Noticias

Noticias sobre Aguas Residuales

Dorrao/Torrano en Navarra contará con depuradora de aguas residuales en el primer trimestre de 2022


29/08/2021

Saneamiento urbano
Dorrao/Torrano en Navarra contará con depuradora de aguas residuales en el primer trimestre de 2022

 

  • En la actualidad, el 98% de las aguas residuales de Navarra son tratadas
  • El proyecto consiste en una depuradora que se ubicará en la misma parcela donde se encuentra el actual tanque, que a su vez se reconvertirá en decantador secundario, uno de los elementos de la instalación futura, que estará basada en filtros biológicos, el sistema habitual utilizado en NILSA desde hace casi treinta años por su eficacia y estabilidad
 
La localidad de Dorrao/Torrano es un concejo perteneciente al ayuntamiento de Ergoiena, en el ámbito de la mancomunidad de Sakana, que cuenta con 109 habitantes censados y con un pequeño negocio de quesos, cuyas aguas residuales tienen componentes específicos no asimilables a los domésticos. En el primer trimestre de 2022 verá culminada una depuradora, cuyas obras se iniciarán en los próximos dos meses y tendrán una duración de un semestre. NILSA realizó la adjudicación la semana pasada a Construcciones Valeriano Santesteban por un importe de 399.917,11 euros (IVA excluido). 

En la actualidad, Dorrao/Torrano cuenta con una fosa séptica que se ubica en la margen derecha del río Leziza y a 190 metros de la localidad. Se trata de un tanque de poliéster de 2 metros de diámetro y 3,5 metros de profundidad, al que vierten dos emisarios procedentes de la localidad: uno que llega del Norte y otro del Este, siendo el segundo el que recoge la mayor parte del vertido de la población, mientras que el primero acopia también el vertido de varias viviendas del extremo oeste de la localidad.

La motivación de este nuevo proyecto constructivo viene dada por las peculiaridades de la pequeña industria artesanal de la quesería, que unida a los vertidos habituales, ponen al límite un sistema de depuración tan básico, lo que ha llevado a NILSA a diseñar una depuradora más completa y con mayor capacidad. La nueva instalación está diseñada para tratar un caudal medio diario de 0,47 litros por segundo (40 metros cúbicos diarios), siendo el máximo admisible en la planta de 3,28 litros por segundo, momento a partir del cual la planta dejaría de funcionar, caso muy improbable, dado que es casi siete veces más del caudal medio previsto. El caudal que se ha considerado en momentos de fuertes avenidas de agua, por episodios de lluvias torrenciales o tormentas, por ejemplo, es de 1,13 litros por segundo.
 

El proyecto de la depuradora


El proyecto consiste en una depuradora que se ubicará en la misma parcela donde se encuentra el actual tanque, que a su vez se reconvertirá en decantador secundario, uno de los elementos de la instalación futura, que estará basada en filtros biológicos, el sistema habitual utilizado en NILSA desde hace casi treinta años por su eficacia y estabilidad.

Finalmente, el recorrido del agua terminará en dos humedales finales, de 180 metros cuadrados cada uno y 80 centímetros de profundidad, que son unas lagunas que actúan como etapa de refuerzo en la depuración y que pueden servir también de balsas de retención del agua en momentos puntuales de emergencia. La especie vegetal que crece en ellos son los gladios, también llamados espadañas.
 
En cuanto a los emisarios existentes, ambos seguirán siendo utilizados con alguna pequeña modificación para su encaje final en la nueva obra, pero manteniéndolos en su mayor parte debido a su buen estado de conservación.

Además, se dispondrá de un sistema de telecontrol –supervisión a distancia, desde las oficinas de NILSA o a través de internet–, que permitirá tener conocimiento inmediato de cualquier avería o alarma, que serán atendidas en un plazo máximo de 24 horas.
 
Por otra parte, una pareja de mantenimiento visitará dos veces por semana la instalación para realizar una supervisión de atascos y niveles de fango, inspección del estado general, retirada de residuos y basura, así como labores de jardinería.

Los fangos retirados de la instalación serán tratados en una depuradora mayor, como sucede en todas las instalaciones de tamaño pequeño que por eficiencia e inversión no cuentan con un sistema propio que tampoco resulta necesario, dado el bajo volumen que se produce.
 

Las aguas residuales de Navarra

 
En la actualidad, el 98% de las aguas residuales de Navarra son tratadas. NILSA calcula que son 11.000 habitantes, dispersos en núcleos de menos de 150 habitantes y cuya carga contaminante es casi nula, como en el caso de Dorrao/Torrano, quienes están pendientes de la ejecución de proyectos de saneamiento.
 
Se trata de proyectos que están contemplados en el plan estratégico de la entidad hasta 2021, si bien el avance es lento porque requieren grandes inversiones, su planificación se establece en varios ejercicios y conllevan especificidades (orográficas, de tratamiento, etc.) bastante complejas.  
 

Fuente www.nilsa.com


Publicidad

Contenidos relacionados...

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies