El Instituto Aragonés del Agua utiliza el ICE PIGGING para llevar a cabo los trabajos de limpieza del abastecimiento de Boquiñeni tras la fuga de gasoil

El Instituto Aragonés del Agua utiliza el ICE PIGGING para llevar a cabo los trabajos de limpieza del abastecimiento de Boquiñeni tras la fuga de gasoil


27/05/2015

Abastecimiento
El Instituto Aragonés del Agua utiliza el ICE PIGGING para llevar a cabo los trabajos de limpieza del abastecimiento de Boquiñeni tras la fuga de gasoil
  • El IAA ha reparado los depósitos y la potabilizadora y ha limpiado tanto la red general de suministro como cada una de las tomas, domicilio por domicilio, mediante técnicas innovadoras de hielo picado y de agua caliente
  • Salud Pública realizará las analíticas finales para verificar que el agua es de nuevo apta para el consumo, para su comunicación definitiva al Ayuntamiento
 
El Instituto Aragonés del Agua (IAA) ha finalizado los trabajos de limpieza del abastecimiento de agua potable de Boquiñeni, afectado por la fuga de gasoil desde unos depósitos industriales abandonados, durante la crecida del Ebro.
 
El director del IAA, Alfredo Cajal, recuerda que “las labores han consistido en la reparación de los tres depósitos, la reconstrucción de la planta potabilizadora, la limpieza integral de la red general de distribución de agua potable y cada una de las tomas de todos los domicilios, casa por casa”. Salud Pública realizará las analíticas finales para verificar que el agua es de nuevo apta para el consumo, para su comunicación definitiva al Ayuntamiento de Boquiñeni. Durante los trabajos, el IAA ha realizado ya un centenar de analíticas, con resultados favorables.
 

Limpieza mediante Ice Pigging

 
Para la fase de limpieza de la red general, de unos 6 kilómetros de longitud, se utilizó un sistema pionero, conocido como Ice Pigging desarrollado por la empresa AQUALOGY, consistente en inyectar hielo picado y sal en la red. Este producto produce un efecto desincrustante muy superior al de los drenajes con agua u otros sistemas convencionales. El gasoil, junto con otras sustancias y suciedad, es arrastrado al pasar una gran columna de hielo por la propia red, eliminando estas sustancias por los desagües habilitados al efecto. “Es un método rápido, efectivo y respetuoso con el medio ambiente, sin ningún componente químico”, tal como explica Alfredo Cajal. Para la exhaustiva limpieza domiciliaria, se ha aplicado agua caliente que por temperatura y fuerza de arrastre, también elimina los hidrocarburos.
 
La  limpieza de los depósitos se llevó a cabo aplicando agua a las paredes con una presión de 2.000 kilogramos por centímetros cuadrado, lo que permite el decapado interior rompiendo los poros donde se alojaba el gasóleo, y posteriormente se ha aplicado un nuevo recubrimiento de impermeabilización con lamina de PVC sanitaria.
 
El gasoil que afectó a la red municipal de abastecimiento de Boquiñeni empezó a salir a la superficie de los depósitos de una fábrica de piensos abandonada, a apenas 20 metros de la planta potabilizadora de esta población. Una vez que el gasoil salió a la superficie, la corriente de agua lo trasladó hasta los depósitos de la planta potabilizadora, y de ahí paso a la red.
 
Durante el tiempo que ha durado la operación de limpieza, los vecinos de Boquiñeni se han podido abastecer a través de los depósitos provisionales de agua potable, que colocó la empresa pública SARGA.
 

Publicidad

Deja tu comentario

Comentarios Publicar comentario

No hay comentarios publicados hasta la fecha.

Fuente www.aragon.es


Política de cookies