marrero mencionó que los usan las industrias con mayor disciplina tecnológica, entre ellas Harlem (Artemisa), Heriberto Duquesne (Villa Clara), Antonio Sánchez y 14 de Julio, ambos en Cienfuegos, Majibacoa (Las Tunas), Loynaz Hechavarría (Holguín) y Arquímides Colina y Grito de Yara, los dos de Granma.
 
Ese último, no obstante, fue clausurado de manera temporal por el daño causado al ecosistema del río Cauto, el más largo de la nación, debido a la contaminación provocada por residuos del proceso industrial de la caña de azúcar en la mayor y más nueva planta del territorio.
 
 
Proyecto para el uso de las aguas residuales
 
AZCUBA promueve por etapas la aplicación de un Proyecto integral inversionista para la solución ambiental en la industria azucarera y sus derivados, que llevó en la zafra pasada al consumo de 0,42 metros cúbicos de agua por toneladas de caña molida.
 
En 1996, el índice alcanzó 1,52 en la misma proporción.

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.cubadebate.cu


Política de cookies