Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

¿Cómo pueden ayudar los humedales artificiales a controlar la contaminación de las aguas superficiales por microplásticos?


12/05/2022

Formación
¿Cómo pueden ayudar los humedales artificiales a controlar la contaminación de las aguas superficiales por microplásticos?

 

  • Artículo de Darío Calzadilla Cabrera, estudiante becado por la Cátedra Aguas de Valencia
 
El plástico ha sufrido una producción exponencial desde sus orígenes en la década de los 50 debido a su versatilidad, resistencia y bajo costo entre otros beneficios. Por este motivo, los últimos años se han incrementado los estudios que demuestran la parte “invisible” de los plásticos que no es otra que su impacto negativo en los ecosistemas, hasta el punto de ser considerado un problema de contaminación de máxima gravedad.
 
En esta realidad emergen los microplásticos (MPs), consideradas aquellas partículas o fibras menores a 5 mm (milímetros) y que por su tamaño constituyen un grave peligro para la biodiversidad, pues se introducen en la cadena trófica de diversas formas afectando a los animales, reduciendo su fertilidad, enfermándolos e incluso en ocasiones causando su muerte.
 
Asimismo, también tienen incidencia en las plantas, reduciendo la biomasa producida y toma de nutrientes, así como muchas otras afecciones que aún están por descubrir, ya que es un ámbito en constante estudio.
 
 
Figura 1. Fibra encontrada en una de las muestras recogidas
 
 

Los microplásticos en las aguas residuales

 
En este contexto, las aguas residuales son una de las mayores fuentes de MPs en el medio natural haciéndose necesario su control, ya que proceden de productos de higiene personal, así como de la ropa o fragmentos de otros utensilios.
 
“Los microplásticos eliminados de las aguas se encuentran en los fangos, por lo que si posteriormente se reutilizan en agricultura u otros usos, devolvemos el problema al medio natural”
 
Las EDAR (Estación de Depuración de Aguas Residuales) presentan elevados porcentajes de eliminación de las aguas residuales, pero debido a la gran cantidad de microplásticos que se encuentran en ellas, un porcentaje logra llegar al efluente.
 
Asimismo, los MPs eliminados de las aguas se encuentran en los fangos, por lo que si posteriormente se reutilizan en agricultura u otros usos, estamos devolviendo el problema al medio natural y en mayor concentración.
 
 
Figura 2. Distintos microplásticos (i.e. partículas y fibras) encontrados en una de las muestras
 
 

¿Son los humedales artificiales una solución viable?

 
Uno de los intereses principales en el empleo de humedales artificiales radica en el largo periodo de residencia de las partículas que, a diferencia de los sistemas convencionales, permite una mayor probabilidad de que los MPs puedan ser degradados biológicamente. De igual manera, los plásticos en los humedales son expuestos a degradación mecánica al atravesar las gravas y raíces que lo componen.
 
“El uso de humedales artificiales es totalmente compatible con los sistemas de depuración convencionales, pudiendo usarse como tratamientos terciaros para mejorar la calidad del agua del efluente y los porcentajes de eliminación"
 
También son tratados, mediante procesos químicos, por compuestos presentes en las aguas o fangos o la radiación del sol. Dichos procesos disminuyen el tamaño de los plásticos lo que los hace más fácilmente asimilables por organismos presentes en los humedales, que pueden degradarlos aún más como son las plantas, los macroinvertebrados o las propias bacterias.
 
El uso de estas tecnologías verdes es totalmente compatible con los sistemas de depuración convencionales, pudiendo utilizarse como tratamiento terciario para mejorar la calidad del agua del efluente y los porcentajes de eliminación. Por otro lado, en pequeñas poblaciones pueden ayudar a descentralizar el tratamiento de aguas, ya que que son una tecnología sostenible y de fácil implementación que, si se aprovecha debidamente, no conlleva ningún gasto eléctrico para conseguir depurar el agua según marca la legislación.
 
En definitiva, el uso de humedales artificiales puede resultar muy positivo en el tratamiento de las aguas residuales, y más concretamente para evitar que lleguen MPs a los ecosistemas, tanto acuáticos como terrestres.
 
Por ello se deben promover estudios pormenorizados sobre el tema, para obtener los conocimientos necesarios sobre el comportamiento de los microplásticos en de los humedales y sus métodos de eliminación.
 

Fuente www.upv.es/contenidos/CATAGUAS


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies