El 97 % de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes de Castilla y León tiene garantizada la depuración de aguas residuales

El 97 % de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes de Castilla y León tiene garantizada la depuración de aguas residuales


22/09/2014

EDAR
El 97 % de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes de Castilla y León tiene garantizada la depuración de aguas residuales
  • El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha visitado esta mañana la EDAR (Estación depuradora de aguas residuales) de Tábara, en la provincia de Zamora. La estación depuradora de la localidad, que ha contado con una inversión superior a 1,2 millones de euros, garantiza agua de calidad a una población equivalente de 2.000 habitantes. Zamora se sitúa por encima de la media de Castilla y León en depuración de aguas alcanzando, en estos momentos, un porcentaje de depuración del 99,71 % de la población equivalente de la provincia y, con las obras en construcción, llegará a prácticamente el 100 %, por encima del 97 % de la media autonómica
 
La estación depuradora de aguas residuales de Tábara (EDAR) garantiza un sistema de depuración de calidad para una población equivalente (agrega la población residencial con la componente industrial y ganadera del municipio) de 2.000 habitantes. A través de tres colectores se recogen las aguas residuales que vertían directamente al cauce de las zonas centro y sureste y del Barrio de San Lorenzo y se conducen hasta la planta depuradora.

El sistema de depuración elegido, teniendo en cuenta las características socioeconómicas de Tábara, garantiza un tratamiento eficaz y eficiente con el mínimo coste de ejecución y mantenimiento y con un sistema que disminuye las concentraciones de los parámetros contaminantes por debajo de las máximas permitidas mediante un pretratamiento y un tratamiento secundario.

Para el pretratamiento se ha instalado una arqueta aliviadero de 4 metros de longitud de forma que cuando a la EDAR llegue un caudal superior al máximo sea aliviado y conducido hasta el punto de vertido en el arroyo Palomillo. También servirá como arqueta de ‘by-pass’ dotada de compuerta manual.

A continuación, se sitúa un pozo de gruesos donde se depositan los sólidos de mayor tamaño y el resto fluye a través de una reja de gruesos de luz de paso de 60 milímetros para pasar al pozo de bombeo donde a través de tres bombas centrífugas de caudal unitario de 28 metros cúbicos por hora se traslada hasta un equipo compacto en el que se realiza el desbaste, desarenado y desengrasado hasta una balsa de decantación de 397 metros cúbicos y 958 metros cúbicos de volumen que garantiza un agua en condiciones óptimas para ser conducida a la balsa de macrofitas para su tratamiento.

El tratamiento biológico es de tipo humedal artificial basado en el uso de plantas y otros organismos acuáticos inferiores mediante un lecho de plantas macrofitas en flotación. La superficie total del humedal construido es de 1.949 metros cuadrados en dos líneas para facilitar las labores de mantenimiento. Los fangos producidos en exceso se extraen periódicamente mediante un camión cisterna y se utilizan como abono mineralizado en los campos agrícolas del entorno.

Todas las balsas se han construido excavando en el terreno natural y añadiendo 15 centímetros de zahorra artificial revestida de geotextil sobre el que se ha colocado una lámina de polietileno de 1,5 milímetros de espesor para evitar filtraciones. Las obras se han completado con la urbanización, suministro de energía eléctrica y el vallado perimetral de la instalación.
 
 
Por encima de la media en depuración de aguas 

La Junta, en colaboración con el MAGRAMA, está realizando un importante esfuerzo inversor en la mejora de la calidad de las aguas en Castilla y León. La provincia de Zamora alcanza en estos momentos un porcentaje de depuración del 99,71 % de la población equivalente de la provincia en los municipios de más de 2.000 habitantes, por encima del 97 % de la media autonómica.

En los municipios zamoranos de más de 15.000 habitantes equivalentes está garantizada la depuración destacando una inversión global de la Junta de Castilla y León superior a 32 millones de euros en las localidades de Zamora, Benavente y Toro. En Zamora, la inversión en la EDAR asciende a casi 20 millones de euros destacando las actuaciones del interceptor en la margen derecha del río Duero, el colector en la margen izquierda así como el cruce del cauce del río, el colector del Parque Valorio y la remodelación del aliviadero en el Barrio de Olivares. La inversión realizada por el Gobierno autonómico en las EDAR de Benavente y Toro alcanza una cantidad cercana a los 12,4 millones de euros.

En las poblaciones entre 2.000 y 15.000 habitantes equivalentes, están en funcionamiento las depuradoras de Puebla de Sanabria, Fuentesaúco, Villalpando, Manganeses de la Lampreana y Tábara. Estas actuaciones han sido financiadas por la Junta de Castilla y León con una inversión global superior a 8,7 millones de euros.

Por otra parte, está redactado el anteproyecto de El Puente que recoge los vertidos de varios núcleos pertenecientes a Cobreros, con una inversión prevista de 3,81 millones de euros. Está prevista su licitación en próximas fechas.

Finalmente, las actuaciones de Fermoselle y San Cristóbal de Entreviñas serán abordadas por la Administración General del Estado y las de Moraleja del Vino, Morales de Toro y la terminación de las obras de Santa Cristina de la Polvorosa serán realizadas por la Junta de Castilla y León en cumplimiento del acuerdo de colaboración entre el Ministerio y el Gobierno autonómico.
 
 
Colaboración entre la Junta y el Gobierno de España

La extensión de los sistemas de depuración en la Comunidad viene condicionada por las singulares características territoriales, poblacionales y medioambientales de Castilla y León debido a la gran extensión territorial, el alto grado de dispersión poblacional y el valor natural, teniendo en cuenta que una cuarta parte del territorio está incluida en la Red Natura 2000.

La Junta y el Gobierno de España están colaborando para alcanzar la plena depuración de las aguas mediante el protocolo para la ejecución del Plan Nacional de Calidad de las Aguas que considera primordiales las actuaciones relativas a la depuración de localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes y las asociadas a la eliminación de nutrientes en depuradoras ya ejecutadas. De un total de 201 instalaciones, 163 ya están ejecutadas o en ejecución.

Mediante la colaboración entre las diferentes administraciones, especialmente el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León, actualmente el 97 % de la población equivalente de los municipios de más de 2.000 habitantes tiene garantizada la depuración de las aguas residuales. Por tanto, actualmente está garantizada la depuración de 4.871.731 habitantes equivalentes de Castilla y León.

La depuración de los Espacios Naturales se considera como valor especialmente protegible y permite ayudar a pequeños municipios que no disponen de medios suficientes. Se han ejecutado las infraestructuras de Sierra de Gredos, Picos de Europa, Hoces del Río Duratón, Cañón del Río Lobos, La Fuentona, Sabinar de Calatañazor y Lago de Sanabria con una inversión superior a 20 millones de euros.

En estos momentos está en ejecución la obra de depuración de Las Batuecas con un coste superior a tres millones de euros y están redactados los proyectos de Ojo Guareña, Sierra de la Demanda, Valle de San Emiliano, Hoces de Vegacervera, Las Médulas, Riberas de Castronuño, Montaña Palentina y los Arribes del Duero con una inversión superior a 60 millones de euros.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.comunicacion.jcyl.es


Política de cookies