El Gobierno de Baleares apuesta decididamente por el regadío con agua depurada

El Gobierno de Baleares apuesta decididamente por el regadío con agua depurada


02/09/2016

Reutilización
El Gobierno de Baleares apuesta decididamente por el regadío con agua depurada
  • En 2016 se invertirán en las Islas Baleares, € 816.951 euros en mantenimiento y proyectos de mejora que permiten aprovechar el agua regenerada
 
El consejero Vicente Vidal y el director general de Agricultura y Ganadería, Mateo Ginard, han visitado recientemente las instalaciones de la EDAR del pueblo de Vilafranca de Bonany, de donde se aprovecha el agua depurada para regar. 
 
Según Vidal, "toda el agua que se utiliza regenerada es agua que no se extrae de nuestros pozos. La Consejería quiere dar un nuevo impulso a la utilización de las aguas regeneradas, ya que, con la situación de sequía, es un recurso que debemos aprovechar. Esta agua se encuentra a disposición de los agricultores para regar los cultivos". Por ello, en 2016 se invertirán € 816.951 euros en mantenimiento y proyectos de mejora que permiten aprovechar el agua regenerada. 
 


Infraestructuras de reutilización

 
Este verano se ha puesto en marcha la balsa de Ciutadella de Menorca, y para la próxima temporada se trabaja en la puesta en marcha de la balsa de Formentera y en la ampliación de las balsas de Inca y de Algaida-Montuiri
 
En cuanto a la infraestructura de Vilafranca de Bonany, la obra se ejecutó en la parcela de la EDAR, con un coste de € 178.877,57, y su caudal anual es de unos 120.000 m3. La superficie regable de alrededor de la depuradora es de 6,20 ha, que forman parte de la comunidad de regantes del Anzell, compuesta por siete comuneros que riegan por turnos. El 2016 se ha ejecutado la obra de ampliación de la red de regadío, con un coste de € 48,936.53, que ha consistido en prolongar la red 670 m por un camino con una tubería de polietileno de alta densidad de 125 mm, con lo que se ha podido incorporado un nuevo comunero a la comunidad de regantes. El mantenimiento de las instalaciones a cargo de la Consejería y la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (ABAQUA). 
 
 
El consejero y el director general han aprovechado el desplazamiento para visitar un campo de la finca Son Pou de sano Majoral, de 52 ha, donde se han plantado cerca de 15.000 almendros de distintas variedades (VAIRO, marinada, marta y solita), los cuales se podrán regar gracias a esta ampliación de la infraestructura de la EDAR. El decaimiento y el secado de almendros se ha incrementado notablemente en los últimos años en Mallorca, que estudia con gran dedicación el Servicio de Agricultura de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca desde el año 2008.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.caib.es


Política de cookies