El Ayuntamiento de Valencia apoya iniciativas para recuperar L´Albufera con humedales artificiales como el del Tancat de la Pipa, Milia y L’Illa

El Ayuntamiento de Valencia apoya iniciativas para recuperar L´Albufera con humedales artificiales como el del Tancat de la Pipa, Milia y L’Illa


16/07/2015

Humedales artificiales
El Ayuntamiento de Valencia apoya iniciativas para recuperar L´Albufera con humedales artificiales como el del Tancat de la Pipa, Milia y L’Illa
  • El concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa Albufera, Sergi Campillo, ha asistido hoy a la jornada de difusión de resultados del proyecto Life Albufera, que ha tenido lugar en el denominado Tancat de la Pipa, un humedal artificial que se encuentra en el término municipal de la ciudad de Valencia, donde se trabaja para mejorar la calidad del agua de l’Albufera, recuperar su hábitat y su biodiversidad
 
El Tancat de la Pipa, de 40 hectáreas, es uno de los tres humedales, junto al de Milia, que pertenece a Sollana, y el de L’Illa, de sueca, que forman parte de un proyecto LIFE, el Albufera, que comenzó su andadura en el año 2013 y concluirá en septiembre de 2016. Tiene un presupuesto de más de 1.446.234 euros, financiados al 50% por la Unión europea, y se centra en tres aspectos fundamentales: la calidad del agua, la degradación del hábitat y la pérdida de la biodiversidad.
 
Sergi Campillo ha señalado que “desde el Ayuntamiento de Valencia vamos a apoyar todas las iniciativas que sean adecuadas para para la recuperación de la Albufera, como las que se están realizando en este Tancat de la Pipa, un espacio que conozco desde hace bastantes años”. El concejal de Conservación de Áreas Naturales ha destacado la importancia del trabajo para mejorar de la calidad del agua, “y es muy interesante comprobar si los filtros verdes tienen una función importante y pueden ayudar a depurar las aguas de la albufera bajando los niveles de fósforo y nitratos”.
 
El concejal ha destacado, igualmente, la función de educación ambiental, “que es importantísima”. Ha añadido que en lugares como el Tancat de la Pipa, que ha invitado a visitar a los valencianos, previa petición (20.000 ya lo han hecho), “podemos ver cómo era la albufera en los años 60, antes de la contaminación; cómo era el espacio natural antes y cómo era su biodiversidad. Ese es un objetivo que hemos de impulsar desde el Ayuntamiento de Valencia: intentar que toda la laguna recupere las condiciones previas a los años 60, aunque sea muy difícil, o aproximarse a ellas en la medida de lo posible”.
 
Ha añadido que resultaba “muy gratificante” volver a ese humedal, una reserva natural al servicio de la biodiversidad, y comprobar que “es un espacio que ha tenido y tiene una importancia fundamental, un protagonismo muy importante de cara a esa recuperación de la Albufera. Aunque está gestionado por la Confederación Hidrográfica del Júcar con la colaboración de grupos ecologistas como Agró o SEO Bird-Life, tienen todo el apoyo del Ayuntamiento de Valencia en su trabajo para mejorar un lugar que queremos promocionar y dar a conocer a la ciudadanía”.
 

Jornada de difusión del proyecto Life Albufera

 
Esta jornada sobre los complejos ecosistemas que son los humedales y su gran importancia para la conservación de la naturaleza, a partir del caso concreto de estos tres tancats cuya superficie conjunta es de 90 hectáreas (el de mayor tamaño es el de la Pipa), ha contado con la presencia de representantes de la Consellería de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Júcar, Servicio Devesa Albufera, Acuamed, Parque Natural de l’Albufera, EPSAR o Universidad Politécnica, entre otros, y ha servido para divulgar los frutos del trabajo que se está llevando a cabo dentro del proyecto LIFE, así como los resultados y conclusiones obtenido cuando todavía falta más de un año para que concluya.
 
La labor que se está llevando a cabo en esos tres humedales artificiales, en los que se hace circular el agua por terrenos con vegetación, se confía en que contribuya decisivamente al cumplimiento de los tres retos que afronta l’Albufera: recuperar la calidad de sus aguas, regenerar los hábitats degradados y alcanzar el potencial ecológico perdido.
 
Humedales como el Tancat de la Pipa, el primero de los tres que empezó a funcionar, en 2008, han sido construidos sobre antiguos campos de arroz. Acció Ecologista-Agró y la Sociedad Española de Ornitología (SEO BirdLife) lo gestionan a través de un cuerdo de custodia del territorio. “Desde el Ayuntamiento de Valencia queremos agradecer a estas entidades su dedicación en pro de la naturaleza y, en concreten la conservación de la Albufera”, ha afirmado Sergi Campillo.
 
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.valencia.es


Política de cookies