Conclusiones de las “XI Jornadas Españolas de Presas” celebradas en León


29/06/2018

Congreso nacional
Conclusiones de las “XI Jornadas Españolas de Presas” celebradas en León

 

  • Hacen falta más embalses para mitigar las sequias y las inundaciones, que el cambio climático acentúa
  • La Administración Pública debe dedicar más recursos al mantenimiento de las presas
 
Hay que incorporar los condicionantes del cambio climático al diseño de las nuevas presas y al mantenimiento de las actuales y hacen falta más embalses en España para mitigar las sequias e inundaciones tan intensas que provoca ese hecho, son las principales conclusiones de las XI Jornadas españolas de presas, celebrado en León del 26 al 29 de junio.
 


Otras conclusiones

 
La gobernanza del agua es uno de los principales aspectos de la gestión de recursos hídricos. Es un auténtico motor de progreso. Es una tarea de todos, no solo de la Administración.
 
Es imperativo que la Administración dedique, anualmente, fondos suficientes para garantizar un nivel razonable de seguridad en las infraestructuras hidráulicas, especialmente en las presas. Según el Banco Mundial, al mantenimiento anual debería dedicarse del orden de un 2% del valor patrimonial.
 
La producción hidroeléctrica es una de las principales medidas, para la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero. La única tecnología de almacenamiento de energía, masiva y rápida, a día de hoy, es el bombeo.
 
Los especialistas de las presas se deben esforzar en adecuar el lenguaje técnico a uno más convencional para transmitir de forma eficaz a la sociedad los mensajes sobre la necesidad de los embalses en nuestro país.
 
Hay que implementar todas las medidas tecnológicas disponibles, para optimizar los usos del agua, actuando tanto sobre la oferta como sobre la demanda. Hay que hacer un esfuerzo para aprovechar energéticamente los caudales ecológicos. Para optimizar el ciclo integral del agua, las empresas abastecedoras podrían explorar las opciones de producción hidroeléctrica de lo aprovechamientos que gestionan.
 
La gestión de los sedimentos en embalses va a ser uno de los grandes problemas durante el siglo XXI. Un grave problema de las presas es el aterramiento del vaso. Hay grandes dificultades de todo tipo (técnicas, económicas y medioambientales) para gestionar correctamente los sedimentos en los embalses.
 
En lugares sin conexión con el Sistema Eléctrico (p. ej., islas), resultan de interés los sistemas renovables híbridos, que combinan tecnologías verdes, como la eólica y la hidráulica de bombeo. Caso de la isla del Hierro. Es necesario modernizar los regadíos, para reducir las pérdidas. En Castilla-León, se requiere incrementar la capacidad de regulación, especialmente la hiperanual. En el ámbito de la CHD la satisfacción de la demanda de riegos en el periodo 2015-2040 está sometida a la incertidumbre debida al cambio climático
 
Una dificultad para la implementación de los Planes de Emergencia es que la mayoría de los Ayuntamientos afectados carecen de todo tipo de infraestructura para la gestión del incidente. Un déficit en nuestras estrategias de evacuación de avenidas es la falta de coherencia con la gestión del suelo (ocupación de zonas inundables).
 
Ha sido de interés escuchar el ejemplo de Argentina de la creación en 1999 de un organismo oficial que preserva la seguridad y la integridad de las personas y bienes situados aguas debajo de las presas, el ORSEP (Organismo Regulador de Seguridad de Presas.
 
El mejillón cebra es una especie invasora que no puede ser erradicada de nuestros embalses. Se trata de adoptar medidas de gestión, para contener el crecimiento de la población de mejillones.
 
Hay numerosas experiencias internacionales de éxito, principalmente en países latinoamericanos, pero también en países africanos y asiáticos, y en otros países de América.
 

Fuente www.spancold.org


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.