Crisis en Siria: millones de niños en riesgo por la falta de agua y saneamiento

Crisis en Siria: millones de niños en riesgo por la falta de agua y saneamiento


14/07/2015

Emergencias
Crisis en Siria: millones de niños en riesgo por la falta de agua y saneamiento
  • La escasez de agua potable en Siria durante el verano abrasador está poniendo a millones de niños en riesgo de contraer enfermedades que se transmiten a través del agua
 
Desde principio de año, se han registrado 105.886 casos de diarrea aguda en Siria. La hepatitis A también está aumentando, con una cifra récord de 1.700 casos detectados en solo una semana durante el mes de febrero.
 
El conflicto se intensifica y, con él, las oleadas de población desplazada se multiplican, aumentando la presión sobre el ya de por sí frágil sistema de agua y saneamiento. 
 
“La situación es preocupante sobre todo para los niños, que son especialmente vulnerables a las enfermedades transmitidas por el agua”, dice Hanaa Singer, representante de UNICEF en Siria. “En este quinto año de crisis el agua es cada vez más escasa e insalubre, y las malas condiciones higiénicas –en particular en las comunidades de desplazados– están poniendo a más niños en grave peligro”.
 
En Deir-Ez-Zour, al este del país, el riesgo de brotes de enfermedades es especialmente alto. Los informes indican que las aguas residuales están contaminando gravemente el río Éufrates, del cual la población se abastece de agua potable. En esta zona ya se han detectado 1.144 casos de tifus.
 

El precio del combustible

 
El alto precio del combustible también está influyendo en el acceso al agua por parte de los civiles. En algunas zonas del país, el valor de un litro se ha triplicado a 500 libras sirias (2,3 euros). A esto se añade que las bombas de agua solo funcionan durante dos horas al día, reduciendo la disponibilidad de agua a 20 litros diarios por persona. 
 
El cierre de la frontera con Jordania no está ayudando a la distribución de agua y otros suministros en Siria. Este era el paso que, antes del cierre, utilizaba UNICEF para distribuir material para potabilizar medio millón de litros de agua. Por este motivo, las existencias dentro de Siria se están agotando.
 
“Desde el comienzo de la crisis hemos trabajado con un amplio número de aliados para dar apoyo a la infraestructura de agua necesaria, de la que dependen 15 millones de personas en Siria”, dice Singer. “Esto ha incluido la perforación y dotación de pozos como fuentes alternativas de agua cuando el principal proveedor falla, así como el apoyo a la producción local y la adquisición de suministros de tratamiento del agua”.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.unicef.es


Política de cookies