Arranca en Navarra el retorno de la participación del Plan Director del Agua de Uso Urbano

Arranca en Navarra el retorno de la participación del Plan Director del Agua de Uso Urbano


05/03/2018

Plan director
Arranca en Navarra el retorno de la participación del Plan Director del Agua de Uso Urbano

 

  • Están previstas seis reuniones territoriales del 5 al 14 de marzo
 
El proceso de participación del Plan director del ciclo integral de agua de uso urbano 2019-2030 continúa la próxima semana con seis reuniones de retorno que tendrán lugar en Bidasoa-Baztan (Bertiz, 5 de marzo), Sakana (Lakuntza, 6 de marzo), Pirineo (Lumbier, 7 de marzo), Ribera (Tudela, 12 de marzo), Comarca de Pamplona (Pamplona, 13 de marzo) y Mairaga (Tafalla, 14 de marzo).
 
Esta nueva fase del proceso de participación devolverá a cada zona lo revisado y debatido en la fase inicial desarrollada entre el 24 de enero y el 9 de febrero, y dará respuesta a las sugerencias, quejas y otras comunicaciones de instituciones, colectivos y ciudadanía, recibidas por parte tanto a través de la web de Gobierno Abierto, como en las reuniones presenciales.
 
En esas tres semanas, la primera fase completó todas las sesiones zonales previstas a excepción de la Mancomunidad de Montejurra, cuyas reuniones todavía no han tenido lugar, por estarse todavía valorando el estudio sobre el bombeo de agua desde la sierra de Lokiz. Una vez obtenidas las conclusiones definitivas de este informe se convocarán la reunión deliberativa y la de retorno correspondientes al área.
 
El objetivo del proceso participativo es hacer llegar el Plan Director a toda la población y recoger todas las propuestas o explicar por qué se han descartado. Las reuniones, que comenzarán a las 16.30 horas, están abiertas a cargos institucionales y también a cualquier ciudadano y ciudadana que tenga interés.
 

Fase inicial

 
La participación en las reuniones deliberativas de la fase inicial del Plan ha sido de 308 personas (220 hombres y 85 mujeres), de las cuales 181 (129 hombres y 52 mujeres) acudieron a las reuniones territoriales, mientras que el resto (88 personas: 66 hombres y 22 mujeres) participó en las tres temáticas, celebradas en Pamplona el 26 de enero, 2 y 9 de febrero.
 
Tras la fase de retorno, y una vez elaborada la nueva versión del Plan será sometido a información pública durante 45 días
 

Los costes reales del servicio

 
El tema de los costes reales del servicio es uno de los principales en el debate participativo del Plan y cuantificarlos es uno de los objetivos del mismo. Actualmente, el coste real del servicio tanto en abastecimiento como en saneamiento es desconocido ya que, por ejemplo, gastos como la amortización de las infraestructuras no se contemplan a la hora de elaborar las estimaciones por parte de los entes locales.
 
El debate ha señalado la necesidad de recuperar el 100% de los costes del servicio, hecho que en este momento no sucede en ninguna localidad. Ante esta necesidad, regulada por la normativa europea en la Directiva Marco del Agua, las entidades han reclamado estudios previos tanto de la situación actual como de las posibilidades de implantación de un nuevo sistema tarifario o modificación y ampliación del actual, así como la conveniencia de establecer criterios comunes.

 

Gobernanza supramunicipal

 
En cuanto a la gobernanza, la mayoría de las aportaciones realizadas abogan por una gestión integral del abastecimiento y saneamiento, que sea llevada a cabo por entes supramunicipales. En estos momentos, este tipo de entes funcionan en la Comarca de Pamplona, Montejurra, Mairaga, Valdizarbe, Sangüesa, Aguas de Tudela, Mancomunidad de Moncayo y Mancomunidad de Cascante, Cintruénigo y Fitero. En el resto de Navarra, especialmente en la Zona norte -con excepciones como Sakana y Malerreka– las competencias recaen en ayuntamientos y concejos, que cuentan con menos recursos.
 
En la actualidad son más de doscientas las entidades que prestan el servicio del ciclo integral del agua de uso urbano, lo que supone muchas diferencias en los recursos, las tarifas y la gestión.
 
El Plan propone una gestión homogénea para toda Navarra, que evitaría disparidades y aseguraría la misma calidad en el servicio. En cualquier caso, la futura gobernanza quedará supeditada a la Ley de Reforma de la Administración Local, actualmente en trámite parlamentario.

 

El agua no registrada

 
En este sentido, se pone de manifiesto el alto porcentaje de agua no registrada en muchos municipios, que en algunos casos supera el 70% del total, sin que en ningún caso de toda Navarra sea menor del 10%. Las causas se encuentran no solo en las fugas por deterioro de las redes, sino también por la tomas incontroladas.
 
El Plan ha elaborado una lista de 45 localidades prioritarias, principalmente en la zona Norte (Bera, Lesaka, Etxalar, Doneztebe/Santesteban, Alsasua, Irurtzun, Lakuntza, Olazti/Olazagutía, Arakil, Arbizu…).
 
El objetivo es estudiar cada caso y elaborar un plan concreto de actuaciones específicas para cada una, que contará con el respaldo financiero de los planes de inversión para entidades locales, que cofinanciarán inversiones para renovación de redes. Se trata de una cuestión prioritaria, ya que el plan establece que en 2024 la media de eficiencia de todas las redes navarras ha de superar el 75% (lo que supondría un máximo de 25% de agua no registrada), porcentaje que en 2030 asciende hasta el 80%.
 
La obtención de los datos de agua no registrada resulta especialmente complicada, tanto por su existencia al margen de los registros como por la falta de información de 154 entidades de toda Navarra, representantes del 9 % de la poblacion total, que no han aportado datos durante la elaboración de los informes
 
Con el resto de la información y a raíz de las intervenciones durante las reuniones deliberativas, se ha decidido estudiar la posibilidad de que el agua no registrada se calcule en función de la longitud y ramificación de las redes y no solo basándose en el volumen. En cualquier caso, el plan prevé un exhaustivo control de datos en el futuro por parte de todas las entidades y una supervisión final por parte del Gobierno de Navarra.
 
Por otra parte, el Plan subraya también que la ineficiencia en el suministro y el derroche en el consumo deben ser contrarrestadas con diferentes medidas, incluyendo la penalización de las malas prácticas, cuestión que ha sido respaldada por unanimidad.
 
En cuanto a las perspectivas de futuro, una de las mayores inquietudes subrayada por las entidades locales y apoyada por organizaciones sociales es la demanda de agua que representarán los desarrollos urbanísticos.
 

Fuente www.navarra.es


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.