El Gobierno de Chile analiza los desafíos hídricos del país

El Gobierno de Chile analiza los desafíos hídricos del país


06/08/2014

Internacional
El Gobierno de Chile analiza los desafíos hídricos del país

En encuentro realizado en Talca, gobierno y academia se dieron cita para debatir en torno a la situación actual de agua y la necesidad de actualizar la legislación vigente

 

“El Código de Aguas de 1981 se centró en la función productiva del agua y en otorgar a los propietarios la gestión del recurso. Limitó la injerencia del Estado en la gestión hídrica y no alcanzó a desarrollar una mirada más integral, preocupada de la dimensión social, ambiental y la sustentabilidad a largo plazo. Por eso no es casualidad que cuando la presidenta de la República anunció, el 21 de mayo pasado, que el gobierno se preocuparía de que el agua sea efectivamente un Bien Nacional de Uso Público, que propondremos una reforma sustantiva del Código de Aguas y una Ley especial que regule y proteja a los glaciares, hubo un extenso, largo y transversal aplauso”.

Así se refirió Carlos Estévez Valencia, Director General de Aguas (TP) respecto del problema actual del agua en el país. Sus declaraciones fueron realizadas en el marco del seminario “Derecho al agua, manejo integrado de cuencas y protección de glaciares”, actividad organizada por el Consejo del Futuro del Senado de la República, la Intendencia del Maule y la Universidad de Talca.

La autoridad afirmó además que ha llegado el momento para transitar “desde un sistema donde el papel del Estado se reduce a entregar gratuitamente derechos, a otro donde el Estado es corresponsable de la gestión integrada de recursos hídricos; donde se preocupa de la protección y conservación del agua en cantidad y calidad y donde empodera al usuario organizado del agua para que cuide, use y aproveche en forma eficiente y sustentable el recurso”.

 

Espacio para la reflexión y el debate

El evento, realizado en el auditorio de la Universidad de Talca el viernes 1 de agosto, buscó otorgar un espacio de reflexión, debate y facilitar los procesos de articulación de las instituciones públicas con las organizaciones de usuarios del agua. Pero también quiso ser un espacio para la búsqueda de soluciones en torno a la falta de agua, socializar conceptos de manejo y gestión de cuencas, y dar a conocer y debatir la agenda regional para la implementación de la política hídrica.

Al abrir el seminario, el intendente del Maule Hugo Veloso, enfatizó la importancia de esta “cumbre del agua”, para abordar desde un punto de vista científico y académico el problema del riego e incluso del consumo humano. Sobre éste último aspecto, mencionó a la comunidad de Llico, de la comuna de Vichuquén, cuyos habitantes usaron agua salina para sus tareas diarias. “Es impactante que una comunidad llegue a ese punto. En el Maule actualmente 46 camiones aljibes recorren a diario las zonas donde no hay agua ni siquiera para el consumo humano. En este escenario, la guerra del futuro, será por el agua”, expresó la máxima autoridad región.

Veloso también recordó cómo hace dos años los agricultores se enfrentaron por la utilización de las aguas de la cuenca del río Mataquito. “Siendo ese un claro ejemplo de la lucha del que trabaja la tierra contra los poderosos. Hay un problema serio de recurso hídrico para consumo humano y riego. Y el agua es un derecho humano”, precisó.

En tanto, el senador Guido Girardi —presidente del Consejo del Futuro del Senado— se refirió a este problema como un desafío. “Nuestra sociedad no está habilitada para entender algunos cambios que están sucediendo. Estamos en una encrucijada: un ámbito desconocido, como el calentamiento global, que no solo aumenta la temperatura del planeta o provoca deshielos de los glaciares, se debe a un sistema económico, a un modelo de desarrollo anómalo hasta hoy. El crecimiento de la economía sin control, que afecta al planeta y al ser humano”, expresó el legislador.

El delegado presidencial para los Recursos Hídricos, Reinaldo Ruiz, analizó cómo el código de aguas, que data de 1981, “fue diseñado en dictadura, sin consulta a expertos y sin participación ciudadana, por lo que se trató de reformar durante el gobierno de Ricardo Lagos, logrando definir el caudal ecológico y el pago de patente por el no uso de quienes tiene derechos de agua”.

Agregó la imperiosa necesidad de poner al día nuestra legislación, pues si bien el Código de Aguas establece que ésta es de uso público, la Constitución no lo indica así. “Se necesita una legislación moderna y eso no es una amenaza para nadie”, enfatizó.

En tanto, para el senador Andrés Zaldívar, este debate sirvió para concluir de una vez por todas, que la institucionalidad que posee el país sobre el uso del agua no corresponde a los tiempos que vivimos. “Debemos darle gobernanza. Como Ejecutivo y Legislativo debemos comprometernos a enfrentar una nueva institucionalidad que establezca el derecho al agua, que proteja los glaciares y permita un buen manejo de las cuencas”, sostuvo.

En tanto, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, sostuvo que se requiere habilitar más infraestructura para el encauzamiento del recurso hídrico. “Hay que hacer grandes tranques, pero también apostar a tranques de pequeña y mediana envergadura. Construir un gran embalse supone un periodo largo y en el intertanto necesitamos mejorar lo que ya tenemos. Por eso con la Comisión Nacional de Riego, privilegiamos tranques de pequeño y mediano tamaño para la agricultura. Tenemos que compatibilizar la urgencia del ahora, con el futuro”, expresó.

 


Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.dga.cl


Política de cookies