El CAT presenta un estudio sobre la incidencia socio económica del Consorci en la provincia de Tarragona


27/06/2019

consorcios
El CAT presenta un estudio sobre la incidencia socio económica del Consorci en la provincia de Tarragona

 

  • El estudio lo ha elaborado la Universitat Rovira i Virgili a través del Grupo de Investigación de Industria y Territorio (GRIT)
 
El trabajo analiza la incidencia y afectación del CAT sobre la economía de la demarcación de Tarragona a partir de un enfoque multi-dimensional de los flujos económicos, asociados al efecto sobre la población, las industrias y los municipios.
 
En julio de 1989 el CAT iniciaba el suministro de agua a 26 ayuntamientos de la demarcación y 15 de industrias del Camp de Tarragona. La infraestructura ha ido creciendo hasta el punto en el que el Consorcio actualmente suministra agua en 63 ayuntamientos (11 en las Tierras del Ebro) y 26 industrias de la provincia de Tarragona.
 

Datos económicos

 
En primer lugar, la incidencia económica del CAT se puede trazar a partir de su propia cifra de negocio, el valor añadido bruto y los posibles efectos multiplicadores asociados.
 
En este sentido, los datos indican que el valor final de la producción llegó en 2017 a significar unos 28 millones de euros, que puestos en contexto supondrían un 0,5% del PIB industrial de la provincia de Tarragona, o el 0,23% del PIB total de la demarcación.
 
En segundo lugar, la incidencia del CAT no se acaba con sus cuentas económicas, sino que se extiende también a partir de su output, el agua, que incide sobre el bienestar y la producción de los agentes del territorio. En este sentido, aparecen dos indicadores básicos de incidencia global: uno, la población afectada y, dos, el PIB total afectado. En términos brutos los suministros del CAT se relacionarían con 666.000 habitantes, o el que es lo mismo, un 84% de la población total provincial.
 
En términos de PIB municipal las cifras serían de unos 14.700 millones de euros brutos afectados (75% PIB provincial) y 10.900 netos (56%).
 
A lo largo de estos 30 años de servicio, la población a la demarcación de Tarragona ha crecido un 45%. El crecimiento demográfico, económico y turístico requiere una disponibilidad de agua y una seguridad de suministro que no actúe como una limitación a estas posibilidades de desarrollo. En regiones mediterráneas como la nuestra, con un clima bastante cálido y poco lluvioso, el agua se convierte en un recurso estratégico para garantizar la calidad de vida de las personas.
 
En el caso de la demarcación, el grado de dependencia de la demanda turística en relación al suministro del CAT es muy importante. Por ejemplo, según las estimaciones realizadas a través del estudio, el 92% de las plazas hoteleras de la Costa Dorada se verían afectadas, así como el 52% de las plazas hoteleras a las Tierras del Ebro, que seria del 90% si solo tomamos destinos turísticos costeros ebrenses, como Sant Carles de la Ràpita, l’Ametlla de Mar o l’Ampolla.
 
 
 

Análisis del ámbito industrial

 
Por otro lado, si el análisis se centra en el ámbito industrial, hay que destacar que el agua es un recurso natural indispensable en la actividad industrial y su disponibilidad acontece clave por el crecimiento económico, la generación de puestos de trabajo y para el desarrollo local.
 
El CAT como infraestructura de apoyo a la actividad industrial juega un papel clave, garantizando el suministro a los consorciados industriales un recurso seguro y de calidad. La garantía de suministro de agua acontece pues un factor de competitividad asociado al territorio y ,en consecuencia, a la actividad industrial que se localiza.
 
 

Incidencia económica en las Tierras del ebro

 
Finalmente, el estudio ha querido hacer un especial énfasis en la incidencia económica del CAT en las Tierras del Ebro. En primer lugar, se pueden analizar las inversiones del CAT territorializables. En este sentido, y desde 2006, éstas habrían significado unos 45,7 millones de euros. En media anual, estos flujos habrían representado un 2% de la inversión industrial estimada a las Tierras del Ebro.
 
En segundo lugar, y respecto al Canon de Regantes (canon con destino a las Comunidades de Regantes del margen derecho e izquierdo del río Ebro, un canon que pagan los consorciados para hacer uso del canal y contribuir a su mantenimiento), según las informaciones facilitadas por el CAT, este habría implicado unos desembolsos desde 1989 de unos 92,2 millones. En términos de media anual, estos significarían, por ejemplo, el 2,1% del VAB (Valor Añadido Bruto) agrario de las Tierras del Ebro.
 
En tercer lugar, la cifra de inversiones territorialitzables a las Tierras del Ebro asociadas al Canon de Derivación (canon con destino las administraciones hidráulicas de la Confederación Hidrográfica del Ebro y la Agencia Catalana del agua), desde 1989 hasta la actualidad, habrían estado de 163,47 millones de euros.
 
Así, y si se hace el ejercicio contable de sumar los flujos económicos anuales en media asociados al canon de derivación, al canon de regantes y a las inversiones del CAT en Tierras del Ebro el importe seria de unos 9,8 millones anuales en media (periodo 2014-2017) o el que es lo mismo, un 5,3% de la inversión industrial estimada a las Tierras del Ebro.
 
No obstante, los flujos de agua se tienen que contextualizar con las necesidades de desarrollo sostenible actuales y futuras. Por lo tanto, es importante, uno, seguir incidiendo en el ahorro de agua y lo desacoplo del input agua y la producción y, dos, en lo posible en la reducción futura de la concesión en adaptación a los futuros patrones de consumo más eficientes.
 

Fuente www.ccaait.com


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. No se utilizarán para recoger información de carácter personal. Puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración cuando desee. Encontrará mas información en nuestra política de cookies.

Política de cookies