Dow® se une a un proyecto de la UE destinado a desarrollar un nuevo proceso para la reutilización de aguas residuales en la industria petroquímica

Dow® se une a un proyecto de la UE destinado a desarrollar un nuevo proceso para la reutilización de aguas residuales en la industria petroquímica


19/10/2016

I+D+i
Dow® se une a un proyecto de la UE destinado a desarrollar un nuevo proceso para la reutilización de aguas residuales en la industria petroquímica
  • El proyecto LIFE+ REWATCH responde a un enfoque innovador que emplea tecnologías basadas en el uso de membranas para tratar aguas residuales muy contaminadas y reducir los costes operativos
 
Dow Water & Process Solutions, líder global en tecnologías sostenibles de separación y purificación de agua, y una unidad de negocio de The Dow Chemical Company (NYSE: DOW), ha sido agraciada con la participación en el proyecto LIFE+ REWATCH, financiado por la Unión Europea y cuyo objetivo es desarrollar un esquema de reciclaje innovador para aumentar la eficiencia de la industria petroquímica en el consumo de agua.
 
El proyecto, que tiene una duración de tres años y es fruto de la colaboración entre Dow Water & Process Solutions, Veolia, el Centro Tecnológico de Manresa, el instituto de investigación de los Países Bajos para el sector del agua potable (KWR Water) y la Plataforma Europea de Tecnologías de Suministro y Saneamiento de Agua, iniciará su andadura en enero con la construcción de una planta piloto en las instalaciones de Dow en Tarragona. Se prevé que la planta se encuentre en estado operativo en junio de 2017 y que funcione hasta diciembre de 2019.
 


Detalles del proyecto

 
El proyecto consiste en instalar una planta de demostración en el cracker de etileno de Dow Chemical en Tarragona para tratar el agua residual de la petroquímica, incluida el agua oleosa de los procesos, así como en evaluar y divulgar un nuevo esquema de tratamiento para que sean las mismas plantas petroquímicas las que reciclen las aguas residuales que se generen en su interior.
 
Esta iniciativa constituye un paso adelante muy significativo para la industria petroquímica, no solo por la falta actual de casos europeos que permitan explorar cómo mejorar la gestión del agua en este sector, sino también porque es el primer proyecto que aspira a demostrar la posibilidad de replicar un nuevo proceso de reciclaje de aguas residuales en otras plantas petroquímicas de todo el sector.
 
Los efluentes residuales generados por la industria petroquímica contienen una cantidad tan elevada de sustancias orgánicas que requieren un tratamiento complejo, lo que exige a su vez un alto consumo de energía. Lo innovador del enfoque de LIFE+ REWATCH radica en que pretende disminuir el impacto medioambiental de la industria petroquímica mediante la demostración de la viabilidad técnica de un esquema de reciclaje del agua compuesto por varias tecnologías de purificación diferentes.
 
Alexander Lane, director comercial para EMEA de Dow Water & Process Solutions, afirma: «El agua residual de los procesos petroquímicos suele contener un sinfín de sustancias que exigen un tratamiento complejo, intensivo en cuanto al consumo de energía y caro. Usar membranas para tratar dichas aguas residuales es una innovación que creemos que puede marcar la diferencia respecto a las tecnologías tradicionales. Este nuevo enfoque puede ayudar a las empresas a reducir sus costes operativos y mejorar la sostenibilidad a través de una economía circular mejorada en la que el reciclaje y la reutilización son conceptos primordiales».
 
En el tratamiento in situ propuesto el agua se procesa mediante un pretratamiento fisicoquímico, con un reactor de biofilm de lecho móvil (MBBR), con un proceso de ultrafiltración, a través de ósmosis inversa (RO) y con resinas de intercambio iónico (IER). El agua residual pasa primeramente por un proceso de pretratamiento a base de carbón activado en polvo (PAC) que usa la tecnología Actiflo de Veolia y, acto seguido, se somete a un proceso biológico (el MBBR) que tiene por objeto reducir su alta carga orgánica. A continuación, se conduce hasta una etapa de ultrafiltración, en la que las fibras DOW IntegraFluxTM reducen tanto la turbidez como el contenido en bacterias que pueda haber en el agua residual.
 
Los módulos DOW IntegraFluxTM, de lanzamiento reciente, son capaces de dar respuesta a las complicadas características de ciertas aguas residuales, como las de las instalaciones petroquímicas y, además, pueden consumir hasta un 15 % menos de energía que las fibras estándar de ultrafiltración. Esta fase del proceso está específicamente diseñada para garantizar que el bajo consumo de energía sea óptimo y para minimizar el consumo de reactivos durante los ciclos de filtración. Este es uno de los aspectos más destacados del proyecto, que, más que aspirar a que el funcionamiento se base en un ciclo de limpieza fijo, persigue optimizar de manera constante los ciclos de filtración por membrana.
 


Complejo industrial de Tarragona

 
El proyecto LIFE+ REWATCH contribuye al desarrollo económico y social de Tarragona, donde se encuentra uno de los mayores complejos de la industria petroquímica de todo el Mediterráneo. Las empresas de este complejo consumen cada año más de 10 hm3 de agua dulce procedente del río Ebro, por lo que el proyecto es crucial para mejorar la eficiencia en el uso del agua por parte de la industria. Si este esquema de reciclaje de agua se extrapolara a gran escala para todo el parque petroquímico, el ahorro en el suministro de agua dulce sería de 6,3 hm3/año, suficiente para llenar más de 2500 piscinas de tamaño olímpico. Entre los beneficios adicionales se encuentra la disminución del agua residual generada, incluidos los costes de tratamiento y las tasas asociadas.
 
Este proyecto forma parte del amplio compromiso de la empresa con el desarrollo de soluciones eficientes para el agua residual en toda Europa. Además del proyecto LIFE+ REWATCH, el Camp de Tarragona también aloja la iniciativa Demoware, otro proyecto financiado por la UE y gestionado por Dow Water & Process Solutions. Este proyecto se ocupa de la reutilización del agua residual de origen municipal procedente de las poblaciones españolas de Salou, Tarragona y Vilaseca en los procesos industriales de algunas plantas situadas en el complejo petroquímico del Camp de Tarragona. Dado que las empresas del complejo petroquímico del Camp de Tarragona necesitan un suministro constante de agua dulce limpia, la reutilización del agua residual municipal puede liberar recursos del río Ebro y aumentar la disponibilidad de agua para otros fines, como usos de tipo municipal, proyectos de crecimiento turístico o para la agricultura.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.dowwaterandprocess.com


Política de cookies