El Gobierno de las Islas Baleares apuesta por las desaladoras para combatir la falta de lluvias

El Gobierno de las Islas Baleares apuesta por las desaladoras para combatir la falta de lluvias


27/01/2016

Desaladoras
El Gobierno de las Islas Baleares apuesta por las desaladoras para combatir la falta de lluvias
 
  • Para ello se pondrán en marcha, de manera inmediata, acciones concretas para incrementar el recurso del agua, básicamente a través de las desaladoras
 
El Gobierno de las Islas Baleares, mediante el Consejo Balear del Agua, ha acordado elaborar un plan de sequía, al tiempo que ha diseñado un conjunto de medidas para poner en marcha de manera inmediata y anticiparse así a los problemas que la actual situación de sequía puede producir en las reservas de agua y el abastecimiento durante los próximos meses.
 
Según explicó el consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, el plan de sequía que se redactará -instrumento que obvió el Plan Hidrológico aprobado la pasada legislatura- es una herramienta esencial para afrontar situaciones como la actual. Para agilizar los trámites, "se trabaja sobre un borrador que el anterior Pacto de Progreso dejó listo el 2011", aseguró.
 


Consejo Balear del Agua

 
El consejero presidió un Consejo Balear del Agua en el que se trataron dos temas antagónicos. El primero hace referencia a la necesidad de aprobar un plan de inundación para las Islas Baleares. Aunque, hoy por hoy, este riesgo no está presente es necesario elaborar el instrumento que deberá aplicarse en caso de que se pueda dar esta emergencia. En la otra cara de la moneda está la sequía, un tema "estratégico que preocupa a la consejería".
 
Para ello se pondrán en marcha, de manera inmediata, acciones concretas para incrementar el recurso del agua, básicamente a través de las desaladoras. En la de Palma, se incrementarán las líneas producción, la de Andratx se conectará a través de las redes municipales y en la de Alcúdia se la dotará de más potencia. Mientras, en Ibiza, se llevarán a cabo una serie de acciones para conectar la desaladora de Santa Eulalia, que el Gobierno recibirá en unas semanas.
 
Estas acciones, según el consejero Vidal se complementarán con la gestión de la demanda, con campañas de concienciación ciudadana para "avisar de que no tenemos agua, que es un recurso escaso que debemos cuidar". En este sentido se apoyará a los ayuntamientos, para que redacten ordenanzas en caso de haber restricciones para priorizar los usos admitidos.
 


Plan de emergencia

 
En la misma línea, se dotarán los núcleos de poblaciones con más de 20.000 habitantes para que elaboren un plan de emergencia ante la sequía. En cuanto a la sequía agraria el consejero espera que el viernes, en la tercera reunión de la comisión de seguimiento técnica creada por esta situación, se espera acordar y concretar con los sector las ayudas en la compra de comida y semillas para el ganado. Es necesario, dijo Vicente Vidal "hacer frente a la crisis del agua y adoptar medidas entre todos".
 
En este sentido ha pedido hacer "un esfuerzo mental de cambio de paradigma" y "situar las desaladoras como base del sistema para complementarlo con los recursos naturales que hemos ahorrado durante el verano" y no al revés como se ha hecho hasta ahora, teniendo en cuenta que Mallorca se encuentra en prealerta por sequía e Ibiza ya lo está.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.caib.es


Política de cookies